[Español] Semana del 28 de Septiembre al 4 de Octubre

Semana para reconocer que nuestros contratos fueron escritos para momentos diferentes a los que vivimos. Hicimos acuerdos que favorecían y repartían lo justo en tiempos donde podríamos reconocer que estábamos llegando a un final que aún no tiene nombre de injusticia, pero esos contratos, hoy tienen la falta de no pertenecer a tu vida presente. Tal vez porque no uses totalmente las ventajas que se te promete, como también, falte esa equivalencia de satisfacción que aún no logras con lo acordado. Semana para revolucionar y exigir revisar los contratos y hacer las pausas necesarias para restablecer cómo serán válidos de acá para adelante. Y no sólo me refiero a los contratos con servicios y con clientes, sino también me refiero a los contratos que tu has hecho con la vida. Es imposible que sigas creyendo que tienes obligaciones y deberes con asuntos que afirmaste en tu pasado lejano, donde creías que la vida era de una manera y hoy la revelas de una nueva forma. Son tiempos de ajustar la ruta, los propósitos de la vida, el profundo sentido de todo. Son tiempos de restablecer prioridades, de alivianar la carga, de liberarse de acuerdos mal pensados. Se inician las negociaciones en todo orden de cosas, comenzando por saber qué es lo que realmente quieres, lo que buscas y lo que no deseas para tu presente y los tiempos que vienen. Tal vez no llegues a acuerdos, pero sí conocerán tus reales intenciones, porque toda negociación no acaba en un acuerdo, sino que se elabora todos los días a medida que vas construyendo tu nueva manera de creer y de sentir, de vivir y de descubrir lo que realmente te es importante. Y esto no nos debe deprimir, sino entusiasmar con respeto y afán de llegar más lejos. Es hoy donde comienzan los enfrentamientos con los verdaderos fantasmas, los reales desafíos y las ciertas creencias que te acompañarán por un buen tiempo, mientras todo el caos reinante en el presente toma forma. Sólo el caos ordena al caos, y espero que estés bien cuidado de aquello que se conduce con locura. Espero que tengas tranquilidad interior para contemplar con esperanza lo que se intenta ordenar a tu alrededor. Son tiempos de reconstrucción, de esos donde también te incluye.

En el plano material

Semana para tener la sensación que todo se sale de control. Semana para observar cómo el miedo y la desesperación de tus aliados va creando más caos porque cree que así se salva de la responsabilidad de los errores. Es que es una semana para que se delaten los fracasos, los malos cálculos y las malas intenciones en cada parte de tus actividades. Semana donde habrá que intervenir con decisión y capacidad de búsqueda de un nuevo orden. Semana para salvar algunas ganancias, para evitar pérdidas, para estar a tiempo de redefinir algunos acuerdos que fueron mal pensados o descritos en forma muy superficial. La materia quiere un orden que aún no conocemos. Y no es un efecto de la magia, sino una negación a entender que todo evoluciona y todo se transforma, y que no puede ser que lo que resultó en algún momento, sea siempre así. Semana para reír con la proeza de lo incalculable, con las estupidez de los hechos y sobretodo, con la reacción espontánea de los involucrados que muestran sus ímpetus y sus verdaderas e incompletas esencias. Todos estamos involucrados, y es mejor reír que mirar con el prisma de los problemas, porque pareciera que tu verdadero problema es querer encontrar el momento de tu vida donde no los haya. Semana para celebrar lo salvado, lo revisado y lo posible en el mundo de las ganancias.

En el plano emocional

Semana para vivir la inestabilidad de los acuerdos. Sin ser tiempos de indecisiones ni contradicciones, son tiempos donde nos sentamos a conversar si somos felices. Y sí sabemos cómo serlo. Y sí conocemos lo que queremos. Y sí esperamos mucho más de todos y de cada uno. La emoción encuentra un camino dentro de ti, encuentra sentidos. Y tendremos que hablar de algunos acuerdos que tenemos con los demás. Tendremos que ser sinceros y decir realmente lo que tenemos y sentimos, porque no se puede sostener el amor y el sentir por las conveniencias de las alianzas, sino por el contenido de lo que sentimos realmente. Esto puede llevar a aumentar las ganas de amar, hacer crecer el verdadero sentir y sobretodo, a instalar la honestidad como primera palabra al momento de declarar la amistad o el amor. Son tiempos donde no esperamos que las confusiones lleguen a algún lado. Son tiempos donde se es o no se es.

En el plano espiritual

Semana para ir comprendiendo que las rutinas las podemos convertir en rituales. Tal vez no todas. Basta con entender que cada objeto, cada elemento que te rodea, por simple que parezca, fue hecho con un profundo sentido de colaborar en tu vida. Semana para agradecer bendiciendo cada objeto: el jabón, el teléfono, la cuchara de la sopa; y todo objeto que decora tu vida: la jarra de las flores, la fotografía en la pared, la estampa guardada en el cuaderno de recuerdos. Sólo el ritual de bendecir y sentir la pureza de cada elemento nos va volviendo más intuitivos y conscientes de dónde estamos y qué buscamos. Semana de intuiciones casi mágicas, de esas divinas, donde sólo culpamos al ángel de las ideas y los sentimientos que vivimos. A alguien hay que culpar, y que sea a la divinidad que finalmente decide dejar pistas claras de que hay un más allá que viene acercándose al más acá. 

Donaciones

Si deseas realizar una donación, agradeceré con todo mi corazón tu gesto voluntario. Puedes hacer click acá

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s