Semana del 23 al 29 de abril

Semana de inversiones en uno mismo, sabiendo que hay necesidades extras que abordar. La culpabilidad será la compañera y caminará como una sombra, provocando esas restricciones mentales que paralizan y te llevan a hacer cosas que en definitiva no quieres. Es una semana donde evalúas tu realidad y cómo te vinculas a los demás, descubriendo que no quieres estar con determinadas personas o no quieres hacer una labor, pero el compromiso levantado es tan alto que ya es tarde para arrepentirse. Por lo mismo, semana donde es posible que dejes las cosas sin terminar, no cumplas con los estándares de calidad esperados y que acuses al olvido y a otras cosas lo que se debe entregar a tiempo. Y claro, la culpa aparece, avergonzándote totalmente. Libérate de esos estados de obligación y recuerda que todo fue fundado en nombre del beneficio, así que la motivación nace de ti, siempre después del agrado. Por lo tanto, no significa que la pereza sea una señal de abandono de un proyecto o lejanía de una persona, sino que son contrariedades en tu interior que necesitan tu determinación.
Semana donde la culpa tiene alcances magistrales en la enseñanza de ser una buena persona, porque te han formado bien, y te han formado en un estado culposo, que sirvió para cultivar valores. Ahora tienes los valores, y necesitas abandonar la culpa porque ya obtuviste el sentido profundo. Esta semana ronda por tu cabeza el por qué tuviste que aprender valores que incluía el tener que ser cauto, modesto, sencillo y humilde malentendidamente. Semana donde es conveniente que vuelvas a definir “merecimiento” para que la sensación de prudencia no imite tu valor por lo que realizas, para que la cautela no te haga perder oportunidades, para que lo sencillo no te apague cuando tengas que brillar y que lo humilde no sea pobreza, porque nunca lo ha sido. La humildad también vive en el orgullo de tener, ser, desear y soñar. Aprendiste tantas cosas, que esta semana el sólo pensar en avanzar como mereces podría dar sentimientos de culpabilidad por dejar atrás a quienes te acompañaban. Sin culpa, esta semana destacas, sonríes, concretas, avanzas y sobretodo, ganas lo que mereces.
Semana para dudar sobre tus sentimientos. Pero la duda aparece porque tiritas con el sólo pensar que debes ser honesto, y que, probablemente, los demás tomen una posición compleja, juzgadora, triste o destructiva ante tus noticias emocionales, tus sentimientos sinceros y tu verdad por delante. Semana donde luchas con la decisión de decir la verdad, sabiendo que la culpa será un freno que tendrás que vencer para cumplir con tu propósito de transparencia. Esto no significa que sinceres tus impulsos, eso es otra cosa, porque los impulsos pertenecen a la ansiedad, y seguramente la tentación de realizarlos puede que sea más poderosa, y siempre llevan a improvisar y a veces a crear más trastornos que certezas. La culpa es incluso, una emoción que te invade al recordar algunos momentos donde actuaste desproporcionadamente, sin conciencia total o con ímpetus motivados por quién sabe qué. Sacúdete de todos esos recuerdos que solo crean encadenar tu actuar presente. Mereces sentirte libre de toda creencia para poder reescribirla, y de esa manera, ser más honesto con tus tiempos presentes y no tan leal con lo que te enseñaron, ya que la educación recibida cumplió su labor hasta que tu decides si seguir creyendo o no.
Semana para reflexiones sobre lo sórdido, lo prohibido, lo maquiavélico, lo sádico y lo inmaduro. Al pensarlo, expones tu visualización a la posibilidad de algo que sabes que es poco probable que suceda. Pero al hacerlo, exploras los límites de tu posibilidad perversa. Calma, no es más que la visita a las fronteras de tu honestidad como persona, y vivir el estado de ensoñación de lo contrario a lo que te caracteriza como bienhechor. Pero en estas fronteras descubres que tu “yo soñado” es capaz de realizar muchas atrocidades que te hacen sonreír. El universo es perfecto que permite hasta soñarlo. También permite a los villanos y malhechores cumplir con su propósito. Es una semana para confiar que estás en el camino del bienestar porque tus pensamientos concluyen qué es posible y qué no, que estás en el actuar con conciencia y que vives días espléndidos en armonía. La oposición fantasía-bienestar te enseña que, así como hay un mundo perverso, hay un mundo divino. Y uno existe por el otro, para crear un balance, para que elijas, para que resuelvas que, al ser tan santo, te limita y te niega culposamente las posibilidades, y al ser tan malvado, destruye lo armonioso, destruyendo este hermoso momento. Lo divino tiene sus sorpresas, y esta semana reflexionarás sobre lo insólito.

