Semana del 18 al 24 de junio

Semana para tener cuidado con el auto castigo y la flagelante sensación de no ser capaces o no haber estado a tiempo. Cuidado, porque por equivocada modestia, cedes, regalas o dejas pasar oportunidades brillantes que procastinan el hoy. Por momentos, es más fácil creer que estas equivocado o recordarte que en el pasado no supiste reaccionar a tiempo, pero todo eso es lo que te trajo a este gran presente. Nada habría sido posible sin esas decisiones o indecisiones de ayer. Todo finalmente fue oportuno y casual, que se transformó en causal de tu gran presente. Son días donde debes estar orgulloso de todo lo avanzado, y sin embargo, ese entrenamiento en creencias de falsa humildad, hacen que tengas la obligada necesidad de sentir que no fuiste capaz. Lo has sido. Eres un valiente. Eres un gran candidato al siguiente momento, y estos días, por contradicción de creencias, no haces más que recordártelo a cada momento.
Semana donde toma esfuerzo comprender que avanzas con propiedad. Han cambiado las señales y también los demás están confusos en su caminar. Hace que las pistas no puedan leerse con propiedad y te llevan a falsas definiciones. Se osado y define tu camino con tus alabes, y no con palabras de otros. Toma estos días como los propios de ti llenos de oportunidades. Lo son. Si crees, creas ese espacio de confianza que es vital para brindar certeza en tus decisiones, aunque no las tengas. Semana para tener actitud y elegir entre el abanico de emociones que se ofrecen ante nuestros ojos. Elige la alegría y la confianza. Nada más seguro que la elección de un buen vivir, haciendo el voto de riqueza y merecimiento, en vez de la pobreza y vacío espiritual que sólo adormece tu conciencia y la dispone a creencias que te dominarán. Nada es tan cierto como lo que te dices a ti mismo, más que las frases hechas de quienes intentan crear dogmas, movimientos o religiones que repiten y repiten las letanías de mandamientos que harán ricos a algunos en nombre del vacío de otros.
Semana para vivir las emociones en su plenitud. Así como eliges la bondad, la pasión y el cariño, también el miedo puede hacer de las suyas. Sentir y amar son decisiones que implican voluntad de querer aceptar que es un buen momento. Pero los buenos momentos nunca se han construido a partir de quien te ofrece sentimientos. Los sentimientos son tuyos, y no se puede amar si no te amas a ti mismo. El error más grande es querer que otro te haga sonreír, cuando el otro busca tu sonrisa espontánea. Primero de ti para ti. Lo contrario se llama dependencia o adicción a tener un titiritero que mueva los hilos de tu vida para creer que la felicidad y lo divino es la fuerza que provoca tu movimiento. Hemos despertado hace años, y uno se mueve por si mismo para mostrar que eres capaz de ser feliz, y eso es suficiente para enamorar al otro. Por lo mismo, es una semana donde te obligas a amarte de tal manera que ya obtienes risa y gratitud por ti y para ti. Te debes mucho después de comprender que te enseñaron sólo a dar hasta quedar vacío.
Semana donde el dinero es una energía que busca tu gozo. La energía de la recompensa no es después de un esfuerzo, sino de una idea o de una actividad llena de pasión. Por lo mismo, es una semana donde te preguntas si ganarás o perderás. Y la respuesta está en tu ánimo. Curiosamente, estarás frente a lecciones que tienes que aprender rápidamente, y si eres capaz de vivir el gozo en toda su magnitud, el dinero llegará en proporción al tamaño de tus ganas de vivir agradecido. Semana para amarrar esa posibilidad de dinero extra que se ofrece en tiempos de escasez. Y aprovecho de advertirte que las próximas 5 semanas son momentos donde la energía del dinero se retira levemente para aparecer en agosto con su magia y luz.
Semana donde tu altar se vuelve el centro de tu casa o espacio. Renueva o crea un altar donde colocas tus objetos sagrados. No necesariamente imágenes o representaciones de yeso, sino tus prendas o elementos que tienen real significado mágico. Con ellas, crea un rincón sagrado llamado Altar, lugar donde con sólo mirar sabrás reconocer tu aspecto divino y sagrado. Esa energía sagrada hace de tu presente un vórtice de confianza. A su vez, si viajas, lleva envuelto en un pañuelo los objetos que simbolizan lo que ya no te pertenece. Ofrécelo al lugar donde viajas, para que en la lejanía se quede lo que ya no es propio, lo que has superado, lo que has permitido madurar y lo que te has quitado de encima. Un símbolo bastará para significar la mitad del universo. Un detalle para mover un todo que espera de ti la mejor versión de ti mismo, ya que gran parte del cielo está retrógrado y obliga a crear un propio calendario, un propio momento, una propia constelación de optimismo y de fe, más allá de la burla de los demás, que por lo demás bien les haría un momento de recogimiento en si mismos para agradecer tanto que ha dado. Y si no llega más, es lo justo que te corresponde y eso ya es suficiente para entender que has actuado bien y que caminas por un lugar nuevo, pero lleno de buenas energías. Nadie quiere tu desgracia, pero tal vez más de alguno te imagina mediocre. La fe en ti hará de escudo y protección, y de alas que te eleven donde aún no conoces.

Un comentario en “Semana del 18 al 24 de junio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s