Semana del 18 al 24 de junio

Semana para tener cuidado con el auto castigo y la flagelante sensación de no ser capaces o no haber estado a tiempo. Cuidado, porque por equivocada modestia, cedes, regalas o dejas pasar oportunidades brillantes que procastinan el hoy. Por momentos, es más fácil creer que estas equivocado o recordarte que en el pasado no supiste reaccionar a tiempo, pero todo eso es lo que te trajo a este gran presente. Nada habría sido posible sin esas decisiones o indecisiones de ayer. Todo finalmente fue oportuno y casual, que se transformó en causal de tu gran presente. Son días donde debes estar orgulloso de todo lo avanzado, y sin embargo, ese entrenamiento en creencias de falsa humildad, hacen que tengas la obligada necesidad de sentir que no fuiste capaz. Lo has sido. Eres un valiente. Eres un gran candidato al siguiente momento, y estos días, por contradicción de creencias, no haces más que recordártelo a cada momento.
Semana donde toma esfuerzo comprender que avanzas con propiedad. Han cambiado las señales y también los demás están confusos en su caminar. Hace que las pistas no puedan leerse con propiedad y te llevan a falsas definiciones. Se osado y define tu camino con tus alabes, y no con palabras de otros. Toma estos días como los propios de ti llenos de oportunidades. Lo son. Si crees, creas ese espacio de confianza que es vital para brindar certeza en tus decisiones, aunque no las tengas. Semana para tener actitud y elegir entre el abanico de emociones que se ofrecen ante nuestros ojos. Elige la alegría y la confianza. Nada más seguro que la elección de un buen vivir, haciendo el voto de riqueza y merecimiento, en vez de la pobreza y vacío espiritual que sólo adormece tu conciencia y la dispone a creencias que te dominarán. Nada es tan cierto como lo que te dices a ti mismo, más que las frases hechas de quienes intentan crear dogmas, movimientos o religiones que repiten y repiten las letanías de mandamientos que harán ricos a algunos en nombre del vacío de otros.
Semana para vivir las emociones en su plenitud. Así como eliges la bondad, la pasión y el cariño, también el miedo puede hacer de las suyas. Sentir y amar son decisiones que implican voluntad de querer aceptar que es un buen momento. Pero los buenos momentos nunca se han construido a partir de quien te ofrece sentimientos. Los sentimientos son tuyos, y no se puede amar si no te amas a ti mismo. El error más grande es querer que otro te haga sonreír, cuando el otro busca tu sonrisa espontánea. Primero de ti para ti. Lo contrario se llama dependencia o adicción a tener un titiritero que mueva los hilos de tu vida para creer que la felicidad y lo divino es la fuerza que provoca tu movimiento. Hemos despertado hace años, y uno se mueve por si mismo para mostrar que eres capaz de ser feliz, y eso es suficiente para enamorar al otro. Por lo mismo, es una semana donde te obligas a amarte de tal manera que ya obtienes risa y gratitud por ti y para ti. Te debes mucho después de comprender que te enseñaron sólo a dar hasta quedar vacío.
Semana donde el dinero es una energía que busca tu gozo. La energía de la recompensa no es después de un esfuerzo, sino de una idea o de una actividad llena de pasión. Por lo mismo, es una semana donde te preguntas si ganarás o perderás. Y la respuesta está en tu ánimo. Curiosamente, estarás frente a lecciones que tienes que aprender rápidamente, y si eres capaz de vivir el gozo en toda su magnitud, el dinero llegará en proporción al tamaño de tus ganas de vivir agradecido. Semana para amarrar esa posibilidad de dinero extra que se ofrece en tiempos de escasez. Y aprovecho de advertirte que las próximas 5 semanas son momentos donde la energía del dinero se retira levemente para aparecer en agosto con su magia y luz.
Semana donde tu altar se vuelve el centro de tu casa o espacio. Renueva o crea un altar donde colocas tus objetos sagrados. No necesariamente imágenes o representaciones de yeso, sino tus prendas o elementos que tienen real significado mágico. Con ellas, crea un rincón sagrado llamado Altar, lugar donde con sólo mirar sabrás reconocer tu aspecto divino y sagrado. Esa energía sagrada hace de tu presente un vórtice de confianza. A su vez, si viajas, lleva envuelto en un pañuelo los objetos que simbolizan lo que ya no te pertenece. Ofrécelo al lugar donde viajas, para que en la lejanía se quede lo que ya no es propio, lo que has superado, lo que has permitido madurar y lo que te has quitado de encima. Un símbolo bastará para significar la mitad del universo. Un detalle para mover un todo que espera de ti la mejor versión de ti mismo, ya que gran parte del cielo está retrógrado y obliga a crear un propio calendario, un propio momento, una propia constelación de optimismo y de fe, más allá de la burla de los demás, que por lo demás bien les haría un momento de recogimiento en si mismos para agradecer tanto que ha dado. Y si no llega más, es lo justo que te corresponde y eso ya es suficiente para entender que has actuado bien y que caminas por un lugar nuevo, pero lleno de buenas energías. Nadie quiere tu desgracia, pero tal vez más de alguno te imagina mediocre. La fe en ti hará de escudo y protección, y de alas que te eleven donde aún no conoces.

