[Español] Semana del 17 al 23 de Febrero

Prepararse para algo

Semana para estar preparados para lo que venga y se presente frente a nosotros. No sabemos bien qué es lo que nos tendrá que poner en modo de exigencia, pero sabemos que es una parte de la concretización de nuestros proyectos y anhelos. O al menos un primer paso. Inicialmente, nos sentiremos como confundidos porque sabemos lo que queremos pero no entendemos cómo darle un sentido lógico. A veces nuestra tarea no es resolver, sino dar curso a la energía para que sea la información que el otro necesita para su propósito. Lo mismo con nosotros: recibiremos las pistas necesarias para conducir la forma que tomarán nuestras acciones.

Valerse para ganar

Semana para pedir lo que creemos que merecemos. Podríamos recibir la negación a nuestros deseos, pero al menos marcamos en el paradigma de nuestro valor el precio de lo que creemos que valemos. Esto nos lleva a saber que hay más para ganar, pero está en otra parte y no donde tu comodidad le gusta ir a buscar monedas de valor. La recomendación es a esforzarnos en inventar lugares nuevos de dónde podemos ser más útiles o en qué somos más valiosos, y dedicarnos a hacer crecer nuestro nuevo paso y desarrollo personal y profesional.

Sentir y no hacer

Semana para sentir algo de vacío y confusión interna. Llevamos demasiado tiempo en una búsqueda de la paz interior, y cuando la tenemos, no la reconocemos porque no tiene sabor a lucha ni esfuerzo. Pedimos paz, y cuando la tenemos, no sabemos qué hacer con ella. Porque es una semana de darnos cuenta que no es un “hacer” el verdadero sentido de la vida, sino un “sentir permanente” que despierta la intuición y nuestros deseos de ir por más. Esto nos devuelve al final de la semana el sentido de volver a la confianza y a la entrega sentimental al otro. No han sido días muy llenos de lo que esperábamos, porque lo que deseábamos tenía sabor a pasado. Aprendemos que en el presente vivimos nuevos tiempos y tenemos poco tiempo para olvidarnos de lo vivido.

Disculpas valiosas

Semana para detenernos en señales evidentes de que nos hemos equivocado al seguir pistas falsas. Nada de castigarnos, sino de tomar acción. Esas señales a veces son mágicas y divinas. Descubrimos que hay un infinito mundo de seres divinos que nos conducen hacia el oculto deseo de nuestro corazón, porque el corazón no habla con palabras, sino con corazonadas que las escondemos en confusas razones que nos dan lógica y entendimiento. Semana para deslumbrarse y agradecer el volver al cauce natural de nuestras pasiones, aunque tengamos que pedir disculpas y tengamos que asumir las pérdidas. Pero eso es la ganancia al reconocernos que fuimos capaces de ser osados en asuntos que no eran para nosotros, y ahora somos los arrepentidos que volvemos a saber qué era lo realmente valioso, y qué era nuestro terco capricho de negar al otro su mayor felicidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s