Semana del 15 al 21 de enero

Semana donde hablarán de ti. A veces despiadadamente, a veces de manera muy amable. Tal vez de forma exagerada, o de manera poco agraciada. Puede se sean mentiras positivas o negativas, pueda que sean verdades trascendentes… pero hablarán de ti. Lo harán en un momento inoportuno que modificará un poco tu percepción de la realidad y notarás emociones encontradas dentro de ti. Es una semana donde te darás cuenta que avanzas por referencias externas y te mueves por tus mundos del éxitos, de la víctimas, de la espiritualidades, de resultados en función de lo que los demás dicen de ti. No escondes nada, sólo que olvidaste vivir para aprobarte a ti mismo. Encontrarás muy relevante lo que opinan de tus actos, tus amistades, tus lugares frecuentes, etc., al punto que eres capaz de contratar sistemas en las redes sociales para intentar ser más popular de lo que eres en verdad. Semana donde comprendes que todo se controla por opiniones e impresiones, favoritismos, alianzas y agrado de tu actuar (tu supuesto actuar) y que en verdad, has llegado a un punto en donde te cansas. Y el cansancio de pertenecer al parecer llega a una revelación importante que tendrás que tomar una decisión.
Semana donde los sentimientos se preguntan en tu corazón si lo que vibras por otra persona, ¿es lo común o es algo diferente? Lo común tiene resultados comunes, y es lo conocido, es lo que acostumbras con respuestas esperables. Pero es una semana donde comienzas a notar que las respuestas no son las mismas. Aprendes que sientes algo distinto, incluso desconocido, y es una buena señal para entender que estás frente a un amor de nuevas formas y nuevas maneras que te entrega nuevas expresiones. Decidirás si estás dispuesto a vivir ese camino que es desconocido.
Semana donde hay desánimo en tus actividades porque comienzas a sentir el peso de luchar para obtener lo que crees que es el éxito. Comienzas a ver algunas señales que te indican que vas por el camino de otros y no por tu camino. Se parece a tu sueño pero no es tu sueño. Coincides en la manera, pero no hay satisfacción, logro ni las promesas que alguna vez olvidaste y que son la razón de realizar lo que haces. Semana de desgano laboral porque te sientes un poco atrapado, pero es el momento de bajar esa abnegada lucha por algo que te entretenga, te de alegría, te enseñe o te distraiga un poco de la realidad, porque comienzas a ver en serio eso de que tanto luchar para parecer, que cada vez te pareces menos a ti y más a los demás.
Semana para recibir buenas noticias que tendrás que guardar en secreto. Es momento de dejar para ti lo que traerá beneficios después, pero lograrás comprender que mostrar tus oportunidades hará que otros diluyan la energía convirtiendo tu oportunidad en simple posibilidad llena de opiniones y energía que no sentirás ánimo después.
Semana para dejar de exhibir tu proyección a los deseos más que tu verdadera realidad. Semana para aceptar que lo que tienes lo has logrado, o has llegado a un lugar donde no es como te acomoda. Y sentirás ganas de reimpulsar nuevamente tu ser hacia algo más honesto, más simple, más cordial y principalmente donde no hayan los que opinan, vigilan, controlan, aceptan o apoyan tus causas y razones, porque te das cuenta de la cárcel en que vives: la prisión de la aprobación, de la aceptación y de la reverencia social ante ti, donde estás dispuesto a hacer muchas cosas por ella, pero desde tu falsedad y tu cínica sonrisa. Hacia dentro de ti, hay otras redes, que no son sociales, sino son íntimas, son amorosas, son personales que te conectan con esencias y con sueños que no necesariamente son lo que te dijeron en la escuela o en la casa. Allí encuentras paz y sentido de realización. Esta semana bajas tu ansiedad por sentirte aprobado, y si la aumentas, comprenderás que estás atrapado en redes pegajosas de poco valor, que el tiempo te enseñará que por allí ni se crece, no se es auténtico, no se siente feliz, y no es por dónde los demás sienten orgullo sino envidia.

