Semana del 13 al 19 de agosto

Semana donde te enfrentas a tu conciencia. Semana donde habla la voz interior con esa fuerza de poder oculto que vive dentro de ti. Ese que te pregunta si has hecho bien, si has pensado en paz y si tienes buenos sentimientos. Y allí, en medio del examen de conciencia, descubres que caminas por algo tan desconocido, tan nuevo y tan lleno de acertijos que puede que te asustes. Y en medio de todo esto, comprendes que si tus respuestas al poder oculto son del bienhechor, del que ha actuado bien y pensado en paz, sabrás que llevas tiempo en este nuevo camino, y que ya no podrás volver atrás.
Semana donde te asustas porque no reconoces mucho las novedades de tu corazón. Te asusta la abundancia lograda, los límites alcanzados, las fortalezas obtenidas, y sobretodo, la distancia del malhechor, del malintencionado y perturbador que alguna vez fuiste. Y si aún quedan algunos brotes del manipulador que quiere que todos hagan, piensen y sientan como tu, los días están perfectos para sentir que fracasas en tu intención hacia los demás, porque a quien realmente debes gobernar es a ti mismo. Entre otras cosas, es la semana para poner la fuerza en ti y no en el actuar del otro, creando por una parte, una decepción y a su vez un alivio. Del mismo modo, una semana espléndida donde comprendes que la abundancia está de tu lado y a pesar de todo lo que se opone u obstruye tu fluir, es tu inteligencia y tu ánimo a sobreponerte lo que instala la fuerza que trae fortunas. La voz interna te dice otra vez “depende de ti”.
Semana donde luchas contra el cansancio y el sueño perezoso. Agota tener que enfrentarte a las dificultades. Pero comprendes que también es la manera dramática de evaluar los detalles que te rodean. Todo tiene dos lados y prefieres el pesimismo por costumbre del pasado. Todo es mental y tu escribes el guion de este presente. Te recomiendo sostener la alegría y elegir tus batallas, elegir tus desafíos, tus contrincantes y tus aliados, para hacer que las pequeñas victorias adelanten la rapidez de los triunfos, y sobretodo, sentir que la suma de detalles construyen tu estado feliz del momento presente, que lejos de ser opacado, brillas en la oscuridad de los sucesos.
Momento de emprender un par de proyectos con mucha fuerza. Creas algo de revolución con tus ideas y descubres que esa voz interior también sirve para impulsar estados intuitivos. Eres tu quien conduce tu vehemencia y extiendes tus fronteras. Eres tu el responsable del presente y concluyes que has elegido lo que vives porque has soñado, deseado o temido lo que está próximo a ti. Se te acercan quienes creíste que podrían ser amistades y sólo son quienes se asemejan a ti en cualidades de todo tipo en algún momento determinado. Y sin estar solo (porque en verdad estás muy bien acompañado), el ímpetu del presente te obliga a sacudir tu entorno para limpiar todo aquello que se ha posado como parásito de tu energía, tus ideas, tu optimismo y cuánta cosa tienes de valor, para tomar la mano de tus aliados y cruzar las frágiles barreras de las limitancias, porque si hay una fantasía en estos días es que las murallas son resistentes. Estos días vences montañas, gigantes, monstruos, lestrigones y cíclopes para comprender que sólo son molinos de viento que se han disfrazado de tus miedos. Nada es temeroso, nada es definitivo, sino que todo se vuelve el optimista comienzo que sólo tu puedes ver, luego de retirar la venda de tus ojos.
Semana de recuperación de la fe en ti mismo. Semana donde comienzas otra vez, pero desde ti, desde el sentido interno, desde la oración y la letanía que te devuelve el creer. Semana para comprender que ya ha pasado tiempo y ahora gritas tu consigna, tu propósito, tu manera y tu esencia para inspiración y beneficio de ti y luego de los que puedan tomar tu visión y fortaleza. Porque a quienes quisiste ayudar sólo te cargaron de sus dolores esperando que puedas hacer por ellos lo que ellos nunca se atrevieron a hacer por ellos mismos. Ahora cada cual con lo suyo. Y comienza con la declaración intuitiva de esa voz interior que te dice: ya eres feliz, ya tienes todo para emprender, ya sabes demasiado para seguir creyendo que te falta, ya eres el gigante que merece asumir su lugar. Pero cuidado con ordenar la vida de los demás, cuidado con querer someter a todo quien puede competir contigo, cuidado con dar instrucciones de cómo tienen que elegir lo que te rodean, cuidado con disponer de la vida de los otros, porque allí quedarás preso en el bosque de las desgracias, separándote de los que lideran sus esperanzas de los que administran causas ajenas. Es tiempo de liderar e inspirar, y no de gobernar y castigar.

