[Español] Semana del 24 al 30 de Agosto

Semana de sorpresas, revoluciones y conflictos que suceden en nuestros cuatro planos de la vida, como si fueran espejos que nos quieren decir alguna cosa en el lenguaje de las señales e intuiciones. Transitan de un lado del espectro para transformarse en benéficos conductores de nuevas situaciones.

Lo Material

El plano material, la semana se rodea de obstáculos que aparecen en el camino, haciendo que la fortuna y las acomodadas condiciones demoren un tiempo más, pero desafiando la paciencia, y principalmente, midiendo nuestra perseverancia. Semana donde los poderes frágiles se derrumban. Corporaciones, empresas, países, sociedades, todo lo que duda o tiene fisuras de fragilidad, caerá. Y no con afán de avivar el fuego del caos, sino con la intención de los tiempos de terminar de convencer a los que aún no creen que el conflicto no está en los sucesos humanos, sino en los principios que aún creemos que son intocables. Vivimos días donde estamos aprendiendo a vivir de otra forma. Aprendemos a dejar de consumir. Aprendemos a vivir de una manera donde hoy todo está presentado para organizarnos de otra manera. Y si te habrás dado cuenta, no hay líderes mundiales con total liderazgo que nos digan lo que tenemos que hacer. La evolución es interna primeramente. Confiemos sin desfallecer ni arrepentirnos. Y, antes de derrotarnos, veamos hacia dónde los tercos hechos empujan el presente. Podemos estar a centímetros de lo que buscamos, aunque nuestros ojos y evidencias confundan las distancias. No se si nuestros asuntos se solucionan, pero sí confiemos que se conducen de un lugar a otro en sólo unos días. Gustará a algunos, enfurecerá a otros. En ese otro lugar, lo posible florece porque se vuelve visible. Siempre hay un posible en el mar de los imposibles. Por eso vivimos. Por eso todo persiste.

Lo Emocional

En el plano emocional, tendremos días llenos de confusiones emocionales. Pensamos demasiado. Nos exigimos por sobre nuestra realidad. Calculamos la perfección, cuando el problema es querer ser perfectos y sin problemas. No es una conclusión, es un punto de comienzo para aceptar que tenemos lo necesario y suficiente para evolucionar, y que lo que ya sabemos o comenzamos a intuir que no nos pertenece, lo conservamos porque tenemos miedo a la soledad, y no porque realmente queramos o sintamos amor. Semana para vernos en el espejo de la vida, criticando a los demás exactamente como no lo hacemos hacia nosotros. O también, admirando las virtudes y talentos de los ajenos cuando sólo desparramamos críticas, desprecio, desvalorización, ironías y exigencias a los propios. Y no es una invitación al silencio, al autocastigo o a la quietud de nuestros actos, sino una invitación al diálogo interior que nos ayuda a ordenar la incoherencia, y hacer lo que tenemos que hacer.

Lo Mental

En el plano mental, hay olvidos y errores que nos invitan a la sinceridad de reconocernos equivocados y pedir las disculpas correspondientes. La humildad se vuelve una virtud con exagerada importancia que se transforma en valor. La razón cada vez está más condicionada por variables fuera de la razón. Falta un tiempo para que lo entendamos totalmente. Tendremos que aceptar que nos hemos equivocado, pero nada de victimismos, sino de ganas de ordenar de otra manera el presente. De todo error han nacido inventos y transformaciones increíbles, porque la evolución del pensamiento nunca ha obedecido al orden, sino que, en medio del caos y la irresponsabilidad, siempre surge esa idea o genialidad que sólo espera que creamos en ella. Pero tenemos que creer ciegamente en ella, y no mentalmente en ella. Semana para concentrarnos en nuestros asuntos, haciendo lo mejor que podemos, y no castigando a los demás (o a nosotros mismos) por no cumplir con las máximas expectativas.

Lo Espiritual

En el plano espiritual, es donde esta semana -más cerca o lejos-, comprendes que para entender este mundo con luminosidad y revelación, como también nuestra existencia con sentido en él, necesitaremos de profundizar en la magia de los cultos o las creencias. También le llamamos “Fe”. Es imposible ganar la batalla sin antes cantar algún himno o recitar algún lema que nos inspire. Es imposible ir por más sin bendecir nuestras armas, o darnos ánimo frente al espejo cuando damos los últimos retoques a nuestra imagen. Es imposible tener esos resultados sin antes sentir en tu corazón los verdaderos propósitos que nos iluminan la vida. Hasta el más malvado se encomienda a su Fe. Y la Fe no es un asunto de sentirnos frágiles o vulnerables, sino es sentir que hay todo un invisible que ha confabulado con tus propósitos. La Fe mueve nuestras propias montañas de negación, y nuestras certezas personales al ponerlas en una mirada con profundo sentido de entender que estamos aquí para alguna cosa demasiado importante, y que lo importante no es uno, sino el todo donde estamos parados. Somos esa mano que lava la otra, y entre las dos, lavamos la cara.

Impresión final

Semana para ir de menos a más, de un lado al otro, de una emoción a la que nos enseñe más de nosotros. Semana para aceptar que si bien las transformaciones y cambios que tuvimos que experimentar para adaptarnos a la pandemia mundial, pareciera que muchos de ellos ya se quedaron con nosotros para aprender a vivir de otra manera. Pero más que encontrar a quien nos ilumine o nos represente, es el momento de hacer tus elecciones y tomar fuerza para que seamos nosotros los que decidamos por nosotros. No será una ley o un decreto lo que determine qué será bueno o malo. Será al contrario. Seremos todos, los anónimos de siempre los que marcaremos nuevas tendencias, nuevas costumbres y nuevas creencias, sin que sean mejores o peores a las anteriores. Serán lo que nos conduzcan hacia tiempos que se vienen inevitablemente para vivirlos en todo su esplendor. Confiemos en nuestro interior. Confiemos en que todo se ordena cuando nosotros comenzamos ordenando nuestro interior. Y no nos confundamos en el caos externo, porque de ese caos, con el orden personal de cada cual, nacerá eso que aún no tiene nombre, pero que es lo más cercano a una nueva forma donde conviviremos con ángeles y gorriones que alegrarán cada una de nuestras mañanas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s