Semana del 8 al 14 de enero

Semana de tormentos mentales que se separan de la realidad. Semana de miedos, de esos que te hacen suponer demasiadas cosas que, cuando enumeras los detalles de tu vida, confirmas que es sólo una sensación y que en verdad tu vida está en calma con sus tradicionales características. Lo importante es entender que esta semana te abundan pensamientos que abren los más grandes temores y te sientes en desventaja, rodeado o rodeada de amenazas que sólo los supuestos han construido para ti.
¿Para qué despiertan los miedos y sus supuestos? Lo hacen para que aprendas a reconocer señales. Para que puedas entender que hay mucho que esta semana despertará, aparecerá, fluirá o crearás para determinar gran parte del tema que vivirás en el año. Son días que determinan tus desafíos y vivencias que tendrás que aprender a vivir durante los próximos 10 a 11 meses. Y estamos iniciando un ciclo de aprendizajes llenos de comprimidos conocimientos, ya sea de uno mismo como de lo que nos rodea.
Semana para intentar que los pensamientos invasivos no perturben lo que miran tus ojos. Es importante que pongas atención a tus miedos y supuestos para que no se vuelvan el tema central de tu vida. La vida merece poner en el centro tu ser, tus hobby, tus talentos y tu comprensión de que has llegado hasta acá con una suerte y valentía sin igual. Eres tu el centro de tu vida, y no tus problemas, tus enemigos, tus pendientes, tus obsesiones y tantas cosas más. Es una semana donde deberías dar importancia a las ganas que tienes de crear actividades, iniciativas y sentimientos que te dan comodidad al ser que sientes que eres. Esto, sumado a que es un año donde aprenderemos a darnos cuenta que demasiados detalles de la vida han cambiado, principalmente sus definiciones para entender valores, ordenamientos y maneras de realizar nuestras actividades. Estamos en medio de una silenciosa revolución que sentirás que has evolucionado mucho a final de este año. Por el contrario, puedes que te propongas que nada cambie y deseas que todo siga igual, y en este caso, a final de año, sentirás más extravío y perturbaciones de no encontrar sentido a nada. Espero que decidas fluir con las transformaciones y abrir tu corazón a las nuevas enseñanzas que son las herramientas con que entenderás los siguientes años.
Semana para vivir sintiendo que la abundancia está en ti o ya viene. Es una buena semana para darle valor a tus actividades y recuperar o ganar lo que mereces. Semana para descubrir que puedes tener entrenamos algo grandioso que puede hacerte sonreír con sólo soñar que es posible. Todo está en tus ideas y no en tu esfuerzo, pues hace años aprendimos que el esfuerzo y el sacrificio empobrece y desgasta, mientras que el gusto y la satisfacción siempre brinda jugosos frutos. Cada vez, más personas aprenden a dejar de hacer felices a los jefes, a los líderes de tus creencias y a los dueños de las corporaciones, para dedicarse a ser felices ellos mismos. Entender esto no es iniciar una guerra o una revolución, sino que puedes construir una vida ordenada decidiendo qué te hará feliz. Es decir, puedes encontrar cosas que te llenan de orgullo personal, conciliando con lo responsable de tus obligaciones. O tal vez, los que el año pasado quebraron gran parte de sus sistemas para ser felices, es el momento de darse cuenta que esas decisiones comienzan a crear responsabilidades llenas de satisfacciones.
Semana para crear dudas o conflictos con quien amas. Recuerda, sólo está en tu mente, y es porque has decidido sacar del corazón los sentimientos y alcances del amor, para pensarlos como si fuera una estrategia. El sentir es un radar que te enseña no sólo a confiar, sino a soñar. Y pensar los sentimientos es dudar del radar instintivo porque tienes miedo a sufrir. El miedo es una creación personal que vive dentro de ti, o porque lo aprendiste lealmente de alguien que tenía los mismos miedos, o en el pasado aprendiste a dudar de algunas manifestaciones sentimentales.Son tiempos tan nuevos que hasta el amor te parece desconocido. Aprenderás todo de nuevo y es una buena semana para atreverte a equivocar, teniendo toda la energía puesta en buenos resultados. Confía y recibirás algo o mucho.
