[Español] Semana del 6 al 12 de Julio

Semana donde encontramos las palabras para describir que el sistema en que vivimos requiere algunos ajustes y nos mueve a dejar lo obsoleto. Se anuncian las reformas y los cambios que sorprenderán a algunos, no gustarán a otros y celebrarán los que creen que es momento. Como humanidad, son días donde tenemos la sensación de librarnos de algunos dogmas aprendidos quién sabe cuándo, pero que cumplieron su función. Y aceptar que necesitamos declararnos en remodelación, aún sin determinada meta, pero difusa imagen de nuestro bienestar. Y sabrás que es así, cuando los que te rodeen escuchen de ti esa afirmación, porque no te has dado cuenta que te has dedicado a elaborar críticas permanentemente hacia los demás, y te has dejado para el último. Los demás ven que defender ya lo imposible hace que te rindas a lo que no sucedió y tu también te entregues a lo que tiene que evolucionar de ti mismo. Y esta semana despierta tu autocrítica con acciones concretas para dejar las costumbres emocionales y cotidianas para que eso nuevo que sientes frente a ti, se incorpore a tu vida.

Semana donde se anuncian cambios profundos del sentido de dirección de empresas, corporaciones y naciones. Semana donde ya vamos viendo quien quedará al lado opuesto de quién, y donde tu comunidad, tu empresa, tus líderes y tus jefaturas vivirán tiempos muy controversiales, porque son tiempos radicales y no de consensos. Parecerá que se levantará una guerra, y es posible que esta semana se levanten algunos anuncios de confrontación futura. También son tiempos de noticias de reducción y de restricciones presupuestarias, donde el dinero se hace poco y habrá silencio y frustración. Es una semana de golpes duros para quien gusta del orden y la continuidad. Nada continúa como conocemos y nadie se queda indiferente. Más que resistir, en tu pequeño mundo está la obligación de hacer ajustes y sobretodo, salir de tus definiciones que ya no dan respuestas al presente, para ir hacia lo nuevo que te traerá prosperidad, estabilidad y evolución en tu vida.

Por lo anterior, y mirando el cielo, los astros y constelaciones, son tiempos donde vivimos la decisión de movernos de un lugar a otro. Algunos le llaman exilio. Y es desde otro lugar -a veces psicológico, a veces terrenal- desde donde vivimos las grandes transformaciones. Sólo quien se mueve de lugar puede reconocer con asombro los cambios del tiempo. Y los tiempos nos invitan a movernos, a definirnos desde lejos, a enfocarnos en el horizonte y no en el presente, porque saliendo del ruido y la monotonía se puede crear y construir una nueva versión de ti y lo que consideras propio. Te recomiendo que esta semana construyas la descripción de tu nuevo creer. Di a ti mismo “creo que esto será de una manera nueva…” y continúa con la apreciación de tu creencia. No dejes que otro haga el trabajo por ti. Eres tu quien construye el camino, y no camines por tierras probadas, porque tus zapatos sólo conocen tus pies, y no los pies de los demás. Estamos viviendo un final sin fin, porque no existen los finales, sólo los nuevos comienzos, donde te recomiendo vayas guardando energía y paciencia, asombro y voluntad para noviembre, el mes donde ya sabrás que no hay posibilidad de volver, donde ya no hay un pasado, sino una historia y una leyenda de lo que fue lo vivido anteriormente. Y sin ser un fin, es un final que anuncia un nuevo inicio.

Tiempo de sanarnos. Tiempo de dejar atrás lo que ha quedado atrás. Y dejemos de usar el pasado como excusa para defender nuestro dolor presente. Ya crecimos y nos hemos recompuesto, y sólo queda el dolor que merece respeto, pero a su vez superación. Es una semana de sentimientos donde el amor trae recuerdos de viejas batallas que dejamos atrás, para sumarnos a nuevas energías de amor, de sentimientos que se expresan de otra forma. Nos vamos acercando al amor puro. Y cuidado con la rebeldía de no querer dejar de sufrir, porque tenemos la tendencia a querer que los demás también sufran para estar en igualdad de condiciones. Los demás no tenemos que estar heridos como tu. Cada cual con su carga, pero cada cual con su renovación. Igualmente, una semana para poner mucha energía en explicarnos y entendernos con lo que sentimos en el presente. Parece que el exceso de preguntas hace que perdamos la seguridad. Y queramos estar acompañados, pero sin el otro, en soledad. Esto cambiará en unos días para entender que somos nosotros y no el otro quien está en conflicto de no aceptar lo que sentimos, cuando es lo mejor que se nos puede ofrecer.

Semana donde miramos a las personas en sus detalles. Y observamos que muchas personas, tras una vida de llevarse bien, ha descubierto que se llevaba mal. Y un simple virus desarma el castillo de arena en que vivíamos para desenmascarar que nos merecemos una nueva forma de vivir. Y todo comienza con el buen humor y la buena disposición, porque si hay algo simple de medir sin estadísticas ni empresas de mercado, es la disposición a sostener nuevos criterios para unirnos o separarnos en el futuro. Futuro que construiremos todos juntos, y no por separados, y no es una condena, es una especie de principio universal (y muy cristiano también para quien lo ha olvidado). Aparecen esta semana actores sociales que defienden su capital con un rostro de egoísmo y ambición profunda, pero la compasión hará que lo abracemos en nuestro corazón. Nos dará ternura su infantil avaricia. Y no para que pierda con amor, sino para que llegue sensibilidad a quien sigue mirando el mundo entre ganadores y perdedores, entre los que acumulan y los que irán a pedirle de rodillas, entre los que pueden y no pueden. Nadie gana y nadie pierde cuando aportamos con el buen humor y la buena disposición a construir un momento esencial para salir adelante. La alegría es una forma de progreso ante este 2020 que aún nos queda recorrer. Y ya sabemos que estaremos mejor dispuestos cuando aceptamos no estar en el mismo lugar ni de la misma forma que ayer. Tenemos que estar dispuestos a esperas que nos obliguen a encontrar nuevas formas. Sino, la frustración transformará la rabia contenida transformará en un campo de batalla toda esa energía contenida de injusticia social en todas las escalas humanas. No hay nada más cruel que ver gozar a algunos cuando vivimos un desastre los otros. Y cuidemos esa energía en el respeto por el otro, en el sentir por el otro, porque ese otro puede ser alguien muy importante para ti, y son tiempos donde el buen humor, la disposición y la compasión se ponen a prueba dentro de nuestro corazón y fuera de nuestro ser, allí donde las manos abrazan, ayudan y colaboran con el otro, para que juntos hagamos el presente común que dará paz, serenidad y estabilidad a los mañanas que se dibujan en nuestros sueños. Se vislumbran tiempos de tensión, e intento colaborar con bondad para advertir, pero también para hacer de estos tiempos esa evolución con paz que no nos queda otra que esperar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s