La bella Cobá… ¿recuerdas?

coba2
¿Recuerdas que caminaste por sus senderos?. ¿Recuerdas que naciste y moriste en su pirámide?. ¿Recuerdas los cantos y las danzas?. ¿Recuerdas cómo se veía cada rincón de la naturaleza?. Recuerdas que convivíamos con deidades que nos invitaban a tomar su saber?. ¿Recuerdas que sólo tenías que estar allí para sentir el regalo de la vida?. ¿Recuerdas que en cada cosecha del maíz y en cada lluvia, había un eterno agradecer?. ¿Recuerdas que se hablaba muy poquito, con tal de dejar espacio al asombro permanente de cada paso, de cada segundo, de cada fenómeno?. ¿Recuerdas?.
¿Recurras que allí nos conocimos?. Allí conocí a todos. Allí estuvimos comprendiendo y aprendiendo de esta existencia. Allí descubrimos el tiempo. Descubrimos las secuencias y los ciclos. Allí respiramos junto al latir de los arboles y el cielo. Allí aprendimos a imaginar cada pájaro, el viento, la tormenta y el amanecer del sol. Allí supimos vivir conectado a un todo. Supimos que vamos latiendo, pulsando juntos.DSC06662
¿Recuerdas dónde enterraste el cristal que unió nuestra conciencia?. ¿Recuerdas las palabras pronunciadas en tan dulce ritual que todas las flores soplaron su polen como explosión de polvo de estrellas?. ¿Recuerdas cómo brillaban todas las piedras de los templos cuando tus dedos soltaron esa transparente y sublime Amatista?. Seguramente lo recuerdas.
¿Recuerdas el círculo sagrado que danzaba a nuestro alrededor?. ¿Recuerdas las telas rojas y azules que envolvían nuestros cabellos?. ¿Recuerdas?.
¿Recuerdas los signos y glifos tallados en la piedra que se volvió la Diosa de la Feminidad?. ¿Recuerdas cómo tallamos juntos su rostro, sus vestiduras y los poemas que luego fueron las letras de las canciones?. ¿Recuerdas que nos miramos, y en ese cruce de luces de nuestros ojos brotó este pacto, ese sello, esa unión, que nos permite seguir encontrándonos en estas vidas?. ¿Recuerdas a todos los que estaban en ese momento?. Sí, son todos los que están y seguimos encontrándonos.
DSC06772¿Recuerdas cuando trepamos la gran pirámide y en su cima, luego de encender el gran fuego, soltamos las plumas al viento?. ¿Recuerdas cómo el cielo se volvió dorado y todos, los de arriba y los de abajo, quedamos fijados en energía?. ¿Recuerdas esa hija sagrada que brotó de tu vientre?. ¿Recuerdas que fue el momento donde nos volvimos a encontrar los tres?… veníamos navegando por el universo desde tiempos antiguos. Ya habíamos realizado estos rituales en otros continentes y otros planetas. Yo no lo sabía conscientemente en esta vida, yo no lo recordaba, hasta que ayer pude recorrer nuevamente cada parte de este camino, de este lugar que hoy se llama Cobá. Entré al espacio sagrado de los Dioses. Están todos. Cada uno dibujado y tallado en su piedra. Sus energías están intactas, esperando ese cristal que abra todo de una vez. No soy el indicado para eso, pues fuiste tu quien hizo este ritual. Pero estar allí me confirma el por qué estoy acá. Saber el Sentido de mi Vida es fundamental. Saber que hay invisibles en el visible que trascienden las palabras, y se hacen eternas en este encuentro que emociona. Emociona mucho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s