Semana para aprender a confiar en la paciencia. Y la paciencia es un acto divino que tienes como recuerdo cuando eras un ángel. Eres tan divino que la paciencia y la confianza son herramientas que te dan la sensación de que estás en medio de algo que sientes que viene para ti. Semana para caminar más despacio, para entretenerte en deliciosas distracciones, para descansar profundamente en tus pausas, para dejar de “hacer” en los momentos que se te permite “ser”. Entrégate a esa confianza de sentir que hoy se funda un pilar que será tu edificio personal, lleno de nuevas maneras, de nuevos sentimientos, y sobretodo, de nuevos tiempos que te sorprenderá describirlos en unos meses mas.

Semana del 1 al 7 de enero

Semana para celebrar la llegada del nuevo año, tal vez porque dejas atrás todos los conflictos del anterior. ¿Y aún no te das cuenta por qué fue tan laberintos el año anterior? ¿Aún no te das cuenta que estás frente a un 2018 lleno de desafíos, que requerirán de tu astucia, de tu creatividad y tu ánimo? Semana para ordenar cómo enfrentarás algunos temas que no podrán pasar de febrero y que esta semana te obliga a tener opinión o posición de cómo hacerlo. Semana desafiante en cuanto a plazos, donde negociarás todos tus compromisos, incluso considerando la irresponsabilidad como una sabia decisión. Es que es imposible cumplir con todo, principalmente cuando -aún enredado en los dilemas finales de la semana pasada-, no tomabas el peso de lo que sucede en este instante. Ahora es cuándo. Hoy es el momento.
Semana que comienza con una gran Luna Llena que nos pone en medio de los sentimientos que más desconocemos. Sí, aún tienes partes de ti sin conocer, y en especial cuando has cambiado la manera de reaccionar, de vivir y de enfrentar desafíos emocionales. Es un momento en donde todo irá lentamente transformándose, y todo tipo de vínculo depende de tu grado de flexibilidad que hayas entrenado en tiempos anteriores. La incertidumbre comienza a ser tu mapa, y no te queda otra que improvisar. Esto quiere decir, que tendrás que arreglar relaciones rotas, explicar con lindas palabras tus desfachateces, enfrentar amablemente condiciones desventajosas, y principalmente aceptar que no tenías enteramente la razón. Las emociones son así, cambiantes, porque aún crees que los demás sienten, piensan y actúan como tú. Ya es momento de entender que sólo uno es responsable de uno, y que cuando crees o supones en el otro, estás frente a un gran error. Dar por supuesto es un gran veneno que te atrapa en conflictos que pudiste haber evitado. Mejor preguntar. Mejor tener certeza de lo que cree o piensa el otro. Mejor saber las razones y no los supuestos de cada suceso. Hoy es el momento de evitar que sigan agrandándose.
Sin embargo, en cuanto a las emociones sentimentales y de relacionamiento, hay una gran energía presente en reencontrar la pasión. Apasionarse no es tener una noche de fulgor, sino ofrecer el corazón con total entrega. Si temes salir con heridas de algo así, prepara tu ánimo porque este año tendrás que decidir qué hacer con el amor, para no culpar al otro de lo que no hiciste bajo tu total conciencia y responsabilidad. Si niegas la pasión, después no hables de negación del amor. Las relaciones se quiebran porque tu no entregaste la pasión que requería eso que amabas. Y si ya no amas, entonces, deja de mentir y actúa con la verdad en los ojos, que es la salida de la luz del corazón honesto. Siempre puedes volver a componer lo que aún está a tiempo, o dejar de insistir en lo que no encenderá más. Semana para vibrar con pasión y fuego que calentará los témpanos guardados en la caja del miedo, porque si hay algo que te vuelve de piedra es las ganas de seguir temiendo al sentimiento que viene contigo desde la creación: el amor apasionado, ese que creó un universo, ese que permite a la semilla brotar en el borde de la carretera.
