[Español] Semana del 18 al 24 de Enero

Fuimos entrenados todo el año anterior a no confiar en los planes, porque el gran tiempo tenía una forma de enseñarnos qué era lo que teníamos que reconducir en nuestra vida y qué confirmar. Y hoy vivimos parte de esa transformación a la fuerza, pero llega el gran mensaje del año, haciendo que los planes cambien profundamente. Y sin ser un castigo, es una condición para seguir procesos de transformación profundos. Algunos lo ven como perjudicial, porque sentían que se habían librado de las consecuencias drásticas dejadas por la pandemia, pero comenzarán a pensar que en verdad es cierto esto de que los cambios son internos, los cuidados son extremos y que la abundancia posiblemente exija un modelo que parecerá empobrecido, pero nadie dijo que tenemos que medir todo con monedas, porque vamos a un momento donde lo que tenga valor, significancia e interés sea la manera de cómo vivimos lo simple, lo bello y lo profundo, sin abandonar y sin renunciar a nuestros desafíos. Esta semana se inicia una de tres fases de giros importantes para entender que el tener, el estar, el ser y el agradecer están en coherencia con las decisiones y creencias que nos obligan a reaccionar con más simpleza, con más emoción, con más actitud, donde el luchar, el sufrir, el sacrificar y el atormentar dejen de ser el modelo base del desarrollo profesional y sentimental de los que vemos que tenemos un sentido en la vida. Aún no tiene nombre la manera nueva de vivir, pero tendremos que cuidarnos de todo pequeño exceso y de todo pequeño tormento, porque ganará todo lo que tenga empatía, equipo, alegría y bendición. Lo lamento por quienes sólo saben exigir a la vida y los demás, por los rencorosos, los severos, los manipuladores y los exigentes como forma de guiar actividades, porque son los que tienen más difícil la tarea.

En el plano físico y económico

Semana para reducir sacrificios para aumentar ganancias. Hay cambios drásticos que giran para decirnos qué continúa y qué no. Y sin ser malas noticias, espero que nuestro sentido de vida y propósito estén alineados a las nuevas condiciones. Sin haber grandes pérdidas, hay complicaciones en lo que esperamos recibir, obligando a concentrarse en las buenas relaciones para moverse de lo que conocemos a lo nuevo. Semana donde el esfuerzo obliga a salvar lo realizado y entender que hay nuevos emprendimientos y actividades que estén llenos de valor, comprendiendo que el dinero no es la única medida para entender que avanzamos. Lo económico nos obliga a reducir los gastos y a evitar exponernos en riegos innecesarios. Tal vez la retirada de todo lo que nos produce tormento sea un gran negocio.

En el plano emocional

Semana para que los sentimientos digan su verdad, y tal vez nuestras costumbres y nuestras certezas se vean amenazadas. Generalmente creemos que los demás toleran totalmente nuestra forma de ser, pero es una semana donde entendemos que exprimimos la relación a un lugar difícil de regresar. Semana donde aceptamos con resignación los límites del amor y sólo queda el callar y aceptar. Sin que nada se pierda necesariamente, cuidemos nuestra bondad al explicar lo que sucede, porque al final seremos nosotros los que creamos una situación donde el otro o los demás no toleraron más. No habrá compensación que pueda evitar este momento.

En el plano espiritual

Semana para comprender que nuestras creencias son personales, y que la búsqueda de la espiritualidad no es una actividad social. Semana para desvanecer la ilusión en el otro acera de la realización de nuestro proceso espiritual. El otro, o los otros, no nos acompañan en nuestro camino de realización ni en la búsqueda de nuestros propósitos. Cada uno tiene su camino y su forma, donde la colaboración es una manera de sentir que nos reconocen y que reconocemos el bienestar del otro, pero no significa que caminan al mismo lugar que buscamos como realización. Los demás construyen sus propias creencias y determinan su sentir espiritual en sus propias formas, desvaneciendo la idea del bien y del mal. Nada es bueno y nada es malo, sólo hay creencias que nos dan serenidad. Semana para encontrar luz dentro de nosotros y no en las respuestas de los demás, ni tampoco en la buena suerte del entorno, suerte que en estos días pareciera que el reloj del universo se esfuerza por producir transformaciones radicales en todos los planos. Necesarias por lo demás, para el nacimiento del nuevo Ser Humano. Es cierto eso de que hay quienes no quieren que estas evoluciones se produzcan, y esta semana, serán arrollados por el peso de los cambios de una manera donde sólo el silencio compone la entereza y la dignidad. Mejor retirarnos tranquilos a nuestra casa sin hacer comentarios, y evitar avivar el clamor del rencor y el desorden que sólo es espejo de nuestra confusa y tormentosa frustración. A todos nos dan luz y bendiciones divinas que no significa que caminamos por un plan perfecto lleno de nuestras -a veces- torcidas intenciones.

fernandoconfianza-1

Donaciones

Agradezco tu donación para ayudar a la elaboración de Pronósticos todos los días lunes.

5,00 $