Semana del 16 al 22 de abril

Semana para estar disponible, porque en cada disposición, hay oportunidades únicas que aún se mantienen en forma oculta, y cuando las tocas, se abren como las flores delicadas, llenas de néctar, llenas de aromas. Y nada más oportuno que estar disponible a las formas que evolucionan, y te invitan a ser flexible y dinámico para el tiempo que entra, tiempo de ventajas, de luz, de claridad en el camino. Ya se cerraron maneras de ser -y con pruebas de fuego como diciéndote “aquí está tu costumbre, no me abandones”-, y pudiste ver que así no llegabas a ningún lado repitiendo patrones. La costumbre sirvió para avanzar entre creencias que otros te enseñaron. Hoy es momento de sonreír y dar la espalda a lo que ya no es propio. Y esta semana, se abren maneras nuevas en las relaciones, en los negocios, en las actividades, en la espiritualidad y en todo lo que moldee tu presente y futuro. Momento de estar ensimismado a lo que se te opone y a ofertas para salir de tu camino trazado. Nada dice que estás en lo correcto, sino que estás explorando con decisión y idea, tu sueño, tu tenacidad. Nada te desorienta, nada te saca de la meta, nada te perturba. A mano templada en tu imposición, avanzas a velocidades que ya merecías.
Semana para aprender a decir las cosas de otra manera. Comprendes que parte de tu claridad es comunicarte con precisión y descubres que con menos palabras puedes hacer sonreír a los demás. Hablar no es dar instrucciones. Enfatizar no es crear crisis. Sensibilizar no es narrar lo triste o victimoso. Hablar es un arte dedicado a los seres humanos que tenemos conciencia divina, y articulamos las palabras para dar belleza comprensiva de lo que soñamos y percibimos. Por eso, esta semana se ofrece como claridad en el entendimiento y la comunicación, lo que permitirá que puedas comprender con felicidad y a su vez, poder transmitir el entusiasmo sin más que lo exagere y sin menos que lo desprecie. Aprendes que hay una responsabilidad en ti en saber crear climas para comprender cada momento. Así, hasta la tristeza tiene comprensión amorosa.
Semana para dar y recibir afectos de forma abundante. Las señales de afecto son en cantidad y eso permite comprender que no estás en soledad. Nunca has estado, sólo que los astros estuvieron nublados hasta la semana pasada, y era preciso para que pudieras confiar en ti. Nadie podía ir en tu auxilio y tenías que ser responsable. Desde hoy, por un período de varias semanas, aparecen los afectos de verdad, de nuevos amigos, de nuevas situaciones, de nuevos momentos tan distintos que parecería que estuvieran aguardando para ti.
Semana para recorrer nuevos textos y nuevas verdades que complementan tu presente. Es que a veces avanzas muy ciego a los invisibles que te rodean. Ya has recibido las señales que permiten descubrir aspectos importantes y de consideración para las decisiones del mañana. Quiebra con el miedo de la manera más amorosa: aceptando que estás rodeado de toda una inmensidad que ha permitido que estés presente, y que nada dejará que cortes esa creatividad y curiosidad para aprender de lo divino que hay en ti. Lo divino es eso que suspiras y sientes vivo, en plenitud o en dulce alerta, como despertando un trozo dormido -tal vez por un tiempo, tal vez por eternidades-, y es hoy cuando aparece el momento de entender que hay más.
Semana para celebrar por adelantado, para avanzar dando saltitos de felicidad, sonriendo o estando en total comprensión de lo sensible que tiene los tiempos de hoy, que a veces en forma de misterio o dolor, te ofrece ese “algo más” que entusiasma, a pesar de las noticias, de las guerras, de la desinformación, del robo y el desastre desorganizado… hasta las gotas de caos tienen un lenguaje que te lleva a comprender que hay más, y que la muerte no derrota, sino que transforma.