Semana para planear las finanzas. Si bien no es una que permite entender que este año será abundante, es un comienzo inesperado con algunos pagos sorpresa que no quedará otra que aceptar. Aceptar es parte de lo que recibes, así que si das con generosidad, recibes con bondad. No existe la riqueza por el ahorro. Sólo la abundancia llega cuando te desprendes de todas las semillas y aprendes a regarlas.
Semana para llenarte de visión por el período que viene. Hoy comienzan tres grandes ciclos que tendrás que estudiar con detención. Esta Luna Llena te devuelve al sentir y crea un ciclo de 28 días para sentir con profundidad. Y no es depresión lo que sientes, sino sensibilidad. No es una enfermedad y no requiere ser solucionado, sino vivido. Vivir sensible es encender los radares de la intuición y permitir pensamientos con preguntas sagradas por uno mismo. No hay nada de malo saber que te sientes insatisfecho, desganado o vacío. Y no es cosa de hacer algo, sino de entender que toda vida tiene un propósito y que has olvidado el tuyo. Tener propósito no se encuentra en una farmacia o en una sesión con tu chamán. Sino volver al gozo de los caprichos pequeños que encenderán nuevas ideas, porque lo nuevo no surge del esfuerzo, sino del ocio.
El segundo ciclo que debes considerar es el de la velocidad y los obstáculos que enfrentas. Son tiempos más lentos: el de Saturno en Capricornio, ese que dura tres años y que la velocidad se reduce por la profundidad de cada acto… requerirás más conciencia de cada detalle que vives… aprenderás con ganas o a golpes. Y mejor ser flexibles a estar amarrados a creencias que ya no responden al presente. Durante este año comprenderás que ha cambiado prácticamente todo y paulatinamente tendrás que acostumbrarte a vivir en nuevas creencias, nuevos valores y nuevos sentimientos.
Y el tercer ciclo que se nos presenta está en los eclipses que se vienen, revelando lo oscuro de tu corazón, sacando esa parte que temes, que odias y que envidias, porque descubres que otros hacen mejor las cosas, otros caminan a otro ritmo, otros tienen un alma más inocente, menos ambiciosa y con la confianza total. Aprenderás a perder lo que se debe perder, pero aprenderás a obtener lo que te mereces de verdad. Y con eso harás riqueza, con eso harás tu nuevo ser, ese que recién se asoma, de eso que hablaremos todo el año.
Te deseo una buena semana, de esas que se abrazan, de esas que uno se entrega.

Pronósticos 2018

2017-12-26 12.27.49
Esta semana dedicaré el tiempo entre sesiones individuales a armar una visión del próximo año. ¿Cómo será el año 2018? Son cinco los mazos de tarot seleccionados para iluminar sus símbolos y armar el viento que soplará sobre nosotros. Meditarlas, observarlas en silencio y luego, en medio de ritual, florece su lenguaje, sus detalles, sus formas que hablan entre sí. Ya sabemos que es un año complejo para los que desean conservar todo como estaba. También sabemos que es un año donde las fórmulas no se repetirán. Entonces, cuando ya conoces el camino, cuando ya conoces la manera, cuando ya conoces las respuestas y las soluciones, aparecen las sorpresas y el asombro ante el enigma de no resultar de la manera conocida. Así, relaciones sentimentales, maneras de ganar dinero, tradiciones espirituales y cómo acostumbras a vivir tu fe, formas de liderar y organizar, certezas, verdades, y razones para conducir de la forma conocida, se vuelven contraproducentes y hasta dañinas, poruqe tendrás que inventar nuevas claves para afrontar cada detalle.
