[Español] Semana del 8 al 14 de Marzo

Semana donde lo fácil es enfurecer cuando no encontramos caminos indicados para nuestras ideas. También, para sentir melancolías de algunos detalles en el mundo de los sentimientos que no terminan de superarse. Nos demora olvidar las rabias de asuntos no logrados y, ante las evidencias del presente, es imposible que el pasado vuelva al hoy tan distinto al ayer. Si sientes lo mismo del ayer, mas bien repasa qué es lo que te adhiere al pasado, no para desecharlo, pero sí para aprender de aquello y dar el paso a lo que queremos y deseamos en la vida, a soltarnos a lo que ya no es nuestro. Es una semana de aspectos lentos en todo lo que nos rodea, donde las grandes pausas invitan a descansar o a crear. También a estudiar e iniciar algunas actualizaciones o hobbies que esperan por nuestro ánimo. Pero lo más importante, tiene que ver con la ocurrencia o el encuentro con ideas que transforman la visión de nuestras actividades. Nos involucramos en conversaciones donde la creatividad fabrica ideas brillantes, posiblemente a soluciones, o a la creación de caminos luminosos. Encontramos aquello que nos devuelve la curiosidad y nos anima completamente, o al menos da el primer paso. Será distinto y radical a lo cotidiano, o a lo esperado. No temamos y atrevámonos a quebrar lo obvio, si es necesario. Son tiempos para mirarnos dentro y encontrar lo que nos sorprenderá en un mundo donde aún no se encuentra el hilo que conduce a un nuevo centro. No sabemos aún qué es el equilibrio, ni cómo se llama aquello que aún no termina de ordenarse. Pero sí es importante tomar la decisión de estar en donde las ideas nuevas brillan, y donde los aportes que tenemos que hacer a nuestras actividades y nuestras relaciones permite sumar más que a quitar. Con la Luna Nueva de esta semana nos alineamos hacia aquello que, si realmente lo deseamos, nos revela como auténticos. Es una semana donde nos reencontramos con esa esencia dentro de nosotros, y no en alguna tienda o moda que nos ofrezca un modelo usado. Esta vez, que sea nuevo y creado por nosotros. Lo de otros no nos lleva a ninguna parte. Lo descubriremos.

En el plano material y económico

Semana para que trabajemos ese aspecto de la estabilidad, y simplemente dejemos que las señales curiosas y algo mágicas de la vida cotidiana nos vaya dando poderosas pistas de hacia dónde se mueve nuestro destino. La abundancia deja sus huellas y esta vez ponemos atención. Nos sentimos afortunados cuando, cerca del fin de semana, encontremos ideas nuevas, frescas y reveladoras de cómo dar vuelta los dilemas que atrapan problemas y desgastes en nuestras actividades. Está en juego la renovación de la manera de cómo ganamos dinero o valores que nos permitan transformar nuestro potencial en realidad. Todo lo que se parezca a otro, no es. La gran ganancia está en lo creado por nosotros para nosotros. El equipo hará el resto, porque ningún tesoro se descubre en soledad. Sólo es posible crear valor en forma de equipo, y dejando atrás nuestros nombres, se abre el camino hacia las transformaciones que se vienen. No será obra de una persona, sino de la suma de pequeños y grandes aportes de un grupo de interesados en un asunto común.

En el plano emocional

Semana para estar silenciosos y posiblemente madurando sentimientos. Sensibles al máximo, preferimos evitar opinar o decidir aspectos que definen el amor. Si bien sentimos esa energía sentimental, necesitamos tiempo para madurar y fortalecer nuestro ánimo. Anima profundamente el tener conversaciones banales y graciosas para ir encontrando la levedad que hará balance con nuestra fragilidad interior. Nada para alarmarnos, pero evitemos crear escándalos y conflictos donde podemos evitarlos. Mejor sonriamos y digamos que estamos sensibles. Mostremos nuestra vulnerabilidad y confiemos en los demás que nos sostienen. Descansemos en las conversaciones, compañías y presencias de quienes nos rodean. El silencio se hace amigo de todos. Dejemos partir lo que tiene que partir. No somos dueños de nada ni de nadie. Dejemos partir principalmente los sentimientos que son más nuestros que de los que queremos que nos amen. Y funciona para los dos lados, porque lo que se diluya deja espacio, pero lo que es esencial dejará huella.

En el plano espiritual

Semana para usar el silencio como motivo para llevar la mente a un estado de levedad. Posiblemente a través de una melodía que no podemos olvidar, o a través de algún pensamiento que se nos vuelve infinitas veces. Semana para llenar de colores y orden nuestro íntimo espacio o nuestros objetos más preciados, más que llenar de músicas y sonidos nuestros rincones que adoramos. Será el silencio lo que permita que calmemos aquellos rasgos de ansiedad ante las incertidumbres de lo cotidiano. Hay mucho que no se resolverá ni se conducirá hacia lo que queremos. Y el silencio permite detener nuestras intenciones que no tenemos control. Será desesperante al comienzo, pero entregarnos a la calma del silencio parece ser un buen camino. Cuando estemos allí, en esa quietud de nuestro rincón, recomiendo que susurremos un “gracias” por esa sensación de quietud. Sentiremos el más profundo contacto con lo más sagrado y espiritual que nos rodea. No estamos solos, y ese agradecer vuelve sensible todo el inmenso poder de lo divino que nos acompaña en tiempos de sensibilidad. Sólo confiemos. Estamos iniciando un tiempo luminoso, pero todo comienzo merece quietud para entender lo más sutil que nace desde nuestro interior. Nada desde fuera, nada desde otros. 

fernandoconfianza-1

Donativo

Gracias por hacer tu donación para poder continuar con esta labor semanal.

5,00 $