[Español] Semana del 30 de diciembre al 5 de enero

Semana para decidir si serás arrastrado por los recuerdos o por los deseos. Estás rodeado de una fuerza invisible que te pide que nada cambie y que valores el pasado, ese que te enseñó a vivir en el esfuerzo desmedido. Son días donde reflexionas acerca de otras maneras de vivir, y lo vuelven días muy sensibles y algo inconformistas. Es momento de plantearse cambios necesarios para el buen vivir: dietas, costumbres y tradiciones que no son sanas o ya no tienen sentido en tiempos de transformación. También, es una semana de encuentros alegres y llenos de simbolismo. Escuchas señales en boca de otros que te hacen sentido y permiten complementar tus próximas decisiones. Llega el momento de despedirse de algunos sucesos y personas. Has cambiado lo suficiente para continuar allí donde ya no perteneces. Semana de sucesos sociales que anuncian que vienen semanas movidas por antiguas codicias. No sientas que pierdes el tiempo al dedicar energía contra lo que está finalizando. Manifiesta tu sentir y tu creer. Se necesita tu opinión para dar balance, y que los demás se enteren de lo que piensas y crees. Pero eso sí, descubrirás en tus palabras de qué lado estás: del pasado inmóvil o añejo que quiere detener una evolución para las siguientes generaciones, o del futuro lleno de frutos nuevos aún por descubrir.

Realidad de las ganancias

Semana donde las ganancias están en las nuevas ideas junto a la creación de nuevos equipos. Es imposible las ganancias en soledad, y es momento de crear alianzas ricas en ganas y voluntad de crecer. Cuidado con incluir a quienes quieres ayudar, porque ellos no sueñan como tu ni quieren lo que tu llevas en tu ánimo. Se volverán los pesos que arrastran tus cadenas. Ningún árbol nació ayer, y es tiempo de sembrar lo que irás ganando con el tiempo. Sin desanimarse, aprenderás que lo que no hiciste para tener ese dinero, ya no lo tendrás. Te has enemistado por tu responsabilidad con quien tenías que cuidar. Ya es pasado, y ahora tendrás que invocar al ingenio para saber cómo potencias tus nuevas maneras de ganar.

Semana de Amar

Semana donde los sentimientos vuelven a sonreír, después de semanas de silencios, pensamientos e indecisiones. Sentir no es debilidad, sino un estado de voluntad que llena los sueños y las ambiciones. Y si vas a renovar el amor en tu vida, espero que vayas con valores y proyectos, con planes y actividades llenos de alegría y potencial, porque nadie se enamora de quien te necesita. Más bien, eso demuestra la mala comprensión de los sentimientos. Amar no es salvar o ayudar al otro como eje central de la relación. Amar es alegrarse y vivir la pasión y el asombro de lo que el otro hace por sí mismo, despertando la admiración, el orgullo, la paz y la emoción de saber que crece una alianza de ánimo, y no de instrucciones para mejorar la vida del otro.

Algo del 2020

Semana para ir pensando que hay un modelo social que está llegando al final. Y esto es importante advertirlo porque vienen meses de agitaciones y clamor social, donde los caminos decididos en el pasado sólo crearon más confusión e inconformidad en las personas de bien. Es momento de tener pensamientos e ideas de cómo vas a tener que cuidarte de un modelo social que cree que en sus principios está la igualdad de oportunidades. No es así. Son tiempos horizontales y no verticales. No son tiempos donde una elite depredadora favorezca supuestas oportunidades basadas en distorsiones de consumo ni en promesas que faciliten la corrupción. Son tiempos de mirar el corazón humano y darse cuenta que el humano esta vez dará su opinión y su razón de ser. Son tiempos donde el humano tiene ganas de gritar de cualquier forma que se ha cansado del abuso. Y no puedes quedar indiferente. Se acabaron los tiempos donde unos pocos crean condiciones para no cumplir. Será el final de tiempos donde se ignore la voluntad de creer en nuevas maneras. Este nuevo año comienza con los primeros pasos de transformaciones increíbles en el mundo de la Fe y de la organización social. Será la pauta de la siguiente década. Posiblemente, es el final del tiempo donde el dinero sea la única medida del bien. El bien se mide por humanidad, por compartir y participar, no por competir. Es momento de saber elegir que el progreso pasado ha acabado en la pobreza de muchos, y son tiempos donde quienes dirigen organizaciones tendrán que escuchar las razones reales de cómo el humano vuelve a la humanidad. El nuevo humano cree en un progreso de humanidad que alegra corazones, y no necesariamente basado en las estadísticas ni en resultados, sino en satisfacciones y oportunidades de sentir que todos tienen acceso para crear alianzas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s