[Español] Semana del 7 al 13 de Diciembre

Semana para sentir que estamos a mitad de camino entre dos puertas, una que se cerró con respecto al pasado el anterior eclipse, y otra puerta que nos espera en el siguiente eclipse de la próxima semana. Y en este tránsito del tiempo, nos desconocemos y tenemos la sensación que vamos caminando con la levedad de haber dejado algo en casa. Nos extraviamos y se pierden nuestros objetos, olvidamos lo valioso, nos desconcertamos de lo importante. También, algunas personas cortan las comunicaciones abruptamente con nosotros, y a su vez, nosotros nos alejamos ya definitivamente de quienes se quedaron en el capítulo anterior de nuestras vidas. Nos desconocemos y en la desazón de nuestros deseos, ya no nos satisface lo que antes era la perdición. Este tránsito, anunciado desde hace meses por este humilde servidor, indicaba que el trabajo personal era soñar y decidir nuestras nuevas pasiones, nuestras nuevas ambiciones, nuestros sentimientos en total gozo, y nuestras vidas consolidadas, tanto en lo laboral como en lo personal, para que hoy tengamos la brújula ajustada cuando sintamos el golpe de los nuevos ímpetus. Y esto tiene impacto en lo social, cuando apreciamos las revoluciones sociales, que no acabarán hasta llegar a las últimas consecuencias de la ciega sed de venganza ante la pérdida e injusticia, olvidando todo el criterio y razón, viéndonos conducidos por un clamor que a veces desproporcionamos. Todo esto, nos obliga a replantear los liderazgos y a observar la confusión de los gobiernos y los centros de poder en las empresas y organizaciones. El poder se impone, pero se debilita rápidamente al no tener sustento ni contenido argumental, porque el poder en todo orden de cosas, nunca considera las evoluciones como la variable más importante. Es un momento intenso que resume en conciencia el mensaje que el tiempo nos ha querido transmitir acerca de este año que vivimos. Son días donde estamos obligados a transformar nuestras creencias para poder desenvolvernos en la siguiente etapa y no quedar atrapados en el túnel de las dos puertas. Iniciamos una nueva etapa en nuestra vida que le faltan definiciones personales, le faltan certezas y explicaciones internas, y sobretodo, desconocemos el camino que caminamos, no para llenarlo de dudas, sino para reconocerlo y afianzar nuestras profundas emociones y razones de lo que queremos ser y sentir con toda honestidad.

En el plano material

Semana para sentir decepción por lo cobrado, lo ganado o lo logrado, sintiendo que tiene poco valor. Pareciera que nos cambiaron la apreciación de lo real, y sentimos que no es ni mucho ni poco, sino que lo que vamos logrando, no brilla. No es momento de abandonar, sino transformar nuestro mundo material tal vez con golpes de radicalidad, como cambiar la distribución de los muebles de la casa, realizar las actualizaciones a nuestro trabajo, dar un golpe profundo a la estrategia que venimos trabajando, o dar por concluido e inaugurado la nueva forma de sentir la vida provechosa. La vida material (el trabajo, el dinero, los objetos y las propiedades) necesitan de tener tiempo para ser apreciadas. No nos hemos dado el tiempo de admirar y de llenarnos de orgullo de lo realizado. Sólo el ocio se puede devolver el encanto a lo que tenemos para valorar, y a su vez, separar lo que tiene importancia de lo que no. Semana de ganancias, cuando festejamos primero y laboramos después.

En el plano emocional

Semana para asombrarnos ante las desconocidas manifestaciones y actitudes de los demás para con nosotros. También nosotros nos desconocemos al reaccionar con poca tolerancia y posiblemente algo de violencia. Vamos sintiendo el desgaste en forma de frustración y expresamos de la peor manera lo que nos duele por dentro. En el amor, necesitamos mucho tiempo de conversación para volver a ordenar las prioridades. Pero serán las prioridades lo que defina el amor esta semana, porque para sentimientos fugaces, mejor que no. Semana de sentir intensamente. Puede llevarnos a confusiones al querer imponer en los demás la reacción o el actuar como queremos, lo que será un gran error.

En el plano espiritual

Semana para dejarnos llevar con los sentidos bien abiertos. Porque es una semana de comunicación profunda con tu ser interior y con los ángeles que nos rodean. Todo nos quiere decir para nuestro bien. Pero nada decidirá por nosotros. Todas las pistas y señales indican que tenemos que decidir cerrar la puerta del pasado para abrir la puerta de las novedades. Sabemos que le tememos a lo desconocido, pero tendremos que aprender que no controlamos nada, y nunca tendremos el control de todo. Sólo sabemos transitar por el tiempo, aceptando, confiando y aprendiendo los detalles de todo lo que nos va rodeando. Nada es mejor ni peor. Sólo transitamos y tenemos que aprender a adaptarnos permanentemente. Ante la descontrolada realidad, apreciarla con amor y capacidad de mirar con paz el hasta dónde es capaz de llegar las personas en su total ignorancia. Puede que sintamos la tentación del clamor popular, y está bien que sea así, porque nos vamos reconociendo en nuestros nuevos valores que necesitan ser manifestados. Semana para entender que el saber no nos hace sabios, pero el tener conciencia nos vuelve responsables de nuestra coherencia. Nos perdonamos el ayer, y nos entregamos a lo que viene. Confiar en el tiempo que nos regala todo lo que necesitamos, aunque no sea lo que nuestros caprichos quieren.

fernandoconfianza

Donativo

Gracias por tu aporte y generosidad para la continuación de esta labor.

5,00 $