[Español] Semana del 4 al 10 de Octubre

Semana para tener cuidado con permitir que nuestra ceguera, nuestra excesiva generosidad, nuestra inocencia y nuestra negación a nuevos tiempos, nos haga pasar malas jugadas. Entramos a tiempos donde aumenta la transformación del entorno y posiblemente tengamos que aceptar contra nuestra voluntad lo que se impone en el entorno. Y no es que perdamos o no tengamos la razón, sólo son intentos de la realidad de experimentar lo novedoso contra lo conocido. Semana para aceptar que las nuevas ideas refrescan la energía y posiblemente nos veamos obligados a desechar alguna insistencia o esperanza en lo que intuitivamente sabemos que no resultará. Semana donde la rabia y las envidias florecen con gran actividad, imponiendo sus gustos por ver nuestro impedimento a nuestras nobles intenciones. Gana quien tiene más paciencia y fuerza interior. Pierde quien se desespera y pierde el control. Semana para limpiar y sacar de nuestras cajas lo que se ha descompuesto o lo que teníamos como reserva y ya sabemos que no se utilizará. Todo aquello que nos preparamos sin un sueño concreto, pierde fuerza, confirmando que venimos perdiendo constantemente porque primero se sueña con emoción y luego se crea con voluntad. Tendremos que ir donde no queremos, sólo porque no hemos completado la tarea correctamente.


En el plano material y del dinero


Semana para tener mucho cuidado con lo que firmamos, prometemos o proponemos. Semana para priorizar nuestros intereses, con la justicia de que todos tenemos que ganar. Llevamos dentro de nosotros la distracción de querer hacer el bien, y caemos en la trampa de regalar lo que necesitamos. Tiempo de asegurar lo propio ante algunas pequeñas dificultades y sorpresas. La mejor preparación es la prudencia y la reflexión de que las inversiones y los gastos se hacen para beneficiarnos y no para acumular. La abundancia nos pone a prueba para ser muy creativos ante estos momentos de tensión en las estrellas, porque caminamos por un final de año que ya se ve la grandeza de los cambios y las dificultades mundiales que se suman a las dificultades locales. Sólo sensatez en estos momentos. Prudencia y sensatez.


En el plano sentimental


Semana para tener la necesidad de cobrar algunas promesas sentimentales ante ráfagas de desesperación y soledad. De pronto nos sentimos abandonados y exigimos a nuestras amistades y pareja la presencia. Presionamos demasiado por sentir nuestro propio vacío. No necesariamente las amistades calman nuestra ansiedad, porque vayamos donde vayamos, estamos reconociéndonos interiormente, y creemos que la compañía tiene la solución a nuestras desesperaciones. Semana para entender que tenemos formas posesivas de amar y llega el momento de entender el amor como admiración y placer junto al otro, y no como la manera de amar arreglando la vida del otro.


En el plano espiritual


Semana para dedicarla a limpiar nuestro mundo íntimo, ya que aún seguimos pidiendo a la divinidad que arregle nuestra situación. Ya es tiempo de comprender que lo divino ha decidido la transformación total de la realidad y no lucha por nuestras conveniencias, sino mas bien espera que adaptemos y ajustemos nuestras creencias y habilidades a las nuevas visiones del presente y cómo el mundo se sueña a sí mismos. Es una semana muy íntima, casi silenciosa para explicarnos y tomar el coraje de tener que soltar lo que nos pesa, porque llegan los días donde nos quitarán lo que nos aferra, se disolverá lo que insistimos y se acabará lo que ya no pertenece a nuestro mundo. Puede sonar un tiempo algo catastrófico, que puede serlo en la medida en que insistamos por lo que no regresará. Más bien, soñar y elevar rituales espirituales a la bendición de nuevas habilidades, nuevos talentos y nuevos sueños, más llenos de sentido que de interés.