[Español[ Semana del 22 al 28 de Marzo

Semana donde dos fuerzas se despiertan abruptamente y quedamos a merced de nuestra ética sin un juez que nos oriente. Por un lado, se levanta la energía de concretar y asociarse para hacer equipo que sume energía al próximo éxito. Días de voluntad de hacer y construir, también de ser prácticos y simplificar nuestras derrotas en símbolos claros para poder seguir sin caer en el fuego del duelo o el rencor. Por otro lado, semana de tentaciones de tomar caminos cortos, abusando y ganando posiciones con maneras fuera de la ley o con prácticas abusivas o sin buenas enseñanzas. Lo hermoso de lo humano es haber podido coincidir en el bien común, pero este otro lado despierta las ganas de ganar posiciones por medio de lo que no se nota, lo oculto, lo perverso y lo dañino. ¿Qué lado ganará? definitivamente, el mejor alimentado. Si nos hemos nutrido de perversidad y nos rodeamos de sórdida permisión, donde lo ventajoso tiene más poder que lo benéfico, donde miramos y vemos que todos hacen a sus ventajas, y creemos que eso es la nueva ley, bueno, esta semana las oportunidades grises nos tientan a avanzar por sobre un orden. La trampa está declarada y decidiremos si la tomamos o no. Es la diferencia entre oportunidad y oportunista. Por lo mismo, si gana el sentido del bienestar común, y nos enfrentamos a buenas razones para avanzar y levantar el ánimo hacia nuevas conquistas, esta semana se presenta como un gran momento de ganancias para todos. Cuando todos ganamos, el bien común se instala confirmando la comunidad humana. Lo humano define sus nuevas formas, y no seremos testigos de la bondad total, sino de los dos lados de un mismo acto, donde santos y pecadores conviven, confirmando que para que un lado exista, tiene que existir el contrario.

En el plano material y económico

Semana de acción en un despertar de ganas de construir. Buenas ideas comienzan a materializarse. Posiblemente, aparezcan alianzas ventajosas que nos apoyen o complementen nuestros talentos. Son tiempos de hacer aquello que huele a grandeza y prosperidad. El dinero pide sus condiciones, y tendremos que vestirnos para la ocasión. La abundancia pide ánimo y motivación, entrega y dedicación para poder instalarse en nuestra vida. La fiesta no se celebra en la casa del avaro, sino de quien tiene ganas de compartir e invitar a quien quiera aportar. También, semana donde a nivel global, las señales hablan de problemas y ciertos quiebres que traerán dureza en los próximos meses. Cuidemos nuestras ideas, nuestros esfuerzos para actuar con criterio y prudencia, pero con coraje y optimismo, así como un barco se prepara para cruzar una tormenta anunciada. Por otro lado, es importante mencionar que estamos en tiempos donde las autoridades, directores, personas que dirigen grupos humanos, pasan por sus máximas confusiones y dudas, posiblemente tomando decisiones erradas. Vemos cómo los líderes cometen torpezas porque quieren mostrar su poder o mostrar su capacidad de liderar. El silencio y la mesura, la verdad y la creación de equipos de unos con otros (inclusión), es lo único que podrá cuidarnos en estos tiempos de transformación, donde ellos (los líderes) son los primeros en verse transformados, y posiblemente ya no son los líderes que admiramos en el pasado. Reconocer sus errores pasa a ser la gran ventaja, como si fuera una estrategia.

En el plano emocional

Semana de parejas y sentimientos. Semana de dulces amistades y cómplices. Como también, semana para disfrutar el momento. Tendemos a creer que el gozo se hace construyendo planes. Los planes crean nudos que no sabremos adaptar a la manera que el corazón quiera latir. Como la pasión está alta, confundimos complicidad con compromiso, y nos ponemos a elevar promesas que sabemos que no tienen certeza. Semana para amarnos, amando al otro, al que se vuelve leal en la complicidad sin necesidad, porque conservamos lo que no amarramos.

En el plano espiritual

Semana para distorsionar la realidad. Acusamos al que creemos que nos crea dolor, cuando sólo es nuestro ímpetu de no querer ver nuestras propias responsabilidades, y peor aún, no queremos ver que no todo está tan bien ni tan mal. Semana para sentir algo de confusión interior porque nos llenamos de supuestos y explicaciones que intentamos acomodar a las noticias para que no podamos tener certezas objetivas, sino que sólo datos parciales, con tal de encontrar culpables, encontrar a quien nos tiene que solucionar lo que es nuestro. Semana para tener momentos de lágrimas para dejar salir la energía confusa y calmarnos. Son nuestras inmadureces que no se sienten capaz de enfrentar lo que viene. Hemos perdido nuestra narración divina, y dejamos de hablar con nuestros ángeles. Siempre el refugio espiritual nos devuelve esa Fe que tendemos a abandonar cuando ponemos la atención exclusivamente en el tener y conservar. Nada es nuestro, y a su vez es de todos. A nadie le falta bondad, y sembrar la fe personal es el secreto para enfrentar este nuevo ciclo que se inicia, así perdamos por un lado y ganemos por otro.

Suscripción a Pronósticos Profundos de la Semana. más información aquí

Donativo

Aquí puedes realizar tu donación y te agradeceré mucho por permitir continuar con esta labor.

5,00 $