Semana del 6 al 12 de agosto

Semana donde pides que se abra el cielo. Con clamor y devoción lleno de sentimientos, esperas que llueva esa bendición que oriente tus visiones, tus pasos y tus sentimientos. Que se abra el cielo, y aparecerán frente a ti las puertas con guirnaldas y pompas de comparsa que invitan a cambiar el ritmo. Y te obligas a abrirlas con esperanza y aparecen frente a tus ojos esas bandejas llenas de posibilidades, frutos de bondad y trabajos con brillos incipientes que se volverán diamantes y esmeraldas. Pero el cielo te pide una sola cosa: voluntad para saber caminar en medio de tanta generosidad, pues es el momento que demuestres que has aprendido a vivir en el merecimiento, o que simplemente dejarás que pase otra vez las oportunidades por tu lado, esperando que alguien las haga por ti. La voluntad es personal y comienza por uno. Ya nadie hará por ti lo que tu tienes que hacer, especialmente en la transformación de las actividades y los trabajos, donde aún crees que el sacrificio y lo complejo son el camino para el progreso.
Semana donde en un medio eclipse solar, se abre la entreluz del otro lado de una puerta y se asoman los dibujos de lo que es posible: todo es más simple, con breves definiciones y libre de sufrimiento. Semana donde orar por los milagros te exige hacer algo por ellos, y donde ahora, con la señal inequívoca de que es posible, corresponde que tomes todas las fuerzas para instalar tu presencia en lo que se llena de valor. Semana donde es posible que tengas que esforzarte para alcanzar el ritmo de un nuevo entendimiento, porque tus actividades toman una velocidad que te exige atención y presencia, te exigen claridad y simpleza, y es lo que el cielo te dará si tu tomas la iniciativa. Confía a ciegas que es posible. Confía en que te has entrenado bien y que ya tienes las herramientas suficientes. A veces faltan detalles que tendrás que inventar, y allí está el talento, el ser capaz de encontrar puertas por donde nadie imaginaba que existían.
Semana donde entiendes que la voluntad no es necesariamente muscular. La voluntad es espiritual y recorre tu cuerpo como una energía que te conecta con eso que debes alcanzar, y que más allá de ser un objetivo, es una necesidad de sentir la satisfacción de moverse por lo que crees, por lo que te realiza o por lo que te da satisfacción. Es un momento donde la voluntad se apodera de ti y crea ese movimiento inicial. Habrá recompensa en forma de realización y de inicio a tus nuevos proyectos, tus nuevos caminos, tus nuevas actividades, y sobretodo, tus nuevas creencias. Pero teme al gran obstáculo de la pereza, teme al cansancio por adelantado. Teme a quien te desalienta o te subestima. Teme creer que no alcanzas o que no tienes capacidad. La tienes, y esta semana se pone a prueba la creencia de tu corazón. Nada es imposible, nada es inalcanzable. Llegarás donde te propongas en la libertad de saber que eso te pertenece. Pero pone atención: aquello que se vuelve objetivo debe tener la voluntad de acercarse a ti, porque a veces quieres quebrar la razón o el sentir de otro con tal de satisfacer tu creer y tu sentir, y comprendes que amar y ser amado no es sinónimo que acontezca lo que quieres, sino lo que se permite.
Semana para descubrir que la espiritualidad está más viva que nunca, y que se manifiesta en tu voluntad a creer y creerte en este presente con la viveza de lo sutil y lo profundo, porque lo divino sólo puede vivir dentro de ti y hace que la realización comience con tu suspiro, tu sueño y tu voluntad. Nada ni nadie te quita tu creer y tu sentir. Nada ni nadie puede decirte qué creer, ni menos convertirte en su esclavo para salvarte. Hoy más que nunca, descubres que nadie te salvará si tu no inicias el primer paso, pues si de sanación o de transformación se trata, no existe medicamento ni curandero que te libere con un toque mágico de tus males, porque para sanar y para transformar tu vida sólo necesitas, como primer paso, creer que es posible. Y posiblemente tengas que contar tu vida de otra manera, tengas que buscar otras maneras, tengas que cambiar la impresión de los hechos, y sobretodo, tengas que creer que es posible nuevos asuntos, porque para todos está permitido el transformarse, transformarse en lo que tus sueños aspiran, en lo que tus sueños dibujan y lo que tus sueños te indican hoy que es posible, porque te atreves a cruzar las puertas de lo horroroso para iluminar con olvido o anécdota las joyas que te rodean.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s