Acá estamos, en el momento más esperado para la Era

Much20121126-032334.jpga gente está hablando acerca de la alineación cósmica entre la Tierra, el Sol y el centro de nuestra galaxia, el 21 de diciembre, sobre los cambios físicos y dramáticos en la Tierra y potencialmente sobre el cambio de conciencia que se relaciona con estos eventos.

De acuerdo con los ancianos mayas, y a través de la tradición oral de ancianos sabios y hermosos que nos han dado su sabiduría, hay una ventana de bondad y generosidad para un cambio global en la conciencia hasta enero de 2016. En cuanto a los cambios físicos de la Tierra, han mencionado varias veces que le corresponde a la Madre Tierra y el Padre Sol decidir cuándo y cómo va a ocurrir algo significante, y eso ocurre, no será un castigo o una lección para llorar o lamentar, sino es la manera que tiene Gaia, la conciencia del Planeta para incorporarse a la adaptación a los nuevos tiempos y que esta información no podemos tener acceso, puesto que como humanidad hemos perdido la capacidad de hablar fluidamente con la naturaleza. Por eso, no sólo las tradiciones Mayas, sino las culturas ancestrales de todo el planeta hablan de un momento sagrado ya que con el tiempo alguno de nosotros experimentará curiosas expresiones de conciencia que posiblemente recuerden ese idioma intuitivo que nos conecte otra vez a la naturaleza y al todo. Más que un evento de cambios, es un momento de incorporar expresiones de conciencia que van ligados a la manera cómo nos relacionaremos y cómo sentiremos nuestro ser vinculado a todos y a todo.

Es por eso que muchos de nosotros hemos, de alguna manera, escuchado en el camino espiritual esto de recordar y autoconocernos como una forma de prepararnos para estos días que se vienen. Incluso han sido muchos maestros los que les hemos dedicado tiempo y esfuerzo en encuentros, talleres, reuniones y viajes. Hemos logrado entender que no es el fin, sino el comienzo de algo nuevo e indescriptible, porque nunca lo hemos vivido en esta era y no tenemos el lenguaje para recordarlo. En realidad, independientemente de cómo nos hemos encontrado en lo físico, en este tiempo de espera nos hemos re-conocido entre sí en el espíritu y esta conexión se está haciendo más y más evidente. Aprendimos a saludarnos nuevamente: “te saludo, te reconozco en mi corazón”. No importa dónde estés en el mundo, estamos en unión espiritual. A través de esta conexión, la información que fluye por todos nosotros está empezando a comprender cada vez más cómo nuestros pensamientos, sentimientos y acciones afectan poderosamente la conciencia de todo el planeta -especialmente aquellas acciones que vienen del amor y el contrario a ésta-. Co-creamos en emoción y comprendimos lo poderoso que se vuelve cuando sentimos a la vez un sentimiento profundo. Esto lo podemos comprender con una palabra: Compasión. No importa cuántos seamos en total, pero al reunirnos en grupos de amor y amistad al final del viejo ciclo y el comienzo de lo nuevo, podemos saber que estamos creando una oportunidad increíble de conexión y soñando el nuevo mundo para toda la humanidad. Cada uno de nosotros ha pasado por cambios muy profundos y que seguirán, pero esta vez podemos elegir cómo nos movemos hacia adelante, en el miedo o en el amor.

Somos conscientes de que muchos de ustedes están organizando meditaciones y ceremonias en lugares sagrados de todo el mundo durante este tiempo y sabemos que tendrá un gran espacio de unidad para este momento tan especial en la historia. Sabemos que todos de alguna manera tenemos una interpretación de este 21 de diciembre, no importa si para algunos parece insignificante o para otros demasiado trascendente. Lo importante es que signifique algo, porque habrá un minuto, un momento, un suspiro en que todos los humanos de este planeta nos detendremos el tiempo que sea necesario para comprender que estamos en una fecha demasiado importante y demasiado hablada. Allí crearemos Compasión. Todos juntos crearemos esperanza. Desde los que palparán la alegría de que no se acabó el mundo y el tiempo, hasta los que simplemente suspiraremos en paz sintiendo que nuevos tiempos aparecen ante nuestros ojos. Co-crearemos todos juntos. Será hermoso.
Nosotros estaremos acá. En silencio. En retiro. En paz. Y aunque no hay planes para cualquier evento público masivo en estos días, vamos a estar con todos ustedes en el espacio más sagrado de cómo soñamos el sueño nuevamente juntos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s