[Español] Semana del 21 al 27 de Diciembre

Semana para tener curiosas percepciones en los detalles al ya no ser como antes, y que el sabor del chocolate, la luz del atardecer y la textura de la ropa, tienen una sensación distinta. Intentaremos arreglar todos los detalles hasta que comprendemos que somos nosotros quienes modificamos la sensación. Son tiempos donde entramos al Solsticio de manera distraída por todo lo que continua sucediendo este año, y sin darnos cuenta, hemos evolucionado de dentro hacia fuera, con más conciencia que nos da visión -o nos perturba-, y con nuevas percepciones que nos obliga a conocernos nuevamente. Tal vez sólo pones atención en un mundo muy pequeño porque te acostumbraste a la autoreferencia y no a la grandeza donde suceden todos los cambios reales. Es un tiempo donde la propuesta interior nos da la oportunidad de provocar cambios hacia fuera,  teniendo voz y acción para corregir nuestra vida para el cuidado de los ríos y el agua, el cuidado de la vida tras el final de las fuentes de contaminación, el final de la indolencia por la explotación de la selva y el mar en nombre del progreso. Cada uno en su lugar, nuestro interior nos propone evoluciones que aún no conocemos los alcances y dimensiones, pero comenzamos a tener la voluntad de buscar lo verdaderamente humano en las transformaciones reales en la vida social, económica, cultural y espiritual. No será lo individual lo que nos ayude a salir y entrar en un nuevo continuo de crecimiento personal y social, sino la unión por sobre nuestras diferencias, porque no tendremos que cambiar nuestras diferencias para unirnos, sino tendremos que unirnos por sobre el disgusto de otras formas de vivencias y creencias. Y estos días nacen las opciones de construir nuevas formas de convivir, o destruir lo que no nos parece necesario, desde nuestra miopía, desde nuestro enfado, con la furiosa tentación de imponer a la fuerza lo que creemos o defendemos, más allá si sea útil para todos o no. De revoluciones hemos aprendido y generado evoluciones humanas.

En el plano material

Semana para confundirnos y perder las prioridades. Lo importante se desdibuja cometiendo errores y torpezas que perjudican el trabajo del otro. Errores y quiebres en las jefaturas hace que el desaliento en las organizaciones provoque caos y descoordinaciones. Las pérdidas por errores o descuidos están en alza, y mejor detenerse y calmarse para volver a tomar el ritmo colectivo. La eficiencia y eficacia en nuestro trabajo también depende del otro, por lo que la torpeza crea malos entendidos y fastidios entre nuestros colaboradores y equipos de trabajo. Semana para sentir que la abundancia estuvo al alcance, pero se escapó de las manos por ansiedades y desenfrenos. Perdemos por apurar y correr. Ganamos por pausar e ir mas despacio.

En el plano sentimental

Semana para molestarse por molestias internas, creyendo que los demás o la pareja crea fastidios con intención. Cuidado con los supuestos, pero también, atención a las intuiciones. Vienen ideas y sensaciones que nutren el amor y los sentimientos. Tiempos de hacer pausas y dedicarse a la contemplación del amor, con manifestaciones que nacen del corazón. No es el precio de los regalos, sino la intención de lo que damos y recibimos. Notaremos quién da por compromiso y quien da de corazón. No es dar lo que el otro necesita, sino dar para que el otro sume alegría, luz y esplendor. Sentir no es tener. Hacer no es sentir. Tener no es hacer. El amor es pureza y belleza que se admira y se desea, lo demás sobra en nuestra vida.

En el plano espiritual

Semana para reflexionar en nuestro interior acerca de lo que significa tener oportunidades. Semana para que sintamos que están abiertas las puertas para ir con más ímpetu por lo que nos alegra el corazón. Miramos el futuro con más confianza y ya no damos importancias a los caprichos y miedos del pasado. Todo lo que no conocemos se llena de temores, pero esta semana despierta la intuición interna para encontrar el gusto por el atrevimiento. Ya estamos preparados para grandes noticias en los descubrimientos tecnológicos, astronómicos, científicos y sobretodo, en las evoluciones espirituales que, en su forma, ya queda poco de cómo hacíamos la ceremonia de la Fe. Son días y tiempos de revoluciones interiores y posiblemente exteriores, donde ya decimos y tomamos claras posiciones de cómo nos gustaría vivir y cómo desarrollar nuestras vocaciones. Pedirle a la Estrella de Belén que nos guíe hacia nuestros sueños, posiblemente en un lugar lejano, en tiempos donde cada vez la frontera son las cegueras de nuestras neuronales creencias, y donde la libertad sea ese infinito del tiempo.

fernandoconfianza-4

Donativo

Gracias por tu donación que ayuda a continuar con esta labor

5,00 $