El año que está terminando era una puerta para que transformes tu vida, pero desde el interior o la revelación. Es decir, descubrías que habían momentos de fuerzas poderosas para cambiar eso que consideras actividad por algo que te llene el espíritu. Pero en algunos casos, tuviste miedo y otra vez dejas pasar esas oportunidades. Está bien, nada es bueno o malo, sólo que tendrás que esperar otro momento para tener esa fuerza interna. Pero lo que sí se volvió importante, es que descubres que tienes fuerza dentro, que tienes una ansiedad que quiere liberarse y que, aún sin conocer los verdaderos pasos de tu desenfreno, comienza a llamar la atención algo nuevo. Son días para dejarse llevar por el agrado de actividades agradables, y descubrir los detalles.
También, son días finales de algo tormentoso que crea nuevas condiciones. Y suena a derrumbe, del necesario para barrer las piedras que llueven por todas partes. A protegerse porque caen y duelen. Y aunque algunos celebren la caída, tarde o temprano comprenderán que la energía gris gobernó sus almas mucho tiempo. Hora de decidir con cuál energía te quedarás. Desconocerás a los conocidos que se separarán, o te acercarás a los desconocidos que parecen almas más cercanas, más amistosas, más propias de ti para cruzar estos tiempos.
Mientras tanto, cinco mazos de tarot formarán la espiral del tiempo y construirán el Mandala del próximo año. El Tarot Hermético, lleno de simbolismos que trascienden la historia, el Tarot de Mantegna, que aporta la idea de los sueños, el Tarot de Robledo, un restaurado Marsella que trae los destinos, el Tarot de Aurasoma, que trae mensajes de todos los tiempos, y el Tarot de Rudy Lescot como invitado especial a participar en esta fecha.
Este jueves 28 será el día de abrir los mensajes y comunicar esta versión del año que viene. Porque caminamos juntos, porque estamos en lo contemporáneo apreciando la transformación del ser humano, porque somos los testigos de un avanzar de la conciencia, aportamos lo que sabemos para el bienestar de todos.

Semana del 18 al 24 de diciembre

18 al 24 dicSemana de cansancios, pero que merecen observar el esfuerzo realizado. Tal vez no fue mucho y obtuviste más de lo que esperabas, o tal vez fue demasiado para el carente o escaso resultado. También semana de dualidades especiales, donde lo divino se hace presente en las decisiones de tus asuntos. Interviene algo misterioso que transforma a las personas que están a tu alrededor. Y por ultimo, semana de confusiones donde no se ven salidas cuando te desesperas, pero la calma te muestra la orientación perfecta en el momento preciso. A pesar de que sucederán cosas que nos deslumbrarán por lo trascendente del escenario donde se mueve tu vida, será una semana de inesperados desenlaces, aunque de inicios lentos de concretar los desenlaces. Evita la confrontación, pero si estás en medio de ella prepara tu paciencia y tu artillería para los golpes de más. Caerá quien menos esperas, y se elevará quien provoque más asombro, lo que no significa el más indicado.
Esto de los cansancios agobia el presente. Tienes demasiado sueño o el dolor muscular se hace notar. A pesar de haber realizado esfuerzos en variadas áreas de la vida, comprendes a esta altura de tu vida, que la cantidad de esfuerzo no es sinónimo de logro. Es una semana donde mides la decepción o la suerte de tus asuntos. Y comprendes que si hay algo que evaluar en este tiempo, es que la dedicación sin gozo y sin ganas, no da los frutos que esperabas. Cada vez más comprendes que la pasión con sentimientos gobiernan los pasos que das. No es momento de realizar cambios voluntarios, sino que son tiempos de paciencia y guardar la poca energía a portales de oportunidades que soplarán por febrero y marzo, especialmente a comienzos de Aires.