Semana del 11 al 17 de junio

Semana donde las dificultades se resuelven con exclusividad y creatividad. Nada de lo probado anteriormente crea la energía del futuro, sino que lo nuevo te da la propiedad de construir lo que mereces o lo que te debes. Semana donde las propuestas nuevas que hiciste en el pasado, las maneras diferentes, las formas tan propias de ti, hicieron que el hoy sea como es, y nunca calculaste las consecuencias. Pero no midas las consecuencias con la vara del castigo, sino con la vara de lo auténtico, porque hoy hay más espacio para ser propio de sí que para copiar modelos ajenos que no corresponden a lo esperado de ti. Semana donde las consecuencias se revierten totalmente si impones tu propia creatividad, tu propia forma, tu ser auténtico. Tu esperas más de ti y eso es lo único con que compites. Si ocultas tu autenticidad, aumentarán las consecuencias.
Semana donde lo drásticos en tus actividades ameritan cortes radicales. ¿Por qué temes a las amenazas de la innovación? Seguramente porque estás acostumbrado a controlar todo y hoy el control mata la innovación. Si no pruebas nuevas maneras, nunca sabrás qué tan preparada está tu vida, tu organización o tu lugar donde te desarrollas profesionalmente. Correr ese riesgo es vertiginoso pero a su vez es desafiante, porque te obliga a ser creativo. En las actividades de tus talentos, lo que se repite no funcionará, y sí funcionará lo que permites innovar. Permite que otros talentos cerca de ti puedan elaborar propuestas. Acepta que no eres dueño de la verdad y que eres parte que construye y no punta que es responsable. Aparecerán las novedades y nuevos caminos si los permites. Déjate sostener por quienes te rodean, y lo humano y divino hará el resto.
Semana donde los sentimientos se cansan. Necesitas nuevos sueños, nuevas propuestas, nuevas maneras de seducir para elevar la condición de los sentimientos. Ya confirmas que el pasado se aleja de ti y que superarlo sólo se logra con nuevas palabras, nuevos lugares y nuevas formas. Ese cansancio y apatía no corresponde a que el otro haga o no haga lo que tu quieres, sino al paso trascendental que te corresponde. Pero ese primer paso corresponde a cómo crearás innovación en lo sentimental, cómo te permites sentir de otra manera.
Semana donde recibes noticias donde alguien se rinde o se debilita profundamente. Son noticias para ponerte a prueba y saber si abandonarás tu camino por el camino del otro, o inspirarás desde el poder que tienes. Tal vez, quien esté en problemas no alcance a ver tu consejo, tu palabra o tu influencia, pero eso no es tu responsabilidad. Vives días en donde sólo puedes influir, y espero que con facilidad y positividad, y hasta allí llega tu influencia. Abandonar tu camino te hace responsable de las consecuencias. Y no está en juego si eres solidario, porque puedes serlo sin dejar lo propio.
Semana donde nacen ideas nuevas y grandiosas. Pero una idea no es nada sin tu capacidad de realización. Por lo que dedicarás tiempo en construir lo nuevo o la variante que favorece tu presente y tu futuro. Comienza con el ánimo y con el creer que eres capaz. Lo eres. La divinidad se encarga de darte lo necesario. Si dudas, se te quita, y más bien espero que tengas presente que eres eso que está disponible como una herramienta o una pieza importante. Porque si creas para el bien de ti, creas para el bien de los demás, sabiendo que el respeto de tu creación debe respetar la creación del otro. Y ojalá coincidas con las maneras de los demás, porque esas maneras se llama comprensión, y sólo se logra cuando tus explicaciones internas hablan bien del otro… y ya sabes que eso habla bien de ti.

