Semana del 16 al 22 de julio

Semana donde ya no hay marcha atrás, y sólo respirar para saber que estamos bien, porque después del gran eclipse sucedido la semana anterior, más la luna llena con eclipse total de una semana más, terminan, detienen o permiten eventos que son importantes que sucedan, algunos satisfactorios porque nos regalan la novedad, también algunos tristes porque quieres que lo que amas siempre esté contigo, o aquellos objetos que te pertenecían ahora son de otra parte, pero que de alguna manera, estos sucesos y estas personas que han quedado atrapadas en el laberinto de la magia de la vida conduciéndolos a otros lugares o niveles, han dado paso a lo que hoy tu vives, nada habría sido posible sin eso. Es una semana compleja porque requerirá mucho estudio y concentración, ya que han entrado nuevas condiciones, nueva información, o nuevas maneras que te obligan a estar dispuesto a adaptarte con facilidad. Semana donde lo complejo aparece en toda su magnitud sólo porque necesitas aprender a mirar más variables o ser capaz de aportar simplicidad a lo que se ha vuelto un caos.
Semana donde la realidad se presenta tal cual es, y define en blanco y negro los sucesos que deberán ocurrir para que tu ambición o sueños sean posible. Y con mucha liviandad y entretención, tendrás que inventar, desarrollar o crear maneras nunca probadas para estar a la altura de los desafíos. Y simplemente, la creatividad otra vez se pone a disposición para ser capaces de esperar más de ti. Es imposible que te digan qué hacer o qué decidir, pues esta semana corresponde que seas propio y decisivo en materias de dinero, actividades y organizaciones. Semana donde te sentirás muy orgulloso durante el próximo fin de semana porque verás la construcción de algo que se sentía como difícil y has puesto el orden y creatividad que necesitaba tu acción y tu avanzar. Tendrás que celebrar para sellar el pacto con la nueva energía.
Semana también donde la espontaneidad, la casualidad o la torpeza permiten manifestar los sentimientos reales de lo que ocurre en tu vida y con respecto a los sentimientos familiares. Es una semana donde tu idea de familia se reorganiza debido a que, la manera como caminas, está basado en la idea de tener que agradar o por el sólo hecho de ser obediente y pertenecer a un clan, postergando o negando lo que realmente tienes que decidir por ti y para ti. Comprendes que las creencias que te gobiernan sólo te atrapan en una manera que no te permite vivir plenamente, y es cuando hay una rebelión sentimental que reordena tu manera de madurar. La familia no deja de ser lo que es para ti. Está y seguirá estando. Pero, lo que si tiene relevancia es que las distancias permiten crear y creer nuevas maneras y nuevas aspiraciones, para que cuando vuelvas, puedas ofrecer frutos dignos de admirar. Pero nada por admiración porque esa receta siempre lleva al fracaso, sino por valoración propia, porque te dieron ganas, porque tu quieres experimentar, y porque tu alma merece probar el error o el acierto de una manera única que lleve tu sello, tu sonrisa y tu poesía de vivir la vida. Nadie debiera impedir que llegues lejos, como nadie debiera decirte cómo. Es momento de que tomes tu propio mapa. Tiene más valor y orgullo la terquedad que permite que realices obras tercas, llenas de tu propósito y únicas para ti, que sin lugar a dudas, la manera y la razón de existir, sólo a ti te ilumina el corazón. Eso permite que otros miembros de tu clan puedan comprender que no hay exclusivas formas aprendidas hace décadas atrás, sino que hay manera nuevas, donde tus corazonadas permiten nadar al lugar de tus deleites. Y por otro lado, crearás inspiración a las nuevas generaciones que debieran despertar su instinto del desafío para que aprendan a atreverse, a equivocarse y a aprender con ese valor que a veces por amor no te permiten experimentar.
Por lo anterior, semana donde te distancias de los clanes, no sólo las familias, sino los equipos que crees sólidos y bien constituidos. Estas distancias permiten tomar visión para que puedas divisar a la distancia el camino a caminar. Te separas un poco de los grupos de amigos, de los equipos de trabajo, de los grupos de apoyo y de todo lo que tradicionalmente te propone unidad forzada, y en estos días, evalúas la integración de otra manera, porque no puedes seguir sosteniendo la manera impuesta sin antes preguntarle a tu corazón. Surgirán nuevas iniciativas de organizarte y de constituir lealtades, sintiendo que no hay que confirmar a cada instante el cariño o la alianza que se te pone a prueba (esa frase de que “si haces lo que te dicen significa que amas al otro o eres leal al dogma de un clan”). Se trata de poner la atención al verdadero sentido de lo que te une al otro o a otros. El valor no es estar juntos, sino estar ligados para hacer equipos que confirman las decisiones de cada uno, y no grupos que deciden en grupo.
Semana de rupturas sanas que definitivamente te llevan a nuevos lugares, tal vez más a salvo, tal vez más desafiantes llenos de propósitos y destinos. Semana donde rompes maneras y tradiciones para encontrar tantas nuevas posibilidades, que el azar se vuelve un mapa, uno lleno de diamantes que llega justo a tiempo. Y sin dormir con la almohada de la culpa, aprecias que la ruptura permite definitivamente soltar el barco de tu vida, soltar las amarras a lo que te permitió madurar, y hoy -esta semana-, el peso de tu madurez te da nuevos argumentos, nuevos sueños, nuevos verbos que definen tus actos y ambiciones, porque en verdad, la verdadera ayuda, es la que nace de la voluntad, y no de la moneda que te define como indigente emocional que espera la receta probada y segura, el sentimiento protector y maternal. No eres quien necesita ayuda, sino quien fabrica valores para saber que es posible, que eres capaz y sobretodo, que nada es imposible. Y si de rupturas hablas estos días, comprendes que la semilla rompe la cáscara y la estable tierra para dar paso -luego del caos-, al frondoso árbol lleno de promesas. Porque cada fruto no es el final de cada árbol, sino el resumen contenido en sus semillas que se volverá principio, porque caerá, se hundirá, se pudrirá y comenzará a recordar de su interior el bosque anterior que dará paso a lo eterno de todos los tiempos. Así tu también, porque una ruptura no es el final, sino el comienzo de tu nuevo propósito, tu nuevo sentido que este eclipse de la semana pasada ha provocado en la humanidad. Ya nada es como ayer, y el mañana sólo espera de tu aliento y voluntad por querer alcanzarlo, aunque sólo sean burbujas que bien vale la pena permitir que sean fantasías o ilusiones, porque tienes que aprender que los pies caminan tierra firme, llenos de experiencias, llenos de latidos. La peor mentira es la que se escribe en el aire, porque las que se escriben en la tierra, son las nuevas realidades que están por demostrarse. Y a veces necesitas cambiar de historia para encontrar nuevos ritmos, nuevos mapas, nuevas tierras y nuevas emociones a tus pisadas, porque de lo mismo, tenemos el ayer que nunca volverá, sino que no queremos abandonar.

Un comentario en “Semana del 16 al 22 de julio

  1. Gracias. Gracias. Gracias!! Fernando 🙏🙌💜 😇😘 tus palabras. Son un bálsamo, para mí Alma. Abrazos de luz. Namasté.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s