[Español] Semana del 8 al 14 de Febrero

Semana para poner atención a nuestros mensajes aún no respondidos, como también, semana para enviar nuestras mejores propuestas, de esas osadas y convenientes, como también de esas que hacen ofertas que permiten avanzar varios pasos. Las propuestas permiten que todos ganemos. Y esa ganancia tiene sus resultados cuando ambas partes participan en la evolución de sus presentes. Favorece el trabajo colaborativo y no competitivo. Es la semana dedicada a la comunicación que crea valor e importancia. Pero necesitaremos que sea recíproco. Pides atención al otro, pero necesitamos prestar atención a los demás. Tenemos que ser justos y responder lo que te llega a nuestras manos o a nuestro corazón. Semana para percibir el sentido profundo de hacia dónde se mueven las intenciones de nuestras actividades laborales, nuestras relaciones de amistad y sentimentales, y las que corresponden a nuestras verdades que construyen nuestra propia realidad que nos da sentido y protección. Si bien es una semana donde la distracción logra que perdamos esos momentos importantes para sentir que avanzamos, es un momento donde desafiamos a Mercurio Retrógrado con el comienzo de un trabajo personal. Intentaremos, una vez más, definir con exactitud dónde estamos en este momento, creando visión de cómo llegamos hasta acá, y cómo ahora nos corresponde dar los siguientes pasos. Es muy importante lo que decidamos esta semana, porque influirá gran parte del año.

En el plano material y económico

Semana para concentrarnos y pensar en propuestas que creen valor. Es el momento de hacer las propuestas que generarán proyectos rentables y permitirán sentir que la abundancia presta atención a nuestras ideas. Es una semana para trabajar en equipo. Es una semana para armar equipos que den espacio a nuestros talentos, como también fortalezcan nuestras limitaciones en relaciones que permitirán crecer y desarrollarnos. Tal vez aún no veamos resultados concretos, pero estamos sintiendo que es el momento de avanzar con fuerza, con un poco de osadía, con un poco de atrevimiento, porque no es la suerte la que toca la puerta, sino es quien abre la puerta cuando tocamos el timbre de su puerta.

En el plano sentimental

Semana para tomar iniciativas más allá de nuestras creencias y vergüenzas. Sin ser desvergonzados, la osadía en los sentimientos permite ahorrar tiempo para declararnos sentimentales y que llevamos mucho para dar y espacio para recibir. Los sentimientos sólo viven en el intercambio, pero de sentimientos y no favores. Semana para tener certezas en el corazón. O es, o no es. O sigue para crecer, o lo dejamos hasta acá. Sentiremos intolerancia a lo falso y lo que dejamos en omisión. No nos emocionará lo que no sentimos de verdad. Puede que sean momentos drásticos, pero nos agradecerán la sinceridad, como nosotros agradeceremos la verdadera relevancia de nuestro amor. El amor pasa por fases del todo o nada. Y aprenderemos que el amor es muy distinto a la pasión, porque si fuera por pasión, incendiaríamos todos los bosques a nuestro alrededor. Pero con amor, el cielo es el límite. Aprendemos esto muy profundamente, así queramos ver o hacernos los ciegos.

En el plano espiritual

Semana para preguntarnos el real peso de nuestra alma. A veces creemos que estamos viviendo un tiempo de juicios valóricos, donde nuestros sentimientos y pensamientos se suben a la balanza de la honestidad. A un lado, tu alma. Al otro, una pluma. Que nuestro corazón sea liviano como una pluma. Poner nuestro interior en honestidad, implica tener un acto muy personal de ser sinceros con nosotros, no buscando nuestra culpabilidad, sino buscando nuestras profundas razones y sentimientos que permitieron todo lo que tenemos. Descubrimos que somos muy abundantes y que tenemos la obligación de agradecer todo lo que se nos permite. Una semana de mucha sensibilidad interior para ser justos con nosotros mismos. Buscamos el lugar exacto en nuestro mapa de vida. A veces descubrimos que no tenemos mapa. A veces descubrimos que tenemos mucho más por descubrir. Que nada nos distraiga en encontrarnos en un mapa que tenga sentido, que tenga sustancia que nos alimente los vacíos de nuestro interior. Porque el hacer y hacer exagerado no llena nuestras carencias, sino que nuestro cansancio. Las carencias son conversaciones sinceras con uno mismo. Y esta semana las tendremos en el largo tránsito de nuestros descansos. Allí la voz interior nos preguntará con amor y no con juicio. No temamos responder con un sentimiento. Pero no con palabras, porque son las que redactan la justificación y no la realización. Menos palabras. Mas sentimiento. Menos razones. Más tiempo para saber qué tenemos para dar y cuánto espacio hay para recibir. Estamos a medio camino de un estado de transformación profunda. Aún no imaginamos lo que seremos mañana. Pero lo podemos soñar. Y eso ayuda bastante.

fernandoconfianza-1

Donativo

Agradezco tu generosidad con una donación para poder continuar con esta labor semanal

5,00 $