Semana del 4 al 10 de junio

Semana aún bajo la energía de las tres últimas lunas llenas. Semana para poner atención en tu cuerpo físico, lugar que contiene tu ser y tu alma, y como tal, merece la atención y la dedicación necesaria. Aparecerán algunos dolores o pequeñas dolencias que tu imaginación completará como de importancia. Son alarmas y no manifestaciones necesariamente. Al final, las enfermedades son resistencias a la evolución, y como tal, entregarse a las transformaciones de tu vida crea esa renovación después de la dolencia. Una dolencia necesita tu comprensión amorosa para que el sentido espiritual de cada momento tenga su trascendencia. También, semana de velocidad y de mucha concentración en las actividades donde se requerirá que pienses rápido. Tomarás decisiones para dar el siguiente paso. Si resistes, perderás. Si postergas, se complicará. No es un asunto de riesgo, es un asunto de astucia.
Semana donde un par de sucesos relacionados con tus actividades se presenta para definir una nueva etapa en tu vida. No necesariamente es una transformación, sino que recibes una intuición donde acomodas tus labores en función de nuevos intereses. Te desafías encontrando una palabra para tu momento. Y esa palabra se vuelve la consigna para darle un tiempo y volverse tu grito de emprendimiento. Debes recordar que estás en el año de la construcción a través de la destrucción, y eso significa que el avanzar no es con la misma piel ni con las mismas creencias. Lo natural es ser otra persona en la recreación de alguien más vital y consciente para las nuevas variables del presente. Considera que una acción tienes que pensarla con exactitud. Evita el martes y el miércoles demasiadas actividades para que tengas tiempo de construir la mejor versión de ti mismo.
Semana donde los sentimientos te vuelven voluntarioso. Actúa con decisión cuando se trata de decir lo que sientes. Decisión no es destrucción, sino sinceridad poética que pueda definir con suavidad lo que sientes. Incluso en el enojo o frustración, donde el molesto eres tu y no el otro. Entonces, comprendes que hay una condición que no te fue dada como imaginaste y crees que molestándote con el otro se compone. Tendrás que tener sentimientos pedagógicos para explicar lo que se siente para que la otra persona pueda comprender tu dimensión. El actuar es dar las razones que están escritas en tu corazón y tu ímpetu, cosa que el querer, el amar, el sentir y el vivir puedan compartirse en una dirección que se ha alineado con el otro. El amar entonces, esta semana te regala la pieza de la coordinación, la comprensión en conjunto y la construcción de las bases de las alianzas amorosas y amistosas que requiere tu vida que se comparte con el otro.
Semana donde la abundancia merece una explicación. Tendrás que aprender a ver que la escasez es motivo del entusiasmo que ha provocado tu euforia distraída. Semana para volver al centro de tus fuentes de producción de valor para dar grandeza a eso que crea fortuna. Comprenderás que lo que ofreces, vendes o ejecutas merece un re-estudio dirigido a comprender que necesita más valor en tu actuar. El valor es ese componente personal que ofreces y que hará la distinción por sobre el resto. Tener valor es dar esa entrega que inspira a los otros, y que en tu inteligencia sabrá explicar para que puedas ser guía, orientador, facilitador o vehiculizador de buenas noticias que traerán más abundancia.
Semana donde crearás espiritualidad en forma más real. La magia y la devoción espiritual no necesita detenerse en rituales que se han vuelto rutinas. La espiritualidad hoy merece estar presente en forma activa en cada detalle de tus pensamientos, sentimientos y actitudes cotidianas. Por eso, serán dos palabras las claves para que descubras nuevas fronteras espirituales que te iniciarán en nuevas facetas místicas: el agradecer cada detalle, llegando incluso a vivir en una actitud de agradecimiento permanente; y el saber que cada contacto y vínculo que tienes a tu alrededor siempre merece en tu mente y en tu razón una visión más amorosa y constructiva. Explícate de otra manera lo que a primera vista parece un desastre. ¿Eso es espiritualidad? Sí, eso. Si crees que es simple, comprueba hoy mismo que con estas actitudes tu energía y tu sensación interna se llenarán de liviandad que creará valor sagrado. Tu alma descansa con estos principios. Ya sientes al Gran Creador contigo, ahora que te acompañe en cada paso en estos días, ya sea para tocar la puerta de quien te espera, como para crear valor en cada acto que te potencia como ser humano. La espiritualidad hoy está a tu servicio, y sólo tu puedes descubrirlo. Pero no intentes que el otro haga lo mismo, porque cada cual tiene su camino, y es suficientemente grande el tuyo como para dedicarte a pavimentar y decorar con tus guirnaldas lo que el otro debe hacer por sí mismo.