Semana del 6 al 12 de agosto

Semana donde pides que se abra el cielo. Con clamor y devoción lleno de sentimientos, esperas que llueva esa bendición que oriente tus visiones, tus pasos y tus sentimientos. Que se abra el cielo, y aparecerán frente a ti las puertas con guirnaldas y pompas de comparsa que invitan a cambiar el ritmo. Y te obligas a abrirlas con esperanza y aparecen frente a tus ojos esas bandejas llenas de posibilidades, frutos de bondad y trabajos con brillos incipientes que se volverán diamantes y esmeraldas. Pero el cielo te pide una sola cosa: voluntad para saber caminar en medio de tanta generosidad, pues es el momento que demuestres que has aprendido a vivir en el merecimiento, o que simplemente dejarás que pase otra vez las oportunidades por tu lado, esperando que alguien las haga por ti. La voluntad es personal y comienza por uno. Ya nadie hará por ti lo que tu tienes que hacer, especialmente en la transformación de las actividades y los trabajos, donde aún crees que el sacrificio y lo complejo son el camino para el progreso.
Semana donde en un medio eclipse solar, se abre la entreluz del otro lado de una puerta y se asoman los dibujos de lo que es posible: todo es más simple, con breves definiciones y libre de sufrimiento. Semana donde orar por los milagros te exige hacer algo por ellos, y donde ahora, con la señal inequívoca de que es posible, corresponde que tomes todas las fuerzas para instalar tu presencia en lo que se llena de valor. Semana donde es posible que tengas que esforzarte para alcanzar el ritmo de un nuevo entendimiento, porque tus actividades toman una velocidad que te exige atención y presencia, te exigen claridad y simpleza, y es lo que el cielo te dará si tu tomas la iniciativa. Confía a ciegas que es posible. Confía en que te has entrenado bien y que ya tienes las herramientas suficientes. A veces faltan detalles que tendrás que inventar, y allí está el talento, el ser capaz de encontrar puertas por donde nadie imaginaba que existían.
Semana donde entiendes que la voluntad no es necesariamente muscular. La voluntad es espiritual y recorre tu cuerpo como una energía que te conecta con eso que debes alcanzar, y que más allá de ser un objetivo, es una necesidad de sentir la satisfacción de moverse por lo que crees, por lo que te realiza o por lo que te da satisfacción. Es un momento donde la voluntad se apodera de ti y crea ese movimiento inicial. Habrá recompensa en forma de realización y de inicio a tus nuevos proyectos, tus nuevos caminos, tus nuevas actividades, y sobretodo, tus nuevas creencias. Pero teme al gran obstáculo de la pereza, teme al cansancio por adelantado. Teme a quien te desalienta o te subestima. Teme creer que no alcanzas o que no tienes capacidad. La tienes, y esta semana se pone a prueba la creencia de tu corazón. Nada es imposible, nada es inalcanzable. Llegarás donde te propongas en la libertad de saber que eso te pertenece. Pero pone atención: aquello que se vuelve objetivo debe tener la voluntad de acercarse a ti, porque a veces quieres quebrar la razón o el sentir de otro con tal de satisfacer tu creer y tu sentir, y comprendes que amar y ser amado no es sinónimo que acontezca lo que quieres, sino lo que se permite.
