[Español] Semana del 9 al 15 de Agosto

Semana para que, lo más probable, es que no tengamos la totalidad de la razón, y sintamos que nuestra velocidad, nuestro ímpetu y nuestras ganas enrabiadas de algo, nos dominen por sobre los hechos y los ritmos del mundo. Si bien es una buena semana en términos de resultados, donde se siente una abundancia incipiente, y donde los sentimientos -luego de la duda o la discusión- se manifiestan intensamente, hace que vayamos teniendo un camino cada vez más claro, van apareciendo de a poco las certezas personales, y sentimos que decantamos en la calma aquello que nos dice “has lo que debes”. Hacer es un acto que es consecuencia de una decisión. A veces el hacer esconde un “no decidir” porque esperamos que los demás hagan por nosotros. Esta vez tendremos que ordenar los actos, con calma y sin aceleración porque un movimiento rápido invita a la torpeza. Decidir siguiendo las pistas del ánimo y de esa intuición que nos mueve lentamente, con atrevimiento pero con lentitud y conciencia. No deja de ser una semana cualquiera, son los inicios de una nueva etapa interior que nos demuestra madurez, o nos dice que tenemos que madurar. Allá cada uno qué decide.

En el plano material y del dinero

Semana para que el dinero llegue lentamente. Y todo lo que tenga que ver con ganancias aparece como resultado de un proceso lento y profundo. Es que el universo nos quiere abundantes, pero principalmente, nos quiere maduros por dentro, convencidos de esta forma profunda de descubrir el verdadero valor de nuestros actos y actividades. No sólo es hacer por hacer, trabajar por trabajar, sino es reflexionar sobre la profundidad del valor. El dinero llegará con seguridad luego de las lentas formas que creamos con valor. Son tiempos donde la vida real se presenta desordenada y caótica. Sólo para que tengamos miedo, sentiremos que está todo alterado. Pero cuando observemos bien la realidad, comprenderemos que en medio del caos, las ofertas y las oportunidades están allí, tomarlas con creatividad, con decisión y con espíritu de agregar valor, sólo que tenemos que aprender a vivir en este desorden, y comprender que el nuevo orden tomará un tiempo.

En el plano sentimental

Semana para sentir el capricho de tener la razón. Semana para querer obtener satisfacción y placer por sobre todas las cosas. Semana para imaginar que nos ofrecen sentimientos y cariño de maneras especiales. Semana para tener cuidado con las frustraciones de que las amistades y los sentimientos se expresen de maneras diferentes. No tendremos la razón totalmente, lo que sí tendremos es ganas de recibir todo lo honesto y puro, todo lo que podamos entender como amor, y por eso, buscamos ansiosamente ese momento de pasión. El amor se ofrece y se recibe con agradecimiento todo lo que nos quieran dar. Pero en medio de esta tensión, buscaremos el reclamo, el tormento y el enojo como maneras de decir que estamos insatisfechos, estamos desconectados, o estamos empecinados en que todo sea como queremos. Luego viene la pausa, la comprensión de que cuando la frustración está en nuestros ojos, culpamos a los demás de lo que no puedo aceptar y agradecer.

En el plano espiritual

Semana para calmar nuestro ímpetu y nuestra fatal manera de ver los asuntos de nuestra vida. Tal vez nuestros ojos ven caos, pero en verdad es el orden que busca sus formas, a veces no de buenas maneras, con nostalgias de lo que no volverá, con rabia de lo que cambia radicalmente. Semana para seguir en el proceso de comprensión de la profunda transformación de todo lo que nos rodea. Lo humano intenta ponerse en equilibrio, con los que insisten en conservar lo que les era conveniente, versus los que aceptan que hay un mundo agotado y que necesita nuevas formas. Definitivamente siempre en el planeta ha ganado las nuevas formas, tal vez no las convenientes porque no somos la especie principal de este planeta, no somos importantes para la naturaleza, no somos elegidos por Dios. Somos parte de un sistema que se vuelve divino cuando entendemos que todos estamos conectados de alguna manera, y que volver a sentir esa conexión nos da comprensión amorosa de que somos nosotros los que estamos equivocados, somos nosotros los frustrados porque nos contaron un cuento del éxito y del progreso personal que, en verdad, la naturaleza posiblemente, esta vez, no tolerará. El ánimo está en la adaptación y la aceptación desde dentro hacia fuera, desde nuestro corazón al corazón de todo.

Donación

Agradezco tu donación que permite la continuación de esta labor.

5,00 $