Semana del 28 de mayo al 3 de junio

Semana donde lo importante se revela ante tus ojos. Y es una semana de enfrentamientos a decisiones que no se pueden postergar más. ¿Por qué temes tanto a la promesa de la nueva persona que eres, e insistes con defender con tanto ahínco a quien fue víctima y culposo en el pasado? Es una semana donde te sientes avergonzado de seguir sosteniendo ideas y creencias que sólo alimentan tu forma de conservar el dolor y la tragedia de tu vida, en vez de tomar la honestidad de entender y asumir que el hoy espera valorarte por tus nuevos atributos. Y vale pedir ayuda para diseñar el camino y entender que lo evitable se vuelve ineludible. Son esos elementos esenciales que están esperando ser abordados para enfrentar la reinvención de cada detalle de ti, porque todo lo que eres, crees y sientes ha tomado una dirección donde tu diccionario de emociones ya no tiene respuestas para las nuevas certezas que te rondan. Lo que ha quedado atrás, se ha vuelto vapor de enseñanzas que ya no pertenece a tu presente, y por lo tanto, hace su lamento inofensivo a tus espaldas, dejando a tus ojos, tu corazón y tus pensamientos concentrados (y a su vez distraídos) en el próximo e inmediato mañana.
Semana para entender las esencias de tus actividades y trabajos. Comprendes que sin estar equivocado, tu actuar y tu trabajar están teñidos de esfuerzo y lamentos que esperan falsamente encontrar las recompensas en un próximo momento. Pues no. Esta semana entiendes que los cambios son sutiles y profundos en las áreas donde más terquedad y dificultad existe. Allí se requiere ganas de disfrutar los detalles que realizas. El agotamiento se vuelve cansancio alegre porque cada actividad tiene su cuota de satisfacción. Y allí comprendes que la atención merece ser engrandecida para saber impulsar con vocación o renovación lo que ya has decidido o decidirás estos días. No dejarás detalle sin explorar para revelarte ante lo tedioso. Por lo que es una semana donde aceptas ser asistido para facilitar tu tarea y volverlo desafío que se tiña de ambiciones y sueños. Cuidado con confundir renovación con revolución. No es una época de caos, sino por el contrario, de orden y facilidad, pero cada vez más de gozo y disfrutar cada parte del proceso.
Semana para ver que la abundancia no es dinero. Y comprender que eres tremendamente bendecido con la energía de crear valor en lo que realizas. El valor tiene dos partes: la nobleza de llevar mucho agrado en cada parte de su admiración, y abundancia de saber que hay mucho que cosechar en el hoy y el mañana. El valor siempre lleva a la satisfacción (no necesariamente de lo logrado), pero si de entender que cuando agregas valor a cualquier cosa o servicio, vale más y crea retornos en el tiempo. Semana para detenerse en medio de evaluaciones sobre lo que dará dividendos futuros, llevándote sorpresas sobre lo que tus creencias que producen ceguera ante las nuevas realidades que explotan frente a tus ojos.
Semana para detener un momento las decisiones sentimentales vertiginosas, y llevar calma en lo que se refiere al corazón. Lo esencial de esta semana es comprender que lo que debe quebrarse, se quebrará. Y lo que debe sostenerse, se solidificará con fortalezas incalculables. Descubres motivos esenciales que los sentimientos han confundido con el hacer. Sentir no es hacer por el otro, sino sentir por uno y ese sentimiento ofrecerlo en admiración y cariño en todos sus grados. Has postergado el dar tantas veces en nombre del hacer, que hoy el hacer es dedicar el sentir a quien le debes atención. Y en esa comprensión vendrán declaraciones y decisiones sentimentales haciendo de estos días una transición donde una realidad amorosa se pone por delante.
Semana por vivir el intento de transformar la espiritualidad de tu vida. La sabiduría de entender las sensaciones de tus oraciones tiene impacto en tu presente que se revela en conclusiones que te hacen mover tus creencias. Aparece Dios y toda la divinidad en otro sentimiento, en otra comprensión, en otra dimensión y en otra confianza para crear diálogo y respuestas. Semana para ponerle palabras a tu sentir divino. Tal vez movimientos o rituales. Tal vez devociones nuevas. Dios se renueva en tu interior con una fuerza que hará creer y crear una bondad más propia de ti. Semana para darnos cuenta que no quedará esencia sin renovar, porque ya entiendes que el hoy no es el ayer, aunque sigues usando un código de comprensión que no te brinda satisfacción. Entonces, semana para dejar de culpar las circunstancias y renovar y re-evolucionar lo que merece hacerse cargo para re-escribir una nueva manera de vivir el hoy. La palabra “basta”, moverá montañas.