Semana para descubrir que la espiritualidad está más viva que nunca, y que se manifiesta en tu voluntad a creer y creerte en este presente con la viveza de lo sutil y lo profundo, porque lo divino sólo puede vivir dentro de ti y hace que la realización comience con tu suspiro, tu sueño y tu voluntad. Nada ni nadie te quita tu creer y tu sentir. Nada ni nadie puede decirte qué creer, ni menos convertirte en su esclavo para salvarte. Hoy más que nunca, descubres que nadie te salvará si tu no inicias el primer paso, pues si de sanación o de transformación se trata, no existe medicamento ni curandero que te libere con un toque mágico de tus males, porque para sanar y para transformar tu vida sólo necesitas, como primer paso, creer que es posible. Y posiblemente tengas que contar tu vida de otra manera, tengas que buscar otras maneras, tengas que cambiar la impresión de los hechos, y sobretodo, tengas que creer que es posible nuevos asuntos, porque para todos está permitido el transformarse, transformarse en lo que tus sueños aspiran, en lo que tus sueños dibujan y lo que tus sueños te indican hoy que es posible, porque te atreves a cruzar las puertas de lo horroroso para iluminar con olvido o anécdota las joyas que te rodean.

Semana del 30 de julio al 5 de agosto

Semana de un despertar distinto, como si un sueño revelador te explicara detalles que aún no comprendes de tu presente, y encaja perfectamente con la explicación de las omisiones que sueles realizar. Semana donde esa atención que extrañabas, se apodera de ti con todo sigilo y toma control de tu astucia en los emprendimientos, en las propuestas de valor, en los sentimientos y sobretodo, en lo que a conveniencia corresponde. Porque de convenir son los tiempos de la semana, y para ello, te ausentas de los desfavorable, te alejas de lo perturbante y silencias todo aquello que te ha molestado por tiempo.
Semana para comprender que el valor personal radica en esa capacidad de transformar lo que tienes en tus manos por algo que a otro le da valor incalculable. Y mejor aún, saber que en el presente, muchos de tus talentos dormidos florecen como versos alegres al momento de decirle a los demás las gracias que te causa crear, formar o incentivar aquello que se acerca a tus sueños. Todo esto, hace de esta semana propicia para iniciar con fuerza, coraje y sobretodo histrionismo lo que mejor sabes hacer. Trae valor todo aquello que se dice con sinceridad y se ofrece con sentido de tesoro, pues todo lo que fabrican tus manos y tus ideas, comienza a ser parte de lo que te dará sentimiento de realización. Pero claro, aquello te aleja de lo que te has especializado años atrás, y te dispone a un nuevo plan que varía lo que tercamente insistes en instalar porque te has preparado para una cosa, pero tus sentidos de prosperidad apuntan a otros mapas. No niegues lo posible, y más bien, renuncia a lo que no florece.
Semana para reconocer los sentimientos que te rodean. En especial aquellos que están llenos de sinceridad y bondad, como también los que están teñidos de envidias y traición. Despierta ese radar interno que te advierte con intuiciones lo que te hará feliz de lo que te lleva a la perdición. Hay quienes quieren tu paz, tu bonanza, tu manera y tu claridad. Sabrás reconocer a los ladrones energéticos por la torpeza de sus explicaciones y su perdida mirada. Nada más valioso que las buenas advertencias y saber que hay frutos a buen recaudo cerca de tu vida. Ahora falta tu parte, tu placentero esfuerzo, tu obligación y tu cierre que aleja de la procastinación y sobretodo, te aleja de la actitud mendiga de que los demás deben resolver tus asuntos. Es una semana para resolverlos por ti mismo, y tomar conciencia que nada ni nadie hará lo que tu tienes que hacer.
Semana para entender que estamos cerca de esas nuevas amistades que se deslumbran con las maravillas de tus creencias. Haces nuevos amigos o te alegras al confirmar que quienes están más próximos son los infinitos amigos que se ofrecen con total honestidad y entrega. Porque la amistad no es asunto de declaraciones, sino de manifestaciones. En rigor, no necesitas nada de ellos ni ellos de tí. La amistad es sensación y no necesidad. Y no te compran con cristales, brillosos espejos o conveniencias, sino con corazones limpios que no traman ocultos laberintos. En cada amistad hay un ángel que te acompaña, y por dificultoso que sea el presente, los amigos admiran tu capacidad de entusiasmo y no tu capacidad de necesitar. Los que te rodean se han cansado de tus lamentos y tus historias. Ahora quieren ver cómo caminas, cómo renaces, cómo tomas el fuego tenaz de tus bríos que enseñan al mundo tu fuerza. Y al igual que la divinidad que te rodea, no necesita decirte qué y cómo debes hacer cada asunto, sino que espera que te ilumines por tu cuenta, como las luciérnagas que brillan ante el canto del nocturno amor. Y esa luz, será el farol del obligado camino al amanecer que sólo atraviesan los que desafían a la duda, porque si hay una verdad absoluta y clara es, que lo correcto, lo cercano y lo divino es lo que cree tu corazón y no lo que dicen las lecciones de tus gurús, pues muchas veces concluirás que tu reino no es de algunos libros.

