[Español] Semana del 16 al 22 de Noviembre

Estamos poseídos por la transformación. Hay quienes desean dejar todo como estaba o dar cabida a las fórmulas del pasado. Pues no, por allí hay caminos olvidados y llenos de heridos y fracasos, sumado a que los astros indican que hemos cruzado una puerta que no se volverá a abrir en reversa. Por estos días, hay un deseo de realización muy potente que nace de nuestro interior, pero nos obliga a reestudiar nuestras fuerzas sin melancolías, porque no volveremos a ser los de antes, sino los nuevos que nos soñamos individualmente. ¿Nos soñamos durante este año? ¿Sabemos lo que deseamos sentir en el futuro? ¿Somos quienes imaginábamos? ¿Es nuestra casa como deseábamos? ¿Es nuestra ciudad el lugar donde enterramos nuestras semillas de poder? ¿Es esto lo que merecemos? Posiblemente por etapas, iremos incendiando todo el pasado para volver a poner brotes que nos den nuevas formas de organizarnos, nuevas maneras de guiarnos por mundos muy distintos, mientras terminamos de despertar de los engaños aprendidos en el pasado, principalmente de eso de ser el mejor y de ser más y más, mejor hacerlo bien y compartir nuestra obra para que sume a la obra del otro. Vienen futuros donde los gobernantes (corporativos y gubernamentales) nos inviten a soñar con nuestro potencial y ser parte de un sueño grupal, que nos inspire, que nos de esa sensación de que es posible, y no gobiernos que nos dicen qué hacer, qué creer y qué tener. Los superhéroes nos han enseñado a separar el mundo real del poderoso que nos rescata. Ningún superhéroe se denominó presidente ni gobierno de nada, porque ellos sí nos enseñaron que el poder se usa con nobleza y humildad. Nos enseñaron a separar el  bien común del provecho personal. Cada día más comprendemos que las máquinas harán tarde o temprano, lo que ya hacíamos con nuestras manos, por lo que ahora el “más”, el “lujo”, la “riqueza verdadera”, está en tener la capacidad de estar en calma y tener la capacidad de crear, de entender al otro, y hacer equipo. Los esfuerzos son para cierta etapa de la vida, y ahora es momento de tener valor dentro de nosotros, ese que se conoce en estado de ocio. El ocio no es perder algo valioso, sino ganar lo que nunca nos habíamos atrevido a imaginar: nuestro propio ser en total actitud de fuerza y poder.

En el plano material

Semana para decidir que ya es suficiente y abandonamos esa actitud donde los demás deciden por nosotros. Tomamos las iniciativas con ímpetu, con prioridades y con lealtades a nuestros gustos y deseos. Esa batalla de emprender la tomamos en serio. Pero esta vez, no pensando en el ganar, sino en construir nuestro bienestar, y que se nos devuelva con merecimientos justos para todos. Posiblemente sea una buena semana para saber que hay mucho donde comenzar y tener retornos monetarios que nos darán el ánimo que esperábamos. Pero nada llega por generosidad espontánea, sino que la abundancia es una actitud y es tiempo para lucir nuestro valor en todo su esplendor. Hablar con otros, comunicar lo que somos y tenemos, lo que soñamos y nos da incentivo e inspiración, se vuelve el más poderoso motor de ganancias y promesas, porque la promesa de lo obvio sólo busca ofertas y precios bajos, mientras que lo único y hecho con voluntades y sueños, hace que tenga valores elevados que superen el merecimiento.

En el plano emocional

Semana para dar prioridades al sentir puro que nos da armonía y sentido de vida. Hay momentos donde nos alejamos de quienes están en forma permanente, para poner toda nuestra atención y la admiración en quienes tienen sentimientos verdaderos para con nosotros. Dedicarse a alguien, nos devuelve poder y claridad para tener certezas. El amor ronda nuestro corazón, pero no es para todos, sino para quienes sabemos que construiremos bosques de sentimientos y abundancia. Semana para estar movidos por causas y valores que nos incitan a sentirnos parte de una transformación. Y que la transformación comience hoy, y no por los despechos del pasado que ya no pertenecen a nuestro presente. Puede que nos contacte el pasado con palabras del pasado. Una pena inmensa para quien aún cree que somos los de ayer, y no ve que somos nuevos, y que nuestros errores hoy son lecciones, pureza, coherencia y fuerza. Así es el amor, siempre se recrea para dar y recibir, nunca se detiene ni se congela.

En el plano espiritual

Semana para confirmar que el universo no quiere fórmulas probadas. No quiere ni almas de derechas ni de izquierdas, sino de dentro, puros y enteros de corazón. No quiere productivos ni vagabundos, sino hacedores de lo que da valor al otro. No quiere explotadores ni avaros, sino cuidadores de este paraíso que nos ha sido regalado. Es una semana para actitudes de comprensión amorosa más allá de nuestra cruz o de nuestro símbolo sagrado. Semana de coherencia interior, lleno de sabor a lo propio y de justicias nobles, por sobre nuestras creencias. Todos tenemos eso que nos hace reflexionar sobre lo bueno y lo sagrado, porque todos sentimos que tenemos permiso para habernos equivocado. Nace la fuerza para intentar otra vez. Semana donde el espíritu nos contagia con esa voluntad y fe que no rompe ni golpea nada ni a nadie, sino que en silencio, nos impulsa a caminar a paso firme a un lugar que no conocemos. Los caminos de la vida no tienen destinos ni final, sino paisajes y frutos. Posiblemente sintamos cansancio y sentimiento de rendición. Pero escuchamos esa voz interior que nos invita a probar nuevamente nuevas formas. Nunca intentamos lo nuevo por el miedo al que dirán o a lo desconocido. Siempre elegimos lo probado. Semana para decidir elegir lo único que no nos hemos atrevido. Comprendemos que repetir lo que los demás hacen nos vuelve parte de una serie que se repite. Atreverse por sobre nuestros prejuicios y vergüenzas, nos hace descubrir que hay mundo fuera de nosotros, que hay riquezas que nos esperan y que hay sentimientos corporales y espirituales que ya cantan sus cantos de gloria.

fernandoconfianza-1

Donativo

Agradezco tu generoso aporte para el trabajo que semanalmente entrego. Gracias, muchas gracias.

5,00 $