Semana del 21 al 27 de mayo

Semana para entender que las buenas ideas llegan, y aparecen en situaciones donde te descubres en ocio o en gozo. La creatividad, como la abundancia y los sentimientos certeros nunca aparecen en crisis ni en tensión, sino que en agrado y convencimiento de estar pasando un buen momento. Y esta semana, ya más de calma, como consecuencia de alineaciones que te proponen descubrirte más maduro, florecen las creaciones a dilemas, enigmas, conflictos y problemáticas que encuentran su sentido y camino a seguir. Es una semana donde sabes que todo recuerdo del pasado pertenece a una parte de ti que ya no es el de hoy, y es el de hoy -el nuevo ser- quien resuelve el presente mediante la creatividad, esa energía que llega libre y sin condiciones, que sorprende con ideas, palabras, resoluciones que no sabias que tenías en tu interior.
Semana para darte el permiso a probar nuevas formas y nuevas maneras. Esto viene de la mano de la abundancia y de nuevos sentimientos que confirman tus creencias que sólo traen beneficios. Y hay que aclarar esto, porque hay creencias que te confirman en la desgracia, en lo estancado y en reiteraciones que ya sabes que no funcionan. Ahora es momento de creer que es posible. Será la clave para avanzar inesperadamente en lo que no esperabas, con un dominio y espontaneidad que parecerá que ya tenías todo planeado. Semana de fluidez que sin cuestionar, sólo construyes bondades.
Semana de imaginaciones e intuiciones que te sorprenden porque pareciera que pudieras adelantar lo que sucederá. Tal vez fuera de lo común, llegan a ti imágenes que te describen ideas y avances que sucederán, no de forma determinante, pero si semejantes. No son necesariamente revelaciones que cambian el curso de la vida, sino que son expresiones de tus ganas de ser nuevo y la energía te ofrece caminos muy nuevos que sólo están para aportar a tu vida, a veces con detalles, a veces con soluciones. De la misma manera, semana para tener gestos de cariño con los que están lejos. Suceden momentos donde situaciones, objetos o señales te recuerdan los que se han alejado y tomas la iniciativa en crear contactos con ellos. Algo te contarán o te dirán que sentirás que te resuelven un dilema. Crearán una respuesta a una pregunta que aportará de avance a su ser. Y es increíble cómo quienes no están en tu cotidiano, te dan pistas que cómo actuar, sentir o decidir algo que tienes confuso.
Semana para darnos cuenta que salimos de la caja que acostumbrábamos y que todas estas ideas e intuiciones son tan nuevas que podrían asustarte. ten confianza que nada es para mal, sino que son aprendizajes que llegan de formas muy novedosas. Semana para tomar contacto con las expresiones divinas. Deja espacio para la reflexión filosófica o de ideas que provocan calma en tu interior. La divinidad se manifiesta fuertemente por estos días, y la magia de creer hace el resto. Lo divino no castiga, sino que invita a ser capaz. La capacidad (el ser capaz) es una revelación de tu poder interior que puede ir más allá de lo que es posible, y es justamente esa fuerza la que construye la realidad asombrosa. Pero ten cuidado, porque la misma fuerza que construye la esperanza es la que la destruye, solamente por esa fascinación de imaginar lo peor o llamar al miedo que construye la destrucción. Calma, son sólo creencias de alguien que sólo construyó advertencias en tu mente y sembró la duda en vez de la confianza. Y ya sabes que lo divino siempre invita a lo nuevo (que por lo demás es desconocido). Y tendrás que confiar para que esas señales, presencias y manifestaciones hagan su parte del plan, esa parte que sólo trae bondades que están después de tu buena creencia.