Semana del 23 al 29 de julio

Semana donde llega lo flexible, lo frágil, lo dinámico y lo menor, para dar una lección a lo firme, lo rotundo y lo determinante en tu vida. Llegan entonces acontecimientos que son de transición, de viaje, de adecuación entre lo que corresponde a un momento que ya no te pertenece vivir o ya no te agrada, por otra circunstancia que se torna conveniente y elegante para tus aspiraciones. Semana donde, a medida que se acerque el eclipse del día 27 de julio, irás comprendiendo que es la terquedad de insistir en lo que ya no se transformó en elementos a tu favor lo que hizo que tengas la sensación de derrota, y que sólo queda fluir con la marea de energía que te lleva a la otra rivera del río de la vida. Pero eso sí, elige cruzarlo por el puente, con toda tu elegancia y pleitesía de saber que el paisaje es hermoso. Cuando miras a tu alrededor, te das cuenta que nada es fatal ni catastrófico, sino de renovación y bendición hacia un destino que se abre positivamente a tus aspiraciones y ambiciones, especialmente de esas donde no participa nadie más que tu, y que hace que sientas que la divinidad autoriza la vivencia de tus sueños, o lo que tu mente haya fabricado para este futuro inmediato, porque espero que hayas soñado bien.
Semana donde las ganancias son de sorpresas. Llegan los objetos de valor, los regalos y los detalles a florecer tu abundancia. A veces en forma de dinero, cobranzas por adelantado u obsequios que harán más luminoso tu transición. A su vez, semana donde dan ganas de sorprender a los demás con regalos del corazón. Entre hacer la guerra y la humorada, mejor con humor para que cada proceso de los que te rodean sea más dulce y los conduzca a sus luminosos pensamientos. En verdad deseo que sea así, pero conozco a quienes eligen sus fantasmas, sus tormentos y sus terquedades con la intención de que no los abandonen porque se hace difícil vivir aliviados, en paz y con profundo optimismo, como si traicionaran su ser al superar el pasado. O peor aún, conozco a quienes sólo conocen la paz después del conflicto, y sólo necesitan armar laberintos para desafiar a los demás con tal de que cuando haya tranquilidad, puedan disfrutarlo. En verdad, deseo que esta Luna eclipsada del viernes permita de una vez soltar esos pesos llevados en prácticas y creencias que sólo atormentan, porque quien tiene esa práctica no se imagina el daño que crea en los que están a su lado. Nadie se sacrificará por nadie, y no vaya a ser cosa que a quien fastidias se vaya para siempre, y espero que no te expliques que la responsabilidad está en el otro, sin ver tu grandiosa tradición de malestar que espanta a todos los que han intentado tocar tu corazón.
Semana donde cada uno florece en si mismo, y los sentimientos se disfrutan en forma personal para que brote el fruto que espera en tu asombroso renacer. Porque es una semana leve y frágil, y eso significa que todo está dispuesto para caminar en silencio, para ordenar los detalles, para remediar lo simple y abordar lo periférico, pero en silencio y en forma individual. La suma de todos estos detalles harán un gran tesoro para el fin de semana. Semana de que el sagrado acto de dedicarse a uno se recompense con los asombros de la próxima semana. Incluso, puedes remediar tu estrés con descanso, tu dolencia con pausa, tus finanzas con organización del valor, porque al comenzar por ti, descubres que no necesitas ser auxiliado por nadie, pues depende de ti.
