Semana del 30 de julio al 5 de agosto

Semana de un despertar distinto, como si un sueño revelador te explicara detalles que aún no comprendes de tu presente, y encaja perfectamente con la explicación de las omisiones que sueles realizar. Semana donde esa atención que extrañabas, se apodera de ti con todo sigilo y toma control de tu astucia en los emprendimientos, en las propuestas de valor, en los sentimientos y sobretodo, en lo que a conveniencia corresponde. Porque de convenir son los tiempos de la semana, y para ello, te ausentas de los desfavorable, te alejas de lo perturbante y silencias todo aquello que te ha molestado por tiempo.
Semana para comprender que el valor personal radica en esa capacidad de transformar lo que tienes en tus manos por algo que a otro le da valor incalculable. Y mejor aún, saber que en el presente, muchos de tus talentos dormidos florecen como versos alegres al momento de decirle a los demás las gracias que te causa crear, formar o incentivar aquello que se acerca a tus sueños. Todo esto, hace de esta semana propicia para iniciar con fuerza, coraje y sobretodo histrionismo lo que mejor sabes hacer. Trae valor todo aquello que se dice con sinceridad y se ofrece con sentido de tesoro, pues todo lo que fabrican tus manos y tus ideas, comienza a ser parte de lo que te dará sentimiento de realización. Pero claro, aquello te aleja de lo que te has especializado años atrás, y te dispone a un nuevo plan que varía lo que tercamente insistes en instalar porque te has preparado para una cosa, pero tus sentidos de prosperidad apuntan a otros mapas. No niegues lo posible, y más bien, renuncia a lo que no florece.
Semana para reconocer los sentimientos que te rodean. En especial aquellos que están llenos de sinceridad y bondad, como también los que están teñidos de envidias y traición. Despierta ese radar interno que te advierte con intuiciones lo que te hará feliz de lo que te lleva a la perdición. Hay quienes quieren tu paz, tu bonanza, tu manera y tu claridad. Sabrás reconocer a los ladrones energéticos por la torpeza de sus explicaciones y su perdida mirada. Nada más valioso que las buenas advertencias y saber que hay frutos a buen recaudo cerca de tu vida. Ahora falta tu parte, tu placentero esfuerzo, tu obligación y tu cierre que aleja de la procastinación y sobretodo, te aleja de la actitud mendiga de que los demás deben resolver tus asuntos. Es una semana para resolverlos por ti mismo, y tomar conciencia que nada ni nadie hará lo que tu tienes que hacer.
Semana para entender que estamos cerca de esas nuevas amistades que se deslumbran con las maravillas de tus creencias. Haces nuevos amigos o te alegras al confirmar que quienes están más próximos son los infinitos amigos que se ofrecen con total honestidad y entrega. Porque la amistad no es asunto de declaraciones, sino de manifestaciones. En rigor, no necesitas nada de ellos ni ellos de tí. La amistad es sensación y no necesidad. Y no te compran con cristales, brillosos espejos o conveniencias, sino con corazones limpios que no traman ocultos laberintos. En cada amistad hay un ángel que te acompaña, y por dificultoso que sea el presente, los amigos admiran tu capacidad de entusiasmo y no tu capacidad de necesitar. Los que te rodean se han cansado de tus lamentos y tus historias. Ahora quieren ver cómo caminas, cómo renaces, cómo tomas el fuego tenaz de tus bríos que enseñan al mundo tu fuerza. Y al igual que la divinidad que te rodea, no necesita decirte qué y cómo debes hacer cada asunto, sino que espera que te ilumines por tu cuenta, como las luciérnagas que brillan ante el canto del nocturno amor. Y esa luz, será el farol del obligado camino al amanecer que sólo atraviesan los que desafían a la duda, porque si hay una verdad absoluta y clara es, que lo correcto, lo cercano y lo divino es lo que cree tu corazón y no lo que dicen las lecciones de tus gurús, pues muchas veces concluirás que tu reino no es de algunos libros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s