El Tarot

La Lectura del Tarot es la búsqueda de una historia y una verdad de tal manera que podamos entender los movimientos, la energía, la enseñanza y los mensajes de cada carta, para que, ante un consultante, podamos contribuir a revelar los por qué de cada presente para generar esa ayuda en la conciencia y el alma a que ésta pueda tomar decisiones.
Este es el oficio del Tarologo.
Tarólogo es quien ha incursionado en la reflexion filosofica, en la sabiduria, en la historia y en la energía que cada carta y sus combinaciones, nos van ofreciendo. El tarólogo es quien ayuda a ingresar a una dimension de las posibilidades para encontrar caminos junto al consultante y que éste pueda tomar decisiones. Así es, porque el Tarot nunca fue desarrollado como un oráculo que revela los destinos de las personas, sino que fue la manera de enseñar caminos para que podamos tomar decisiones. En el Tarot, nada es absoluto, es la conciencia y la manera en que lo decimos lo que genera una decision en cada consultante.
El Tarot es una historia, es una narración de secretos de la historia y el origen del Ser Humano y que quedó encriptado en sus símbolos. Es un libro abierto que se puede leer de millones de formas de combinar, y que cada manera es la forma como el Ser Humano va encontrando esa verdad que lo vuelve libre y le permite retornar a la casa de la paz interior.
El Tarot permite conectarse con algo que se nos escapa y que hemos olvidado. De hecho el Tarot sólo confirma lo que nosotros ya sabemos pues somos nosotros quienes decidimos. El Tarot es un medicamento de la memoria.
El Tarot nos ayuda a comprender nuestra vida, sus etapas, sus pruebas, su sentido. Muy a menudo, el Tarot habla espontáneamente a quien le hace una pregunta, y el tarólogo, volviéndose intérprete transparente, está para recordarnos que es posible. Este encuentro con El Tarot permite iniciar un momento privilegiado en el que estamos, de una manera más aguda que de costumbre a la escucha, pues nos vemos confrontados a interrogaciones que han quedado sin respuesta.
De un golpe, damos paso a lo Sagrado en nuestra vida y eso es lo importante. Revélalo y se creará o se evitará… ya queda a criterio de quien escucha. El Tarot es una Puerta que nos da paso a otro universo. Un universo en el que nosotros nos interesamos por nosotros mismos. Nos volvemos “santos” cuando interrogamos al Tarot, pues nos recordamos que existimos. Somos algo más que esa identidad social reducida en la que, demasiado a menudo, nos volvemos. Dejamos de ser materia y aprendemos a vernos desde el alma y su energía en este plano. Somos criaturas creadoras capaces de mucho mediante la intervención de nuestro libre-albedrio individual.
El tarólogo tiene una responsabilidad sagrada. Es quizás el iniciador de un momento. Debe borrarse ante la Presencia. Debe volverse impersonal sólo en apariencia y ser casi nada. ¡Entonces la respuesta asomará a la superficie de la conciencia!. La Realidad aparecerá entonces de nuevo ante los ojos del consultante y disipará la ilusión que oscurecía su alma.
Mis ángeles me permiten leer Tarot para ayuda de las personas cada final de año y comienzo del próximo, de tal manera de orientar los destinos y las decisiones que cada cual deberá tomar. El Tarot leído así permite que tu nuevo ciclo llamado año tenga un nombre que resuma a inspiración por donde se conducirán mis deseos y mis gustos, cumpliendo así con un mandato divino de ayudar alas personas al despertar de la conciencia de muchos otros y solo para ser agentes de paz y verdad.
Yo he elegido el Tarot de Marsella -entre muchos otros de mi colección privada- como método de estudio. Es un Tarot muy antiguo de representaciones simbólicas muy claras y lleno de posibilidades para entender la dinámica de la humanidad y los destinos de cada carta. La interpretación de cada carta le llamaremos Destino.

Acerca de mis encuentros con grandes magos y maestros.
El año anterior, ya saben que la visita de Alejandro Jodorowsky no pasó inadvertida, y desde el tarot me ha dejado grandes lecciones y aprendizajes que al aplicarlas a la lectura, me van dando cada vez más asombros. También he tomado lecciones con grandes profesores y lectores de América Latina quienes me han hecho ver la importancia de los Oráculos originales de América, legados del mundo Andino y Maya.
Encuentros con Philippe Camoin, heredero de los últimos maestros en Cartas de Marsella, remontándonos a Nicolás Conver quien imprimió en 1790 su Tarot de Marsella. Considéralo como el más completo y el más próximo a la perfección. En 1998, Philippe Camoin, en colaboración con Alejandro Jodorowsky, acaba un trabajo de restauración largo y complejo, respetando la Tradición y dibuja el Tarot de Marsella Restaurado. Este Tarot restaurado iniciará la renovación de una Tradición que existe más allá del mero juego de cartas que dormía después de siglos.
También estudios de la casa filosófica de Tarot Visconti Sforza de Milan, me han dado aportes fundamentales para entender la historia y la filosofía oculta en cada símbolo, y comprender que acá hubo un conocimiento grande y muy peligroso, cuyos secretos han sido perseguidos durante muchos siglos.
Y para sellar esta serie de encuentros, me hago alumno de Laura Poch en Argentina, quien me enseña Rituales de Magia con los Arquetipos del Tarot y Astronumerología en el Tarot, perfeccionando esta pasión y misión que me ha apasionado desde hace ya más de 15 años.
“El Tarot permite conectarse con algo que se nos escapa y que hemos olvidado. De hecho el Tarot sólo confirma lo que nosotros ya sabemos, pues somos nosotros quienes decidimos. El Tarot es un medicamento de la memoria.
El Tarot nos ayuda a comprender nuestra vida, sus etapas, sus pruebas, su sentido. Muy a menudo, el Tarot habla espontáneamente a quien le hace una pregunta, y el tarólogo, volviéndose intérprete transparente, está que para recordarnos que es posible. Este encuentro con El Tarot permite iniciar un momento privilegiado en el que estamos, de una manera más aguda que de costumbre a la escucha, pues nos vemos confrontados a interrogaciones que han quedado sin respuesta.
De un golpe, damos paso a lo Sagrado en nuestra vida y eso es lo más importante. “¡Llamad y se os abrirá!”. El Tarot es una Puerta que nos da paso a otro universo. Un universo en el que nosotros nos interesamos por nosotros mismos. Nos volvemos “santos” cuando interrogamos al Tarot pues nos recordamos que existimos. Somos algo más que esa identidad social reducida en la que, demasiado a menudo, nos volvemos. Somos criaturas creadoras capaces de mucho mediante la intervención de nuestro libre-albedrio individual.
El tarólogo tiene una responsabilidad sagrada. Es quizás el iniciador de un momento. Debe borrarse ante la Presencia. Debe volverse impersonal sólo en apariencia y ser casi nada. ¡Entonces la respuesta asomará a la superficie de la conciencia!. La Realidad aparecerá entonces de nuevo ante los ojos del consultante y disipará la ilusión que oscurecía su alma.” Philippe Camoin

2 comentarios en “El Tarot

  1. Hola Fernando, tengo una consulta. Empecé con la consagración de mi primera baraja el lunes 5, es decir, dormí con ella bajo la almohada. Sin embargo, el miércoles no pude continuar pues tuve una fiebre, producto de un resfriado mal curado. Mi pregunta es: cuándo podré volver a realizarlo, cuántos días cree que debo esperar? De antemano muchísimas gracias, admiro mucho su trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s