Semana del 9 al 15 de abril

Semana de encontrar las llaves y las claves para dominar a la bestia que vive dentro de ti. Es una semana más sosegada, y a su vez más psicológica, porque los monstruos con los que luchabas no eran tan grandes como parecían. Se libera tu libertad. Ahora puedes elegir ser quien quieres ser. Estás en la semana donde peleas con tu sombra, y el combate parece que lo tienes ganado si sabes reírte del verdadero enemigo: tu mismo. La risa, la inocencia y el gozo hacen que puedas mantenerte en equilibrio, pues sólo de ti dependes, y ya sabes que al depender de otros, el equilibrio juega a favor de quien le debes favores o de quien te los debe. Deja de creer que el conflicto es la base de la felicidad, porque es sólo el entendimiento de no haber aprendido nada acerca del bienestar y el buen vivir. Pero puedes sentir temor y un estado inconfortable. Son los síntomas de la terquedad y los deseos reprimidos dentro de ti; y a su vez, esa versión obsesiva de querer resistir e insistir en lo que aprendiste como seguridad y comportamiento lógico. Vives la última semana de Mercurio Retrógrado, y acá se define qué es lo que quieres que continúe el resto del año. Dominarás cada materia de tu sentir y podrás respirar al saber que no era necesario que los demás cambien su actuar, sino que eras tu quien tenía que dar el primer paso.
La madurez de estos días hace entender que has crecido, y que estos procesos y tránsitos que aparecen en la estrategia sideral de las estrellas, son las lecciones de tu madurez, y será la fuerza de las generaciones más jóvenes que sólo aprenden de ti. Ellos ven que has sabido crecer y comprender a tus demonios, porque ahora ves el todo con conciencia, bondad, sentimientos y honestidad emocional. Los más jóvenes son cada vez más emocionales, porque responden al llamado de la era, esa de las sensaciones y las vocaciones del corazón. En la antigua era de la razón, dominaba la guerra y otras pestes, y cuando el conflicto era evidente, el miedo te entrenó en las razones para sobrevivir, cosa que hoy es sólo encontrar la manera de tener acceso. Hoy las soluciones se llaman acceso, posibilidades y ganas de aprender. Y si tus hijos o tus aliados no se motivan como tu quieres, es tal vez porque pelean con tus instrucciones y tus expectativas llenas de razones poco convenientes, en vez de entusiasmarlos con un sueño común lleno de bondad. Entender que puedes enseñar con sonrisas, y evitar ese rostro de malhumor para dar a entender que es serio el problema. No hay problemas serios, hay desafíos motivantes que con sonrisas y sueños se encuentran las formas o a veces no, pero vale la pena intentar.
Se acerca el momento en que los aliados y colaboradores renuevan lealtad y obediencia a tus planes. Y tu también, renovarás lealtad a quien te ha encomendado algo, e incluso a ti mismo, y con esto esperas no sabotear los pasos que te has propuesto. Será un momento decisivo que se inicia esta semana y concluye a finales de abril. Aquí se definen tus asuntos en torno a la actividad y la abundancia. En caso de crisis, sobrevive el que se adapta y tiene capacidad de esperar los momentos exactos. También, el que es capaz de comprender que el otro puede tener mejores ideas, y que ahora tu estás al servicio del otro como acto colaborativo. Sin embargo, el engaño no servirá de mucho, porque mientras más disimulas tu enfado, fastidio, desavenencia o descortesía, más te estancas, porque no emites la confianza en momentos donde tus autoridades, tus colaboradores o tus aliados, eligen más por sensaciones que por razones.
La realidad te abruma por momentos y hace que tu amor y sentir por quien amas se vuelva irritante, porque te distrae lo que imaginas o dialogas por dentro. El amor fracasa por estos días cuando continúas con el eterno divagar de tus decisiones que no se deciden. No tienes que decidir ahora, sino que es momento de sentir agrado y amor por doquier -en todos sus formatos-, para que en medio de ese gozo delicioso aparezcan las señales luminosas que se convertirán en decisiones. Lo importante se decide distraídamente de lo importante, porque las razones luminosas (que se vuelven guías en la creatividad), sólo son producto de la fricción amorosa y placentera de los momentos amorosos. Deja de creer que amor y actividad, ser y hacer, están separados. Sólo te aviso que hoy en día las razones son emociones más que lógicas, pues los cálculos están haciendo su trabajo en todas las máquinas que están a tu servicio, dejando espacio al ocio y al campo emocional a explayarse en toda su magnitud. Incluso, ya comienzas a sentir que quien tiene un buen desempeño en variados campos de la vida, sólo puede hacerlo cuando emocionalmente ha encontrado un equilibrio. El frustrado y el miedoso, el angustiado y el rabioso, sólo tienen buen comienzo, pero a mitad de camino, falta la energía del agrado que es la base de todo emprendimiento, fracasando, desobedeciendo o abandonando lo propuesto.
Semana para crear juegos o cosas producto de tu talento. Aprendes que respirar en silencio mientras estás concentrado en la elaboración de lo que te fascina, o practicando lo que te parece alentador. De esta manera, meditas de otra manera. Meditar es respirar, y al estar respirando de una manera motivada, inspiras el aire divino a tu interior, para exhalar devolviendo el aliento de tu corazón. Semana para dedicarse a eso que te fascina, te deslumbra y te motiva. Y no es más que el potencial divino que está a tu servicio. Semana para darte, que luego te darás de otra manera, creando una cadena de intercambios… la base de toda comunidad que danza en las mareas divinas que están en cada rincón de tu alrededor.

