Creo en los Touch y no en los Like

touch

Prefiero un abrazo en vez de un saludo a la distancia. Prefiero una mirada de silencio directo a los ojos con toda mi emoción, en vez de un vulgar saludo cotidiano por una red social. Prefiero un consejo, una risa, una reflexión o una conversación honesta y liviana, en vez de un “Selfie” vacío. Ya no publico mis encuentros de amistad porque mis amigos son sagrados, y los guardo en mis dulces recuerdos, en vez de inmortalizarlos en una red que tiende a ser una de conveniencias y alianzas. También hay sinceridad y amistad profunda en lo publicado, y hay que alegrarse con cada mirada de verdad que se descubre de vez en cuando.
Prefiero una fotografía que aporte una sensación, en vez de un plato de comida que comerás con los que enviarán la misma fotografía a los que no comerán contigo esa noche. Prefiero un encuentro sincero, en vez de una reunión con prudentes distancias. Prefiero amigos de verdad, prefiero saludar a los nuevos y sentir que se transformarán en los que guardarán valores sublimes para la vida de ambos. Prefiero los que me preguntan por mis cosas, y ambos nos interesamos por el otro, y no una relación donde sólo buscan sus respuestas ignorando las mías. Prefiero maestros anónimos que no buscan publicidad ni se prestan para la publicidad de sus alumnos. Prefiero profesores que guían mi asombro, alumnos que toman mi mejor secreto, conocidos a quien respeto, y desconocidos que doy la bienvenida.
Todos nos volvemos conocidos de alguna manera, al entender que las redes sociales nos vinculan a todos. Y por fin supimos que todos somos humanos, terrícolas, ciudadanos, habitantes y pertenecientes a una diversidad que merece respeto unos con otros. Pero sobretodo, ante tanta maravilla y asombro, ante tanta felicidad de compartir la alegría que tal vez no se tiene, con una producción que tal vez no refleje el sincero mundo que habitas, mostrando una vivencia que tal vez asombre a quien no conozcas, valoro ese “Touch” sincero y honesto que nos hace tener corazonadas, tener emociones profundas, alegrías a carcajadas o temblores que provocan el aprecio de estar vivo, de vivir como vives y de ser quien aprende y se asombra.
Prefiero medir mi vivir real y virtual por “Touch de sinceridad”, y no por “Likes de fantasías”, que al final no son más que compensaciones de conveniencia que distorsionan la creencia de estar en medio de todo y de todos. Nunca estás al centro, nunca eres tendencia, nunca serás protagonista, y el universo te cuida para que nunca lo seas. Puedes dejar de ser anónimo, pero ojalá nunca seas la fama que consume tu vigor. Mejor en un rincón conocido y ordenado, aprendiendo a ascender en las leyes del asombro, y no a sucumbir en las leyes de los Likes de la popularidad.

(Arcano 2 de Copas, de mi colección privada del gran mazo Golden Tarot de Kat Black, edición del año 2003)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s