[Español] Semana del 22 al 28 de Noviembre

Semana donde dicen tantas cosas de nosotros, que elegimos poner atención a las habladurías, o decidimos caminar por nuestros fundamentos. En la crítica a nuestra persona, hay mucho de decir lo que le falta o le sobra a quien las dice. Ya saben eso de quien habla de alguien, habla más de sí mismo. Semana para ser conscientes que no podemos vivir dando en el gusto a los demás. Semana de tomar con fuerza nuestras propias formas. A veces, nuestras formas y creencias tienen más del miedo al cambio, que de convicción a una forma que nos sirve. En medio de unos días donde cambia el escenario de nuestro trabajo, de nuestra vida social y emocional, tenemos que decidir asuntos profundos donde queda poco tiempo para iniciar o confirmar asuntos relevantes. Y hay un fuerte impulso por ser impulsivos, donde nos cuesta saber reconocer si es la evolución o el miedo lo que guía nuestros pasos. Semana para mantener nuestro centro. Comprendemos que cultivar odiosidad es culpar fuera lo que ya tenemos por dentro. Dentro de nosotros viven los fantasmas que tememos y odiamos, como pruebas para dominar y amansar nuestros contrarios. Reconocemos nuestros enemigos internos en otros, que adoptan la misma actitud que detestamos. No consiste en aceptar todo lo que sucede, sino saber qué pertenece a nuestro interior y qué realmente nos hace daño. Son días donde no sucederá lo que queremos, porque lo que realmente deseamos sólo está en nuestras decisiones -a veces radicales-, que nos llevan a dar pasos trascendentales. Posiblemente, nos llenamos de dudas porque lo conocido sigue ganando frente a lo desconocido, cuando los tesoros están en tierras desconocidas y nunca en la probada decisión.

En el mundo material y del dinero

Semana donde podrían continuar los problemas de dinero. En verdad no tenemos problemas, sino que vemos que entramos a ciclos donde pagamos algunos errores del pasado o reconocemos que creíamos necesario lo que hoy se ve como un capricho. Hacer conciencia no recupera el gasto, pero sí enseña. Los caminos para las ganancias siguen estando en el invertir energía en crear y posiblemente crear nuevos proyectos, tal vez más pequeños o breves en el tiempo. Ya es momento de concentrarse en lo importante, porque hay cosas que continuarán sin nosotros. El dinero llega a las personas que llevan ánimo y energía de aportar al mundo y los demás. También llega a los que saben ofrecer y cobrar con la simpatía de quien cree que la retribución es el fundamento de la vida: dar para recibir.

En el mundo sentimental

Semana de calmas pero de calores internos. Confundimos la fantasía con lo posible. Lo posible sólo ofrece serenidad y comprensión amorosa. La pasión se nos permite como la forma de reconocer hasta dónde la realidad puede estirarse. Posiblemente, los sentimientos necesiten explicaciones, y tendremos que dar examen para fundamentar lo que llevamos en el corazón. Nadie nos pide decidir el sí o no, pero hay mucho de indefinido que en estos días necesita transparencia y definiciones. Vamos entrando a tiempos de compromisos y promesas que deberán cumplirse. Un intento no es un sí arrepentido. Un sí merece todo el esfuerzo posible lleno de motivación, porque nadie se compromete por obligación, a excepción de ser obligados por el miedo a perder, donde ya sabemos que eso no resulta. Semana donde el decir no también es una forma de decir sí a uno mismo. Semana donde se agradece la honestidad.

En el plano espiritual

Semana para valorar la flor en la ventana, para sentir que nuestras vivencias llenas de detalles valen la fortuna que tenemos. Semana para saber que hay más por delante, pero con lo que vamos viviendo en el hoy, nos llenamos de energía para ir por más. Son tiempos donde lo divino quiere entender nuestra definición de progreso. Para la energía, el tener es retener y estancar. Por lo que, lo divino nos acompañará en nuestros movimientos, decisiones y satisfacciones. Semana para dar los primeros pasos de aquello que nos hace soñar. Semana para dedicarnos a nosotros. Nuestras labores merecen una redefinición radical y sentiremos ese apoyo mágico cuando rompamos los esquemas de lo obvio. La bendición la merece quien regresa de la aventura, y no quien camina por lo seguro, porque lo conocido ya fue bendecido por los cientos que construyeron el camino. Vivamos lo imposible dentro de lo posible, porque allí está el ánimo que necesitamos. Sin saber nada de nada, creamos esa inmensidad con lo que intuimos, y no con lo que sabemos.

fernandoconfianza-1

Donación

Agradezco tu donación en dinero para poder continuar con esta labor.

5,00 US$