Semana del 2 al 8 de abril

Semana donde las emociones se tornan difíciles de controlar y estás muy emocional ante situaciones que debieras poner orden a las ideas y criterios. Semana que has elegido para explotar, huir o no tener freno ante quien te ha fastidiado o te ha colmado la paciencia. Semana donde todo aquel que traiga conflictos, conocerá tu cólera, tu tormento, y al final, tu frustración llena de ideas que no sucedieron, emociones que no se vivieron y logros que no se disfrutan. Es que cada cosa tiene un sentido propio, y cada persona tiene su afán. Vives tiempos donde la divinidad cree que debes aprender algunos detalles antes de encontrarte con el verdadero sentido del triunfo. Porque triunfar no es obtener. Triunfar es gozar el aprendizaje que da conocimiento o sentido de vivencia plena, para ahora, vivir elevados en otro nivel de sonrisas. Y desde ese lugar, contemplar que todo esfuerzo tiene su gozo y que en cada consagración hubo una decisión: si continuar al lugar de regreso, o insistir en lo desconocido de la siguiente estación.

pronosticos

Puedes tener tus Pronósticos Individuales para tener una semana única. Para obtener, click aquí.

Vives días donde tendrás que aprender a gobernarte. Y el gobierno de tu conciencia pide al pueblo soberano manejo y prudencia en cada acto y en cada palabra. Días donde podrás detener muchas furias y desenfrenos perdidos en la ambición de asuntos que hoy no te pertenecen. Son días donde la mano derecha hará la fuerza para sostener el cuerpo mientas tu mano izquierda saluda amorosamente a los nuevos tiempos. Gobernarse es tener poder para aflorar los sentimientos que los que te rodean necesitan de ti, y a su vez, tener el temple para no descoordinar la paz que mereces para seguir en la búsqueda del sentido profundo de lo que vives. Porque al final, gobernar es eso: tener un criterio para crear bienestar, a cambio de que el todo gobernado haga su parte de armonía para el bienestar social. Los gobiernos en su sentido original, viven para conducir destinos beneficiosos y no ambiciones personales que llevan a la destrucción y a la construcción de valores de conveniencia. Asombra cómo has perdido la razón de gobernarte, y hoy es lo que se te pide para tener control sobre ti. Que no te ocurra el caos en estos días, que no te dejes llevar por falsos brillos o falsos valores que dan calma en el presente pero mucha sed en el mañana. No te arrastres sobre mentiras que te has contado en tu corazón y que los ojos no han visto con certeza en medio de la niebla. Que no te pierdas en el abandono de tus sueños que tuviste para iniciar tu vida, y con inocencia, regalaste ese mundo armónico por unas ambiciones que sólo llenan de orgullo a quien te las impuso. Es el momento de gobernarse para retomar el camino hacia lo propio, en paz, en orden, en calma y en temple. Posiblemente mordiéndose la lengua y cediendo admiración propia para admirar el asombro del otro. Ahora a gobernarse desde la conciencia del bienestar personal y social, porque eres agente de armonía, y tu papel en la creación es ser un promotor de buenaventura. Algún día serás leyenda, de esas que sólo conocen los que aprendieron de tus errores. Y confiados en la historia, podrán tomar más y más lecciones que tu vida caminó.
Semana para obtener esas llaves que abrirán puertas. Son días donde trabajas para las claves del mañana. Has quedado en soledad. Has quedado cansado de tanto caminar. Has confundido el paso con el camino y todo se ha vuelto más largo de lo calculado. Y sin desanimarte al decirte que viene más y más, es momento de hacer sólo lo que te de la gana y postergar las decisiones que dan pereza. Algún día serán alarma y será el momento de abordarlas. Ahora a sacar la cabeza de la bruma y ver que hay mañanas junto a quienes te aman, junto a los que amas, junto a los nuevos se que unirán al camino, ya lejanos de los que estuvieron, y ahora, propio de sentido de emprender, sin tener que esperar el apoyo del que va a tu lado, sino seguir el deslumbre de tu sentido. Allí descubres lo más divino de todo: que todo lo sagrado -la divinidad, lo mágico de lo eterno- no son seres ni paraísos descritos, sino que son voluntades que aparecen dentro de nosotros y nos mueven sin sentido. Eso es lo más relevante de esta semana: comprende que te mueve una fuerza y que va más allá de ti mismo… eso es lo divino, eso es lo sagrado, eso es lo que te regala la eternidad para entrar en su gloria, sin resistencias, sin negaciones, sin torpezas que marcan tu terquedad de sólo creer que tu soledad es lo único que te planta en esta tierra. Algún día suspirarás de paz al verte rodeado de luz eterna, de verte en medio de todo lo que te animó, de verte en medio de fuerzas tan hermosas que dan ganas de danzar de aquí hasta la siguiente eternidad.