Semana donde te encuentras contigo mismo y en ese encuentro se revelan asombrosamente detalles que vienen viajando de otros planos. Encuentras señales como si te hablaran las almas de quienes te aman. Señales, mensajes, frases, objetos, signos y un cuánto hay que se expresa para ti. Nada tiene que ver con un consejo o una instrucción, sino que son pistas que confirman las decisiones de tu corazón. Lo divino ha encontrado esta manera de hablar contigo, ya que aún no comprendes que lo divino no tiene idioma, sino sensaciones. Te has rodeado de símbolos que toman sentido estos días como si caminaras sobre un piano de intuiciones, y en vez de sonidos, son imágenes, olores, sensaciones que a veces asustan, pero no es más que confirmaciones que hay un invisible detrás de lo visible, que sólo ve con ojos de ternura, siente con abrazos de brisas y habla con locuras al azar. Todo para que en el descanso, la pausa, el retiro o el silencio, juntes las piezas con intuitiva intención, para armar el mapa del presente que grita y confirma que nada es fatal, porque eres eterno de otra forma, y aunque tengas que lamentar una parte, comprendes que tienes que agradecer la otra para entender que vienen tiempos duales, tiempos reveladores, tiempos que has soñado, y si eso cabe en tu sueño, cabe en tu intención de realizar lo que llega en las próximas semanas… y deseo que hayas soñado bien.

Semana del 16 al 22 de julio

Semana donde ya no hay marcha atrás, y sólo respirar para saber que estamos bien, porque después del gran eclipse sucedido la semana anterior, más la luna llena con eclipse total de una semana más, terminan, detienen o permiten eventos que son importantes que sucedan, algunos satisfactorios porque nos regalan la novedad, también algunos tristes porque quieres que lo que amas siempre esté contigo, o aquellos objetos que te pertenecían ahora son de otra parte, pero que de alguna manera, estos sucesos y estas personas que han quedado atrapadas en el laberinto de la magia de la vida conduciéndolos a otros lugares o niveles, han dado paso a lo que hoy tu vives, nada habría sido posible sin eso. Es una semana compleja porque requerirá mucho estudio y concentración, ya que han entrado nuevas condiciones, nueva información, o nuevas maneras que te obligan a estar dispuesto a adaptarte con facilidad. Semana donde lo complejo aparece en toda su magnitud sólo porque necesitas aprender a mirar más variables o ser capaz de aportar simplicidad a lo que se ha vuelto un caos.
Semana donde la realidad se presenta tal cual es, y define en blanco y negro los sucesos que deberán ocurrir para que tu ambición o sueños sean posible. Y con mucha liviandad y entretención, tendrás que inventar, desarrollar o crear maneras nunca probadas para estar a la altura de los desafíos. Y simplemente, la creatividad otra vez se pone a disposición para ser capaces de esperar más de ti. Es imposible que te digan qué hacer o qué decidir, pues esta semana corresponde que seas propio y decisivo en materias de dinero, actividades y organizaciones. Semana donde te sentirás muy orgulloso durante el próximo fin de semana porque verás la construcción de algo que se sentía como difícil y has puesto el orden y creatividad que necesitaba tu acción y tu avanzar. Tendrás que celebrar para sellar el pacto con la nueva energía.
Semana también donde la espontaneidad, la casualidad o la torpeza permiten manifestar los sentimientos reales de lo que ocurre en tu vida y con respecto a los sentimientos familiares. Es una semana donde tu idea de familia se reorganiza debido a que, la manera como caminas, está basado en la idea de tener que agradar o por el sólo hecho de ser obediente y pertenecer a un clan, postergando o negando lo que realmente tienes que decidir por ti y para ti. Comprendes que las creencias que te gobiernan sólo te atrapan en una manera que no te permite vivir plenamente, y es cuando hay una rebelión sentimental que reordena tu manera de madurar. La familia no deja de ser lo que es para ti. Está y seguirá estando. Pero, lo que si tiene relevancia es que las distancias permiten crear y creer nuevas maneras y nuevas aspiraciones, para que cuando vuelvas, puedas ofrecer frutos dignos de admirar. Pero nada por admiración porque esa receta siempre lleva al fracaso, sino por valoración propia, porque te dieron ganas, porque tu quieres experimentar, y porque tu alma merece probar el error o el acierto de una manera única que lleve tu sello, tu sonrisa y tu poesía de vivir la vida. Nadie debiera impedir que llegues lejos, como nadie debiera decirte cómo. Es momento de que tomes tu propio mapa. Tiene más valor y orgullo la terquedad que permite que realices obras tercas, llenas de tu propósito y únicas para ti, que sin lugar a dudas, la manera y la razón de existir, sólo a ti te ilumina el corazón. Eso permite que otros miembros de tu clan puedan comprender que no hay exclusivas formas aprendidas hace décadas atrás, sino que hay manera nuevas, donde tus corazonadas permiten nadar al lugar de tus deleites. Y por otro lado, crearás inspiración a las nuevas generaciones que debieran despertar su instinto del desafío para que aprendan a atreverse, a equivocarse y a aprender con ese valor que a veces por amor no te permiten experimentar.
