[Español] Semana del 30 de Agosto al 5 de Septiembre

Semana donde es preferible elegir la mañana a la tarde, donde es más amable el aceptar que el negar, en donde el pasado sólo nos atormenta y no nos deja ver las pequeñas delicias del presente. Semana donde nuestras elecciones se definen entre mantener el resentimiento, el tormento, la injusticia y la frustración, versus la amabilidad del contrario, la sonrisa del desconocido, la curiosidad de las nuevas formas y la simpatía a la tolerancia. Son días donde ganamos más incorporando a quien es diferente, que resistiendo y marginando en nombre de la unidad. A veces la unidad tiene idiomas diferentes, pero todo está atravesado por un mismo sentimiento que no necesariamente es el de nuestra preferencia. No perdemos, sino que entramos a comprender que entre opuestos sumamos. Semana para aceptar las cuentas negativas del dinero como una motivación para ser más creativos. La angustia por la falta aumenta la carencia. La creatividad y el atrevimiento comienzan a florecer, a veces por necesidad, a veces por evasión. Semana para decidir asociarse o tener aliados, porque solos no llegamos a ningún lado. Semana para dar el primer paso. Abrazar, decidir, aceptar y motivar a los que vienen atrás, porque son días de aparente calma que llevan la acción concreta.

En el plano material y del dinero

Semana para aceptar las condiciones de un contrato, de una sociedad, de una alianza, a pesar de no sentir esa confianza. Y no porque sea conveniente, sino porque no hemos explorado en los opuestos. Siempre hay salidas a todo laberinto. Y es una semana donde hay intenciones reales de crear abundancia con la suma de las diferencias, ya sea en las actividades diferentes, con distintos aliados o con aceptar que nuestras creencias necesitan de distintos puntos de vista para nutrirse de visión y experiencia. El dinero está cerca y no encuentra nuestra casa, nuestra puerta, nuestro bolsillo, porque no mostramos interés ni ambición. La riqueza sólo hace amigos con los bien dispuestos y animosos a ser abundantes. La victimización y la pobreza son una actitud que nos engaña con promesas del pasado que ya sabemos que son una gran mentira. Actitud de abundancia para que el dinero toque tu puerta.

En el plano sentimental

Semana para dar el primer paso en todo. Nadie conversa con los silenciosos. Nadie nos da lo que no hemos pedido. Nadie hace amigos con los que se esconden. Tal vez hemos cometido el error de no cuidar nuestras amistades, de no acariciar la relación, a la espera de que la otra persona tome la iniciativa. Llega el momento de hacerlo o no hacerlo, sabiendo que nadie más lo hará por nosotros. Semana para ser osados en el sentir. Sentir y permitir sentir son la honestidad más pura que esta semana florece con gran dedicación. ¿Por qué negamos lo que sentimos? Porque creemos que el ser buena persona es mantener las buenas apariencias. A nadie le importa nuestra faceta de decente ni elegante. Sólo interesa que nuestro sentir sea sincero y que nuestro sentimiento tenga propósitos claros y honestos. Semana para ser quienes decimos claramente lo que sentimos. Semana de confesiones, de las que ruborizan, de las que avergüenzan. A quién le importa.

En el plano espiritual

Semana para saber que no siempre estamos en la mejor posición y que no siempre somos los que tenemos la razón. Semana para ceder ante la evidencia de la realidad. Ser sinceros en el acto de que no hemos hecho nada por cambiar las condiciones presentes, hace que tomemos conciencia de que son excelentes tiempos para decidir de una vez que es beneficioso para nuestra vida. Lamentaremos los sueños borrosos y poco sinceros. Pero es un asunto de decidirse vivir de una determinada manera, de determinar quiénes queremos ser y vivir en ello. Más que desfallecer y entristecerse por la robusta realidad, mejor poner la atención en lo que nos da motivación, calma y alegría. Porque la vida espiritual, aquella llena de sentido, muchas veces no está en las misiones ni en el trabajo que la vida nos exige, sino en la calma y en la valoración de lo importante, y vamos comprendiendo que muchas veces el trabajo es lo menos importante. Semana para sentir la bendición en lo que nos da paz, nos regala amistad, nos ofrece comprensión amorosa. Lejos de lo que nos imponemos como obligación, dejar que los conflictos se queden con los conflictos, porque nuestra vida, nuestra verdadera vida no vive en el orden que exigimos, sino que en la inmensa calma y satisfacción de saber que somos profundamente sanos, abundantes, bendecidos y sobretodo, divinos.

fernandoconfianza-1

Donación

Muchas gracias por tu donación en dinero. Agradezco mucho el que te animes a que pueda continuar con esta labor.

5,00 $