[Español] Semana del 21 al 27 de Septiembre

Semana de engaños, ilusiones y apariencias erráticas que sólo existen en nuestros ojos. Finalmente somos nosotros los que distorsionamos la realidad y nos vuelve responsables por la falta de objetividad y claridad, porque posiblemente nos apasionamos con las aristas y luces que brillan y dan positivas percepciones, pero no miramos el panorama completo. Esto no nos hace indefensos ni víctimas al presente, sino nos robustece nuestra capacidad de mejorar nuestra agudeza y sensibilidad a las lecturas de la realidad. Seguramente, semana para enfrentar sorpresas, malos entendidos y discusiones, errores que se pudieron haber evitado y sobretodo, entendimientos personales para comprender que el error estaba en nosotros y nos obliga a ser humildes en el acto de reconocerlo. Sí somos capaces y admirados por quienes son leales y gozan de nuestra lealtad, pero no todos están en esa categoría, y es momento de separar quiénes están del lado de los intereses, de los que están del lado de la sensibilidad y la búsqueda de hermosos propósitos.

En el plano material

Semana para entender que no todo es ganancia material. A veces el aprender y la espera son los reales frutos de una relación comercial o las expectativas de nuestras labores. Ahora, también son tiempos de entender que no todo aguanta el tiempo, y que posiblemente el acabar un camino posible, el suspender un proyecto, o detener un avance, hacen que se vuelva ganancia al querer concentrarse en lo que dará buenos frutos, separado de lo que necesita más paciencia y espera. Es que no todos tenemos las mismas reservas ni capacidades para tolerar el peso del tiempo. También, semana para tomar una actitud muy soberbia en nuestros asuntos vitales y de necesidad, comprendiendo que todo triunfo depende de la sensibilidad y no de la fuerza. Podríamos destruir todo lo ganado sólo por el hecho de no ser buenos líderes llenos de visión y sensibilidad sutil, porque es una semana para arrepentirnos y reconocer nuestros defectos al momento de imponer, y aprender que la armonía de conducir hacia elegantes y luminosos objetivos son producto de la capacidad humana de ser humanos y no recursos.

En el plano emocional

Semana para renovar sentimientos, renovar amistades, renovar compromisos, renovar todo lo que esté involucrado el corazón. Pero tener en cuenta que lo que amamos se distancia de lo que necesitamos y queremos. Amar no es adquirir un estado que queremos o ganamos, sino que amar es un sentimiento que se construye de humildades y voluntades. Esto quiere decir, que esta semana, damos mayor profundidad para disculparnos por imponer y encapricharnos con nuestros deseos, arrastrando al otro a lo que nosotros creemos que es feliz, olvidando lo que al otro le da sentido de realización y felicidad. Los sentimientos no son un libro de perfectos comportamientos, sino son un conjunto de sensibilidades que dan serenidad, confianza y voluntad de reír por dentro, donde no necesariamente la presencia del otro nos han feliz, sino que el otro es parte de nuestra felicidad.

En el plano espiritual

Semana para apreciar cómo el invisible nos deja pistas de una existencia paralela o que va más allá de lo racional y evidente. Habrán sonidos, movimientos misteriosos y coincidencias asombrosas que nos dejarán curiosos. Ha existencias que viven con nosotros. Hay almas que aún conviven en medio de nuestro cotidiano. No es para temer, tampoco para entender sus significados. Porque el mundo espiritual no quiere decirnos nada, sino influenciarnos hacia sagrados y sutiles sensaciones. El presente ha olvidado un propósito de realización y sensibilidad que está en repaso y reconstrucción, y nosotros estamos en medio de todo eso. Las evidencias de estos días nos debería fortalecer e incluir más sensibilidad que temor. Nada de lo sutil es superior ni impuesto para nuestro castigo. Nadie nos castiga. Pero sí es para que tomemos conciencia de su existencia, y sirva para comprender que a veces nos dejamos llevar sólo por nuestras ambiciones y no por nuestra humanidad, menospreciando, disminuyendo o humillando todo lo que no se acerca a nuestra falsa visión de la verdad. La espiritualidad, ciega de significados, nos devuelve la vista para recuperar la sensibilidad y la esperanza que nos dará certeza interior para dar cada paso en esta vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s