[Español] Semana del 20 al 26 de Julio

Semana donde rechazas la flor por las espinas. El universo se cansa de ofrecer tantas veces las oportunidades que dejas pasar. Esta semana acaban las posibilidades. Dejas entender que no hay interés de tu parte para tomar lo que mereces o necesitas. Seguramente, esperas lo que crees que te conviene o conoces. Aquello no llegará, porque las propuestas que escuchas abordan aspectos desconocidos que despierta tu desconfianza o tu incertidumbre, simplemente porque te son desconocidas. Por otra parte, semana de expresión de ideas confirman que la inspiración da sus frutos. Sólo hay que esforzarse amablemente y los resultados son inmediatos. El alza de las buenas noticias está para quien sale del lugar cómodo y da unos pasos sobre lo que tendrá que aprender y volverlo cotidiano. Semana para cambiar la energía de tus espacios al redistribuir los muebles, simplificar lo que acumulas y resolver el orden de los documentos. Todo cambio es bendecido por golpes de suerte, mientras el orden y la belleza sean el lema de la nueva realidad que comienzas a vivir.

Semana para cuidar la salud. Y no sólo la salud física. Cuida la salud de tus finanzas, la salud de tus ambientes, la salud de tus relaciones y la salud de todo lo que manifiesta su intención de bloquear tus buenas iniciativas. Para ello, te recomiendo mantener el balance entre evitar los excesos, y evitar la quietud. En el centro, está la prudencia y el sano ritmo de tu vida. La advertencia es que te cuides de los excesos. Considera tiempo para pausas y tiempo para disfrutar. Hacen que puedas permitir nacer buenos sentimientos e intenciones, tal vez de quien menos esperas. Esta semana, comprendes que hay a tu alrededor personas que te desean bienestar, y son pocas las que crean caos innecesario. Te darás cuenta que la perturbación de tu vida presente, la irritación, la inflamación y el desánimo emocional, lo crea quien tiene más confusiones que certezas. Cuando te alejas cordialmente, podrás identificar quien es, y comprenderás que -quien siendo buena persona o teniendo buenas intenciones-, por ofrecer ayuda o soluciones, termina destruyendo un objeto valioso o contagiando una enfermedad. Será lamentable. Cuidado, es una semana para alejarse de quien lleva impulsivas, desmedidas e impetuosas intenciones, al límite de ser irrespetuosas. Semana de dolores musculares y fiebre, pudiendo ser coincidente con excesos por ingesta o cansancio psicológico.

Semana para tomar con humor y buena disposición cada mala noticia que nos rodea. Y hay muchas en desarrollo. Se anuncian mundialmente tiempos de estrechez económica, transformaciones tecnológicas, cambios en organizaciones, quiebres en lo cotidiano y redefinición de creencias. Todo está reorganizándose, y todos vivimos este renacer. Y sólo nos queda una manera de comprender este presente, que insiste en redefinir cada detalle de nuestra existencia. Renacer es cuando permitimos detener el presente y sentir con calma qué es lo que quedó atrás, y qué asuntos nuevos ya comenzamos a vivir. Trabajos, costumbres, actividades, rutinas, formas y modos que, o aceptamos su transformación, o resistimos. Y resistir es como negar que crecemos, aprendemos y nos damos permiso para aprender de nuestros errores para comenzar nuevamente. El planeta está haciendo lo mismo en este momento, y será el humor la mejor medicina para observar la transformación de estos tiempos. Elige a tus amistades no para llorar tus desgracias y frustraciones, sino para soñar otros nuevos tiempos, con otras actividades, con otras formas de vivir, con otras maneras de inspirar a los más pequeños. Porque somos testigos de este acontecimiento mundial y coincidimos en esta existencia para vivirlo. Cada uno tiene algo que aportar desde su propio mundo y sus propias decisiones. Y creo que todos estamos llamados a inspirar al otro, no desde la destreza, sino desde tu asombro. Y así, cada uno de nosotros, vamos uniéndonos para dar forma a este renacer que nace desde ti, desde mi, desde cada uno, para regalar una sonrisa y una buena disposición a colaborarse uno mismo para aceptar con humildad lo que nos corresponde, y luego colaborar con quien espera esa esperanza en tiempos donde habrán algunos que resistan, se desanimen y vean dificultades. Toda dificultad es una resistencia mental a lo inevitable, lo caprichoso y lo rígido de nuestra forma de creer nuestra conveniencia. Basta de ello, porque es aquello lo que construyó gran parte de todos los problemas que tiene el planeta y lo sufren millones de personas. Es tiempo de colaborar, sonreír y ponernos a disposición del otro, de quien le cuesta aceptar, de quien tiene miedo. No estamos para cuidar las conveniencias, estamos para guiarnos entre todos. Porque toda transformación y renacer es una disposición a aceptar que vamos otra vez a nacer y sonreír, de una nueva forma, con nuevas leyes, con nuevas maneras, donde esperamos que lo importante sea lo humano, la vida, la esperanza, la dignidad, el bienestar y la colaboración total, y no los principios añejos, anticuados, competitivos y complejos de tiempos donde nunca se imaginó que todo se transforma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s