Por lo anterior, semana donde te distancias de los clanes, no sólo las familias, sino los equipos que crees sólidos y bien constituidos. Estas distancias permiten tomar visión para que puedas divisar a la distancia el camino a caminar. Te separas un poco de los grupos de amigos, de los equipos de trabajo, de los grupos de apoyo y de todo lo que tradicionalmente te propone unidad forzada, y en estos días, evalúas la integración de otra manera, porque no puedes seguir sosteniendo la manera impuesta sin antes preguntarle a tu corazón. Surgirán nuevas iniciativas de organizarte y de constituir lealtades, sintiendo que no hay que confirmar a cada instante el cariño o la alianza que se te pone a prueba (esa frase de que “si haces lo que te dicen significa que amas al otro o eres leal al dogma de un clan”). Se trata de poner la atención al verdadero sentido de lo que te une al otro o a otros. El valor no es estar juntos, sino estar ligados para hacer equipos que confirman las decisiones de cada uno, y no grupos que deciden en grupo.
Semana de rupturas sanas que definitivamente te llevan a nuevos lugares, tal vez más a salvo, tal vez más desafiantes llenos de propósitos y destinos. Semana donde rompes maneras y tradiciones para encontrar tantas nuevas posibilidades, que el azar se vuelve un mapa, uno lleno de diamantes que llega justo a tiempo. Y sin dormir con la almohada de la culpa, aprecias que la ruptura permite definitivamente soltar el barco de tu vida, soltar las amarras a lo que te permitió madurar, y hoy -esta semana-, el peso de tu madurez te da nuevos argumentos, nuevos sueños, nuevos verbos que definen tus actos y ambiciones, porque en verdad, la verdadera ayuda, es la que nace de la voluntad, y no de la moneda que te define como indigente emocional que espera la receta probada y segura, el sentimiento protector y maternal. No eres quien necesita ayuda, sino quien fabrica valores para saber que es posible, que eres capaz y sobretodo, que nada es imposible. Y si de rupturas hablas estos días, comprendes que la semilla rompe la cáscara y la estable tierra para dar paso -luego del caos-, al frondoso árbol lleno de promesas. Porque cada fruto no es el final de cada árbol, sino el resumen contenido en sus semillas que se volverá principio, porque caerá, se hundirá, se pudrirá y comenzará a recordar de su interior el bosque anterior que dará paso a lo eterno de todos los tiempos. Así tu también, porque una ruptura no es el final, sino el comienzo de tu nuevo propósito, tu nuevo sentido que este eclipse de la semana pasada ha provocado en la humanidad. Ya nada es como ayer, y el mañana sólo espera de tu aliento y voluntad por querer alcanzarlo, aunque sólo sean burbujas que bien vale la pena permitir que sean fantasías o ilusiones, porque tienes que aprender que los pies caminan tierra firme, llenos de experiencias, llenos de latidos. La peor mentira es la que se escribe en el aire, porque las que se escriben en la tierra, son las nuevas realidades que están por demostrarse. Y a veces necesitas cambiar de historia para encontrar nuevos ritmos, nuevos mapas, nuevas tierras y nuevas emociones a tus pisadas, porque de lo mismo, tenemos el ayer que nunca volverá, sino que no queremos abandonar.

Semana del 9 al 15 de julio

Semana para descubrir talentos que no sabías que tenías tan desarrollado. Semana para ir con calma dejando antiguas ambiciones que sólo responden a lo que te enseñaron de niño, para dar paso a nuevas aventuras que seguramente, sin mucho sentido en el hoy, irás potenciando en el mañana y que en algunos casos, serán contradicciones a lo que hacías anteriormente. Una cosa lleva a la otra, y así como te has formado en algún oficio o tarea específica, has llegado hasta el hoy revelándose esta semana que tienes habilidades, impulsos y fuerzas para desarrollarte en asuntos inimaginables que, ojalá lo tomes con sorpresa y voluntad para que sume a tu vida, y no lo tomes como un desvío que te aleja de la obsesiva mirada rígida que sólo te obliga a ser, pensar, actuar y sentir lo que te enseñaron tus profesores y guías como método de una falsa seguridad y estabilidad.