Semana del 14 al 20 de mayo

Semana para entender que los detalles harán la diferencia. Y estos detalles tienen importancia en las cobranzas y las elecciones de trabajo. Lo mismo en el mundo de los sentimientos, donde los detalles de cómo aprovechas pequeñas ventajas de la realidad determinan la manera de cómo se percibe el dar y el recibir amoroso. Es que Urano ha llegado a Tauro, y los detalles nos hacen entender que la realidad nos empuja a momentos beneficiosos, pero te exige atención en cómo la flexibilidad al cambio y a las variables nuevas olvidan las viejas formas y las maneras que ya no interfieren en el presente.
Semana para comprender que te has quedado dormido mientras todo el entorno ha cambiado su manera de expresarse y decidirse. Cambian las leyes de la política y el orden social donde ahora las personas -en medio de la incredulidad de las promesas- tienden a beneficiar a personas que mantienen sueños e ideas más creativas y llenas de contenido, alejándose de las consignas partidistas o de tendencias establecidas. Esto tiene una importancia fundamental porque es el principio de los liderazgos, donde todo quien guíe o dirija a personas, comprenderá que las viejas consignas como el miedo, la culpabilidad que busca compromiso o la pobreza como amenaza, no son entendidas por quienes ya no creen en viejas formas que no se perciben en la realidad. Comprendes que la economía ya tiene alternativas y sustitutos para crear valor y maneras de comercializar y entender que lo que era imposible ayer, hoy es totalmente posible, y eres tu quien realmente no quiere cambiar a las nuevas maneras porque no tienes ventajas en el conocimiento ni liderazgo. Es que te has quedado atrás y el creer que nada cambiará te ha hecho perder valor al momento de tener nuevas ofertas. ¿Por qué te preferirán? Porque ahora tienes creatividad, versatilidad, observación social, sensibilidad para aportar con puntos de vista que, no necesariamente tienen valor directo en el rubro donde trabajas, pero es justamente eso lo que crea la trascendencia y la visibilidad a la hora de preferirte. Nadie contrata personas serias y técnicas en forma permanente, sino que contratan personas que desarrollen valor mediante la alegría de asumir riesgos y desafíos, pero principalmente tengan alegría de vivir porque tienen una rica y contundente vida personal, ya sea en contenido o en actividades.
Semana donde tus ganancias tienden a enfrentar obstáculos que están en directa relación a la manera creativa de cómo enfrentas las soluciones. Semana donde si te prestas a ser optimista y flexible, las ganancias te favorecen. Lo mismo en las decisiones laborales. Imposible volver atrás y es mejor creer que lo nuevo te bendice. Para ello, te exige sonreír a las nuevas maneras, las nuevas ciudades, las nuevas actividades, y las nuevas formas que sólo quieren bendecirte. Si estás en el temor, temor recibirás. Si estás en la confianza, benevolencia es lo que recibes por doquier.
Semana donde el sentimiento está a flor de piel, donde sólo vives cosas posibles pero sostienes una visión amorosa superior. Es una semana donde confías en ti y puedes comenzar a dar lo que tienes dentro de ti. Obviamente nadie quiere recibir tus amarguras y tus confusiones, por lo que es momento de observar lo que has acumulado por años en nombre del amor, y donde terminas concluyendo que amar no es ayudar al otro, y por lo tanto, nadie vendrá a ayudarte. Eres tu quien tiene que sembrar flores y árboles frutales con sabores dulces y llenos de buenas intenciones para que el amor florezca en tu jardín.
Semana donde la espiritualidad se decide a darte las primeras conclusiones de lo que has aprendido en el asombro divino: confía en lo que tienes dentro de ti, y deja de buscar trascendencia que te obliga a sufrir y confiar en falsos gurús. Llegó el momento de tu fe convertida al servicio de tu alegría y no de la renovación del dolor culposo. Semana donde las decepciones espirituales te confirman que eres responsable de lo que crees, y si crees en detalles que te dan paz, allí está el punto de comienzo de las creencias que te acompañarán el resto de la eternidad.