Una semana donde la justicia divina se hace presente, cortando las amarras a la forzada y larga pausa a tus deseos. Deja caer su decisión dejando todo pendiente para un nuevo ciclo que se inicia el 21 de diciembre, y más concretamente a partir del 11 de enero. En aparente inestabilidad, aparece la pausa y la reflexión que obliga a estancar las decisiones. Curiosamente, en medio del debate o de la pequeña tormenta, personas de nobles actitudes, llenas de intenciones de bien común, se sobreponen a las que persiguen intereses personales de unos sobre otros. Desconocerás al malvado con su luz de justicia que te la ofrece para que tu seas quien corte la amarra de lo detenido, y desconoces al bondadoso de siempre con su voz que trama oscuros secretos. Revelaciones de quién es quien, hará que tengas que cambiar de percepción de determinadas personas y actores de tu presente.
Semana donde se firman acuerdos, o se entrelazan alianzas. También donde se declaran acciones y se define el sentir por el otro. En cada acuerdo, habrán sorpresas que inevitablemente tendrás que enfrentar. Adaptarse a las formas tan nuevas. Adaptarse a las maneras tan novedosas y complejas. Ser proactivo a condiciones que tendrás que respetar y que no necesariamente representa tu tradicional manera de ser. En cada alianza, ya sea sentimental, profesional, vocacional o de algún tipo, la amistad o la confianza será la manera de cómo la alianza funciona. Curiosamente, no interesa lo intachable de la trayectoria de cada cual, sino la vocación para cumplir acuerdos. Es un momento donde la sinceridad y la intención ponen un elemento novedoso para crear alianzas, alejando la historia personal de cada cual, porque si hay algo en los nuevos tiempos que poner sobre la mesa, es la sensación de que hoy sí se puede confiar hasta que te decepcionen, y no negar la alianza por temor. Aprenderás que quien teme, al final pierde. Pero quien confía, gana.
Finalmente, a pesar de ser una semana donde se celebra nochebuena en occidente, es una semana donde la sensibilidad se reemplaza por emocionalidad impulsiva, donde la comprensión se reemplaza por pensamientos, y donde la paz se cree que se hace en el “hacer”. Te recomiendo que tengas cuidado con tu bondad en estos días, porque se confunde el noble sentir de paz y amor con tener que estar, hacer, poder, pagar, impulsar, llevar, traer y todos los verbos que te sacan de tu estado para estar en el estado del otro. Paciencia y buenas palabras para explicar (aunque el otro no entienda o no quiera entender) que paz y amor es un sentir y no un actuar. Que sea una buena semana de sentimientos, donde por poco se olvidan, pero a muchos se les recuerda.

Semana del 11 al 17 de diciembre

Semana de extremos y de polarización. Conscientes que te vas moviendo por dificultades, vas acostumbrándote y adaptándote a las nuevas definiciones y condiciones de tus actividades, tus sentimientos, tus finanzas, tus momentos creativos y principalmente tus decisiones. Aún persisten días en donde la realidad que se presenta es de golpe y tienes que aprender a vivir en las nuevas reglas. Y confirmarás que si intentas repetir las fórmulas del pasado, no resultarán las respuestas que esperas. Semana donde se te obliga a ser creativo, evitando tomar posiciones extremas, porque quien exagera, quien se polariza, quien reniega con furia porque nada es como esperaba, tendrá días difíciles, días de luchas de poder, días de escasez, y sobretodo, días de soledad.
Y en medio de todo, el momento energético te lleva a elegir un lado u otro. Pero la tendencia a ser exagerado persiste, y te apresuras a elegir un extremo. Calma, ningún árbol nació ayer, y no necesitas gritarle al mundo tu tendencias o lugar. Aún no has probado nada con la creatividad que tendrás que desarrollar, así que no anuncies pronósticos que posiblemente se ajusten en el camino. Si prefieres inclinarte con decisión a un lado, la pasión invita a vivir con máximo volumen, queriendo que todos estén en tu frecuencia. Habrá frustración y sobretodo, desánimo. Por otra parte, las finanzas se dificultan un poco, no porque vivas un momento de escasez, sino que miras los meses venideros y corre una leve tensión para enfrentar lo que viene. Es sólo temor, y es porque has elegido el miedo al futuro como tu aliado. Toma conciencia de que la polaridad te confundirá con rapidez.
