Semana del 17 al 23 de septiembre

Semana donde se te presenta la gran pregunta en todos tus aspectos que rodean tu presente ¿eres responsable de lo que concluyes, opinas, observas o mejoras? Ser responsable es hacerte la pregunta de cuánto de lo que ves en los demás, tu has participado en aquello, y saber que hay una parte que hiciste o dejaste de hacer para que el presente se mueva de determinada manera. Semana donde asumes tu parte con conciencia, y comprendes que decides siempre por los demás y no por ti, que complicas el presente sólo para destacar tu opinión. Opinar, criticar o mejorar merecen una reconsideración de tu parte para hacerte cargo de lo que impactan los sucesos cada vez que intervienes.
Semana para evitar participar en laberintos. Semana para dejar que sucedan los hechos y observar como testigo, tal vez para evitar contaminar el fenómeno, o no destruir más lo que acontece. La observación es la manera de mantenerse lejos del juicio, porque cuando haces juicio, tiñes de colores propios los sucesos, confundiendo, influyendo o moviendo los elementos que no deben ser movidos. Así, actividades, proyectos, negocios, iniciativas se van entorpeciendo. Semana para permitir que sucedan las cosas para que las observes en sus detalles, en silencio, en armonía y con mirada compasiva. Semana para no rendirte, sino observarte en cada parte del proceso y entender que es tu responsabilidad limitar o evitar tu influencia. Dejar de hacer, o dejar de opinar, hará que lo que te interesa llegue a un resultado. Permítete permitir.
Semana para tener sentimientos para dar a quien te da amor. Pero dar no es responder con la misma moneda, sino dar lo que está en tu parte. En el sentir, eres protagonista del momento y tomas participación dando lo que tienes: si tienes alegrías, las compartes; si tienes bellezas, las compartes; si tienes cuestionamientos, los explicas para compartir y aceptar otros puntos de vista. Para ello, debes entender que el otro no debe pensar como tu, sino que hará su aporte desde donde ese otro ver, percibir y sentir. Cada entrega está llena de amor, sólo que cada uno entrega lo que tiene.
Semana para entregarte al silencio, a la sensibilidad, a la ganancia de perder, o a la pérdida de ganar. Ceder, comprender, observar requerirá de todo tu esfuerzo en tu definición de amor, pues puede que el amor para ti sea hacer por el otro. Aquí no se necesita tu actuar, sino tu comprensión, que eleves tu mirada más allá a lo que crees para entender que hay otras maneras, otros pensamientos, otras razones que van más allá del hoy, sabiendo que te harás responsable de ti, de lo que opinas, piensas y haces. Entonces, ama, pero desde ti, sin esperar recompensa. Actúa, pero tal vez no haciendo nada, sino permitiendo que la vida se manifieste, se muestre, se exprese en toda su dimensión para ganar visión. Nada más sagrado que el silencio y la quietud para saber que te vuelves responsable sólo al observar todo lo que sucede a tu alrededor.

Un comentario en “Semana del 17 al 23 de septiembre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s