[Español] Semana del 3 al 9 de Mayo

Semana para dar un descanso a la intensidad de los pensamientos, los desencuentros, las contradicciones, los malestares y sobretodo, las noticias profundas de transformación. Los años 2021 y 2022 son de transformaciones profundas en la manera de organizarnos, tanto en las empresas, como en la familia, los gobiernos y la economía, al punto que aún no tenemos palabras a las maneras de cómo se llamarán a esas nuevas maneras. Y ante tanta intensidad de querer cambiarlo todo, esta semana se da un respiro que nos permite sacar la cabeza de los dilemas y reenfocar nuestra dirección. Es el momento perfecto para decidir dónde queremos vivir, cómo queremos vivir, con quién queremos vivir, qué nos da tranquilidad, qué nos alegra el corazón y qué es lo que damos por superado y le denominamos pasado. Este respiro es hacia dentro, hacia la conversación que se confiesa, hacia la acción de lo pequeño que suma al gran proyecto. Se vuelve a definir la palabra ambición, propósito, lujo, estatus y valor, ya que es el momento para darse cuenta que nuestros intentos aún viven en antiguos objetivos cuando ya el mundo, y nuestro mundo, hablan de nuevos significados. Puede ser que nos demos cuenta que luchamos contra imposibles que no es que sea más fuerte el contrario, sino que mi combinación de creencias no abre la puerta indicada.

En el plano material y económico

Semana para hacer cuentas y entender qué es lo que tenemos y lo que no tenemos. Este balance hace de inicio para volver a diseñar las ambiciones. En la mudanza mundial, hay cosas que quedaron lejos y otras que tendremos que crear caminos para llegar a ellas. Los consumidores han cambiado de gustos y prioridades, y es el momento de volver a redactar nuestra oferta. Es la semana donde se separa lo que ya no es rentable de lo que promete potenciales. Se cae parte de un modelo basado en la deuda o el crédito, para entrar en lo que realmente es, lo que tiene valor y lo que tiene sentido para hacer los agradables esfuerzos que llenen nuestras ambiciones. Tal vez nos demos cuenta que no es el dinero lo que tenemos que contar, sino el valor que queda en nuestra satisfacción, lo que se transforma en lo verdaderamente importante. Ganar valor no es lo mismo que ganar dinero.

En el plano sentimental

Semana para hablar de lo que sentimos. Esto se confunde entre lo que nos preocupa interiormente con lo que nos apasiona sentimentalmente. Es una semana dedicada a tocar la parte real del amor, donde llega el momento de concretar, de proponer, de presentar nuestra forma de sentir. Tal vez tengamos que dar el primer paso que cambia y define lo que sentimos realmente. Así los amigos confirman sus lealtades, los amores demuestran su querer, los valerosos sonríen ante su autoestima y los consagrados manifiestan su Fe.

En el plano espiritual

Semana para mantener elevada nuestra inspiración, una parte en la Fe espiritual, y la otra en nosotros mismos. Luchamos contra las decepciones y las preocupaciones de nuestro cotidiano, que nos hacen olvidar lo que nos mueve en la vida. Es una semana para darnos cuenta que, si no volvemos a nuestros sueños y nuestras ambiciones, tendremos esa sensación de perdidos. Podemos elegir quedarnos en la incertidumbre mientras esperamos que el entorno se ordene. Eso nos retrasa y nos hace perder oportunidades. Es momento de volver a nuestra inspiración, a nuestras poesías que nos conectan con lo que el universo escucha como nuestro siguiente paso. Tal vez deseamos vivir en otro lugar, pero todo lo que hacemos hoy nos amarra a este lugar y no nos deja caminar hacia nuestros sueños. La realidad está tan contrariada que sólo la coherencia, lo liviano y lo que sueña, permite que la realidad se conduzca hacia nuestros propósitos. Semana para dejar de insistir en lo que no dio resultado para permitir espacio a que suceda el inicio de una nueva manera, un nuevo sentir, una nueva forma, porque todo se está transformando, y nosotros con ello.

fernandoconfianza-1

Donaciones

Agradezco tu donación que permite continuar este trabajo.

5,00 $