También son días donde hay milagros. Y si confías sonriendo al deseo que está en tu corazón, la divinidad te regala detalles, pistas o a veces el deseo en sí. Depende de tu fe. Y fe no es religiosidad o dogma, sino que fe es esa certeza y confianza con ganas, con gozo que vibra y con encanto que llena tu pecho, que produce la imagen que sueñas. Estos milagros son confirmaciones de que no estás perdido, no estás solo, no empobrecerás y tienes aliados que, en la misma búsqueda que tu, buscan tu alianza, tu amistad, tus sentimientos, y cada cual aceptará o pondrá los límites según te parezca.
Esta semana, o eliges la alegría de final de año, o eliges el temor como la razón para entender todo lo que sucede. Y al planeta le sucede lo mismo. Así como hay quienes eligen ser felices, decidirán confiar en su autoestima aumentando las utilidades de sus acciones. Para ellos vienen días de bondad en sus actos y una sensación de que hay que prepararse para lindas celebraciones. Pero por otro lado, hay quienes eligieron el miedo porque no entienden el presente y no les gusta cómo las personas deciden por su bienestar interior. Hay quienes quieren provocar la guerra a cualquier precio en cualquier parte del mundo, porque, como dije la semana anterior, las maneras de provocar impactos ya no resultan porque las personas cambiaron sus conciencias. Entonces recurren a la guerra, al conflicto, a la confrontación radical de una elección, a la instalación de noticias falsas o distorsionadas para que las personas se les despierte ese miedo y vuelva a confiar como ignorantes ovejas en un pastor que sólo sabe atemorizar y crear victimización en vez de confianza y fe. Y esto no sólo en los grandes sucesos, sino que en casa, en el trabajo, el todo lugar donde alguien ya no sienta el protagonismo y ofrezca temor, desconfianza, provocación y fastidio para sentir que es quien controla. Las personas han evolucionado en forma silenciosa y ya no reaccionan tan rápido a estas maneras, haciendo que el provocador sea más impulsivo y fastidioso. Te recomiendo que esta semana entiendas que para que haya guerra se necesitan dos. Y te recomiendo que estés en tus deleites de la vida en vez de estar pensando en dónde hay conflictos para ir a solucionarlos por tu voluntad. Tu no transformarás a nadie, no guiarás a nadie, no aportarás eso que se llama solución. Entonces, elige la quietud y que cada cual resuelva sus conflictos. Si te pide ayuda, tal vez lo evalúes, porque tu presencia no cambia al que ha elegido el temor como modelo de vida.
Semana para entender el nuevo año que se viene. No es uno bueno o uno malo, sino un año reflexivo. Y requiere de ti toda la conciencia para darte cuenta que vives en un mundo completamente nuevo. Pero lo podrás asumir cuando te des cuenta que tu eres nuevo, que tienes más conciencia y que llevas un tremendo vacío dentro de ti que el dinero, las metas, el esfuerzo y la privación de gozo no llenarán. Lo único que llena tu interior es el asombro y la magia de tener fe. Pero no tener fe en un Dios o una creencia, sino tener fe en ti, que tienes todo para adaptarte, y sobretodo, que tienes esa energía para entender cada detalle que tendrás que aprender día a día del siguiente ciclo. Pero esta reflexión la dejo para otro momento, porque ahora, viviremos el día y la semana, con el balance y no la polaridad, con la alegría y no el miedo, con los brindis de haber decidido ser quien eres, y lejos de quien busca el conflicto porque ese alguien busca un contrario a quien convencer o a quien destruir.