[Español] Semana del 9 al 15 de Noviembre

Semana para recordar la paciencia y la empatía de considerar al otro en sus comodidades del bien vivir, porque esta es una semana donde estamos irritados y poco tolerantes, y nuestras quejas y frustraciones afecta la vida de los demás. Los que nos rodean, los que colaboran con nosotros y los que intercambiamos productos y servicios, notan nuestra irritación y se alejan de nosotros. Es un período de alertas para quebrar o no los lazos de buenas costumbres y de formas que nos llevan a nuevos entendimientos. La tentación de no entendernos por razones de ansiedad, intolerancia y rabia acumulada, son muy altas. Y no digo que tenemos que guardar nuestras verdades para contenerlas nuevamente, digo que tenemos que manifestar nuestras razones y excepciones con disposición a pedir permiso y explicar serenamente lo que nos ocurre. La paz comienza por casa, y así por más que reclames al cruel mundo que nos rodea de vez en cuando, todos los aportes individuales de buena voluntad hacen la magia global. La paz comienza en tus pensamientos, no de revanchismo ni de injusticia, sino de acuerdos y equilibrios, principalmente de comprensión amorosa.

En el mundo material

Es una semana para cuidar los intereses personales y los de los equipos que constituimos, cuidar nuestros ahorros y nuestras ventas. Las ambiciones personales, los revanchismos y las diferencias intolerantes hacen de la venganza y la incomodidad en el otro, el trofeo y el eldeleite lleno de satisfacción de quien lleva cólera por dentro. Hay tanta frustración y ansiedad en las personas, que el acto de levantar la voz y de enojarse, da la posibilidad de ver al otro rendirse, aminorarse y quebrarse, sintiendo que el enojo da placer y sensación de importancia. Los intereses comerciales, laborales y organizacionales se descontrolan al gobernarse por las ínfulas de poder y sentirse necesarios. Qué triste el espectáculo de ver la necesidad de ser importantes al sólo sentir que atemoriza, amenaza y crea soberbia. Semana para dejar gritar a los gritones, enojarse a los enojados y hacer el escándalo que su frustración personal les obliga. Pero también, semana de cuidar tus intereses, de alejarlo de los que quieren tomar indebidamente lo que no les pertenece.

En el plano emocional

Semana para alentar el amor y la pasión. Semana para encontrar en los sentimientos la manera de conducir todas nuestras frustraciones personales. Nada como dar y sentir afecto del bueno. Requiere madurez para superar las diferencias en nombre de los sentimientos llenos de valor.

También, una semana para sentirnos impulsados por los polos opuestos a estar juntos con quien sólo hay tentación olvidándose del amor en sí. La ansiedad crea caprichos ciegos que después lamentaremos. Las ganas descontroladas de algo indescriptible fuerza la injusticia, el engaño, la traición, la deslealtad en las amistades y sentimientos de amor, y no es más que la poca madurez de no exponer tus reales pasiones con quien ya tienes compromisos amorosos y de amistad. Semana donde la torpeza hace que podamos quedar al descubierto de lo no permitido.

En el plano espiritual

Semana de vacíos y diálogos internos que sólo crean más suposiciones que conclusiones. Queremos tener razón, y queremos que nos escuchen. Queremos pertenecer, queremos ser considerados en algún plan o asociación, queremos ser primeros, queremos ganar. Semana para volver nuestro ímpetu en bajas pasiones y dedicaciones al olvido del sentido profundo de la vida y su camino hacia el bienestar. Es una semana que olvidamos el profundo proceso que vivimos y abandonamos todo el aprendizaje emocional y de conciencia, reemplazando los aprendizajes por rupturas de acuerdos. La ley hace sus amenazas porque sentimos la tentación de cruzar ciertas fronteras legales que rompen los equilibrios. Las leyes no fueron hechas para romperlas, sino para entender que el bien común finalmente es el bien personal, sin excepciones. Discusiones acerca de la ética posible y sobre lo que se puede o no se puede realizar hacen que abandonemos la bondad y los sentimientos emocionales tan necesarios en este final de año. Hay un llamado de la autoridad al orden, cosa que la tentación de rebeldía es alta, porque la frustración y la ansiedad, no sólo provocada por la pandemia, nos tiene los nervios de punta. El rencor se apaga con cariño. El desasosiego se calma con juegos. El odio se apaga con pasión. El sentimiento de castigo al que no está de acuerdo con nosotros se conduce con comprensión amorosa de la oración, la meditación y el deporte. Pero toda la intolerancia, el cansancio, las injusticias y la rebeldía al “no tolero más esto”, se apacigua volviendo al amor, pero al amor de verdad, ese de esencias que tienes con tus familiares más cercanos, con tus amigos leales y que hacen reír y sobretodo, con quien tienes la confianza de entender y ser entendidos. Esta semana, la espiritualidad está en la sensibilidad de la buena compañía de quien sólo desea el bien para con nosotros.

fernando

Donativo

Agradezco tu aporte generoso para continuar con la labor semanal de realizar los Pronósticos de la Semana

5.00 $