Semana del 26 de marzo al 1 de abril

Semana para arriesgar con ganas lo que te parece apático. Semana donde la rutina y lo que te parece estable, se vuelve aburrido y tradicional sin ofrecer novedades. No puedes vivir sin noticias, y para ello, arriesgar en pequeños desafíos hace que quiebres toda manera de intentar enfurecer por ser estático ante la vida. Días de descanso que no ofrecen mayor novedad, porque las novedades espontáneas están guardadas para unas semanas más. Por ello, arriesgar es la manera de entender que las cosas se fabrican desde tus ganas y tus desenfrenos, pues quien no arriesga, no gana.

pronosticos

Puedes tener tus Pronósticos Individuales para tener una semana única. Pídelos aquí

Semana de atención, donde los sentimientos de rutina crean conflictos innecesarios. Cuidado con explorar supuestos o posibilidades que hacen de tu relación un caos. Entiendes que la paz no viene después del conflicto, sino que se fabrica con innovación, planes y pequeños proyectos que entusiasman. Y tal vez, momento de decidir si la familia aumenta o si un cambio de casa es posible. Semana donde el otro comparte sus dilemas, pero no es para que tu des solución, sino para que sepas qué acontece en el otro. Guarda silencio en los enredados tormentos de quien te ama, pues te puedes enamorar más si ves cómo los enfrenta con madurez, sin tu ayuda o colaboración, y te desenamora si hace lo que le dices. Deja de dar consejos a quien ya sabe qué hacer y decir.
Semana de finanzas lentas porque no has querido cambiar la manera de obtener más utilidades. Esperas esa oportunidad y ese viento de suerte. El universo ya no provee al debilitado, sino que provee a quien busca maneras más creativas y divertidas de generar ingresos. El trabajo rutinario no es la fuente de riqueza, sino la creatividad que va dentro de ti. Y es momento de comenzar sin saber cómo ni dónde. Sólo comienza. Vive lo que te gusta y sólo hazlo para divertirte en una cantidad donde puedas ofrecer lo que adoras. Las personas no compran productos necesariamente, sino compran el ánimo de quien lo fabrica.
Semana donde la familia se une de otra manera. La distancia los determina y hace que cada cual tenga sus planes para dónde supuestamente tendría que estar junta. La unidad familiar toma otra definición y adopta formas de comunicación que da la sensación de estar cerca de los otros. Y quien espera la reunión o la celebración de estar juntos, tendrá que conformarse con algo más mínimo. El aburrimiento reina por los clanes, y algunos se alejan para encontrar otras maneras de ver desafíos personales que llenen su corazón.
El desafío hace de las suyas y se vuelve la clave para revertir ese tedio personal que invade. También, crea la chispa para dar paso a iniciativas que antes no había fuerza para el atrevimiento; o da la sensación que es el momento de emprender valentías para quebrar lo establecido. Sin revoluciones ni guerras innecesarias, el desafiarse se vuelve una clave para dar sentido a la vida, y debería volverse un deporte o un juego entretenido para comprender cómo será el futuro de quien camina a paso firme. Porque la firmeza ya no es lo conocido, sino las fronteras que aún no has cruzado. Nada más apasionante que lo desconocido para comprender que eres capaz de mucho.

Pronósticos de la semana Individuales

pronosticos
Ahora puedes tener, todos los lunes en tu smartphone o email, un audio especialmente grabado para ti, donde se describe el clima astrológico y energético que vives, el tuyo, personalizado. Semanas más certeras y precisas para el momento que vives con la información que necesitas y tomar las decisiones que involucran tus sensaciones, sentimientos, economía y prosperidades, la familia y el mundo espiritual.
Suscríbete por sólo $24 (veinticuatro dólares) por cuatro entregas mensuales.
Tu ámbito y tu entorno, tu economía, tus sentimientos, tu familia y tu mundo espiritual ahora revelado para ti. Sólo escríbeme a farayaurquiza@gmail.com para coordinar la suscripción.