Semana para estar atentos a una baja energía que se opone a tus actividades y encantos, y no debido a que te has equivocado o te alejas o enemistas con ciertas personas, sino simplemente porque quien se opone a tu momento es quien envidia tu alegría, felicidad, contentamiento y plenitud con que aceptas las oportunidades del presente, siendo motivo suficiente para que quien se apodere de esa energía baja, haga de tu presente los obstáculos o victimismos que sólo quieren que participes en su desdicha o en su sufrimiento que, seguramente para esa persona, es un lugar de sufriente agrado. Sentirás que en medio de tu alegría por descubrir talentos y fortalezas que te llenan de sentimientos y vocaciones, aparecerán quienes sienten que deben sabotear tu momento con actitudes negativas, envidiosas, laberintosas o dolientes (victimismo), porque te has alejado del padecer del esfuerzo desmedido con que aprendieron a trabajar, del dolor del pasado que tiene mucho sentido para no estar alegres, del orden establecido por una rígida lealtad a valores que hoy no tiene sentido y por quienes necesitan desmotivarte y desvalorizarte sólo porque has elegido un camino de plenitud, mostrándoles que ellos se han quedado en un terco pasado que sólo los condena a adelantar el purgatorio en vida. La santa y prudente distancia de quienes se apoderan de esta baja energía es un gran acto de amor, pues declarar la guerra sólo traerá más angustia a un momento muy creativo de tu vida. Así que mantener la distancia es un claro sentimiento de paz, sin cambiar lo que sientes por el otro, pero te pones a resguardo para que tu creencia y la del otro queden a salvo. Enfrentar es inútil a quien sólo desea tu desdicha porque al enfrentarlo ya cumples el propósito del otro.
Semana para preparar algunos viajes que se presentan en tus sueños y en tus radares. Es un momento donde comienzas a descubrir que viajar es poner tu mente y tu vida en exposición de energías motivantes. Y motivarte es clave para lo que esta semana descubres. También es importante ver los viajes como lugares donde la expresión de sentimientos se hace más fácil y directa. Y es posible que imaginar vivir en otro lugar pueda ser el siguiente paso para tus ambiciones y sentidos de vida. Esta semana llena de descubrimientos, puede desanimarte si no preparas tu espíritu para los movimientos y transformaciones, y seguramente tendrás que vencer alguna culpabilidad en nombre de tu expansión y sentido de ser. Si es así, es una semana difícil, porque todo impulsa a seguir con algo de irresponsabilidad ante las declaraciones responsables, o intentar ser responsable dentro de los sueños irresponsables. Todo se transforma y no queda nada de lo que ayer parecía estable. Hoy lo estable se basa en tu atención y conciencia permanente en tu alegría interior, lo que a veces significa vivir en una incertidumbre permanente. El nuevo hoy es más dinámico que el estático ayer.
Semana para entender que la espiritualidad te obliga a incorporar ese sentimiento de revelación y de talento que hay en ti. Lo divino te ha vuelto consciente y atento porque sabe que puedes más. Pero lo sagrado es que ese más te otorgue gozo de vivir y plenitud de saber. Semana para vibrar con conocimientos, descubrimientos y conversaciones profundas sobre el potencial de todo lo que puedes abordar. Semana para ir por ese sentir inocente que te permite soñar y divagar por todo lo que sueñas, pues de un sueño divino fuimos fabricados, y somos el sueño de quien nos cuida de una curiosa manera: permitiéndonos soñar y cumplir nuestros sueños, pues el cuidar no es protegerte de los peligros, pues los peligros son la fuente de sabiduría. El cuidar es permitir con conciencia, con sentimiento, con bondad y con eterno sentimiento de que eres más de lo que crees, no como acto de insatisfacción, sino como acto de desafío y ambición por acercarte al paraíso que vives en este eterno presente. Nunca llegarás a la tierra prometida, sino que esa tierra es un camino que los caminantes hacen su canto alegre donde mueven las banderas de alegría y plenitud.