[Español] Semana del 15 al 21 de Febrero

Luego de las primeras 6 semanas de este año, entramos con luna nueva a un período de aceptar lo que tenemos. Aceptemos que hemos perdido y que hemos ganado, y rompamos los tiempos de antes para instalar los nuevos con propiedad. Bajo esa mirada, comprendamos de una vez, que todo a nuestro alrededor nos acompaña para ser útil. Y somos profundamente abundantes, porque tenemos todo lo que necesitamos y nos regalan u ofrecen lo que nos falta para completarnos. Es una semana para dejar de sentirnos carentes y miserables, desvalidos y desafortunados. Basta ya. Tenemos ideas y esperamos salir de las comunes para entrar en esas especiales, esas que se llenan de nuestro perfume y nuestra energía. Soñar en grande, realizar en concreto. Posiblemente en el futuro próximo, sorprendamos a los que nos rodean con la acción de nuestras ideas. Nadie dijo que salir de la caja era fácil, pero iremos con lo propio de nosotros, con esencia, con nuestra pasión. Semana impostergable donde tenemos el deber de iniciar nuestra creación. Pero también crear un método y una manera muy propia. Crea calendarios, planifica el tiempo. Hacer pruebas, volver al plan. Crear y realizar. De la mente a las manos, con el corazón como puente.

En el mundo de la materia y le dinero

Semana para vencer al enemigo del pesimismo y la incertidumbre. Son energías muy rígidas sembradas en nuestra niñez bajo la frase “tu no puedes”. Alguien nos convenció de que no éramos fuertes, nos dijo que no era para nosotros, nos mintieron cuando nos enseñaron a conformarnos con poco pero seguro. Nos juzgamos solos y quedamos amarrados a la cuerda que nosotros mismos nos pusimos al cuello. Semana para dar un pequeño golpe de fuerza y cortar las creencias limitantes que no nos dejan alcanzar el mapa del tesoro. El dinero está al frente de nosotros, y no viene del pasado, sino tenemos que crearlo al alcance de nuestras manos. Semana para poner la fuerza en la idea y el plan. Nada de cosas pequeñas. Siempre lo grandioso y lo nuevo o de nuevas formas. Sabemos que el mundo se abrirá nuevamente, pero de una manera nunca vista. Así que tenemos que prepararnos para nuevas formas de intercambiar nuestro valor por riqueza.

En el plano sentimental

Semana para que nuestras costumbres, limitaciones y creencias rígidas pongan freno a la pasión y a los sentimientos que buscan corazones con coraje. No es desafiar las leyes ni las condiciones, sino las creencias. Tal vez esperamos que el amor suceda de una manera determinada, y desechamos otras formas porque nos hemos planificado emocionarnos de determinada manera. Basta de lo conocido. Y esto implica entender que lo conocido nos ha hecho sentir y vivir lo que tenemos hoy. La apertura de nuevas formas de amor y amistad nos lleva a dejar lo que nos duele y recibir lo que nos abraza. Tal vez no conocemos la bondad, el sentir, el admirar y el desear en su máxima expresión. No nos conformemos con lo que sabemos que hay. Pidamos más. No con exigencia, sino que con placer y pasión. Pidiendo y ofreciendo en un dulce y delicioso equilibrio.

En el plano espiritual

Semana para dejar de caer en la misma trampa de los supuestos. La creatividad y las ideas son para crear abundancia y bondad, y no para inventar escenas imaginarias con consecuencias desastrosas. Los supuestos destruyen lo posible antes de que suceda. Y los supuestos destruyen la paz de la espera. Nos perturbamos porque permitimos a la imaginación actuar en todo su esplendor. Nada es tan terrible, más bien, todo tiene su intención. Deja que las cosas sucedan para poder opinar y decidir. Podrás opinar con bondad, y decidir con determinación. Nada a medias. La Fe nos mueve con mucha fuerza. Semana para ser arrastrados a un terreno complicado. Si dudamos, podemos confundirnos con nuestros miedos ante la incertidumbre. Tendremos que decir lo propio, con propiedad. Tendremos que mostrar nuestra fuerza. Tendremos que lucir nuestra voluntad de crear y fundar nuevos tiempos. Temeremos. Nunca hemos ensayado estas maneras que se nos exige reaccionar. Semana para permitirnos recibir todo como buenas noticias. Con calma y buena disposición, más con rostro de curiosidad y no de espanto. Todo es buenas noticias, porque nos permitirá abrazar con amor lo que viene para nuestra bondad, y podremos decidir lo que necesita generosidad y sentimiento. También sabremos lo que ganaremos y perderemos. Nunca perderemos cuando conocemos nuestro amor interno. Hay otra mitad que piensa distinto a nosotros. Y ninguno está equivocado. Cada parte actúa por sus creencias. Nadie le ganará al otro. Sólo triunfará lo más sereno y lo mejor dispuesto a lo nuevo. No todo es para todos. Pero lo que es para nosotros, siempre lleva luz, valor, dignidad y libertad. La libertad de saber que hoy estamos aquí y mañana en otro lugar, porque no tenemos nada que cuidar ni proteger. Somos lo que llevamos: ideas, sentimientos, pensamientos, valor, principios humanos, y sobretodo, bondad como moneda de intercambio.

fernandoconfianza-1

Donaciones

Gracias por aportar con una donación para la continuación de esta labor semanal.

5,00 $