Semana del 30 de abril al 6 de mayo

Semana donde la mente da razones y el corazón sentimientos, que a veces no funcionan en forma coordinada. El impulso a decidir con la razón está nublando de explicaciones y argumentos tu corazón que pareciera que van hacia la postergación o la procastinación de los sucesos naturales. Semana donde la tendencia natural es a detener lo que tiene que fluir, y no permitir -por temores infundados, supuestos o causas erradas- a lo que tiene que suceder.
Semana donde la mente te invita a ponderar los sentimientos por otros y por la persona amada, siendo muy injusto con los dictámenes, o muy categórico en las razones que enumeras. Lo mismo sucede con las situaciones, los compañeros de labores, la familia y todos los sucesos, donde la tendencia a ser fríos y voraces abruma la comprensión amorosa. De la misma manera, eres castigador en exceso contigo mismo, haciendo autoanálisis profundo donde no deja espacio a la excepción, a las circunstancias, oportunidades e ímpetus de alegría y gozo. Es que estás cansado de permitir y dar soltura a lo que provoca dolor, que esta vez decides ser racional. La razón permite anteceder, prevenir, analizar, concluir y responder a un sinfín de datos que recopilas de tu alrededor, y exageras en el miedo o temor que analizas esta vez. Permites que las oportunidades donde necesitas desenfreno, riesgo, soltura y algo de locura sean anuladas por los tercos análisis, perdiendo momentos claves para consolidar tu bienestar en las semanas siguientes.
Semana donde las finanzas te exigen ser confiado y suelto, porque los gastos son los de siempre, sumado a lo que comienzas a ver como una inversión. Confía en que durante este mes vendrán oportunidades y momentos donde las ganancias y los buenos augurios hacen sonar las campanas de la buena suerte. Puede ser en otro lugar donde habitualmente acostumbras a recibir la abundancia, porque la energía es móvil y dinámica, y acostumbra a moverse para que cada rincón del planeta tenga su momento. Y tal vez debas considerar desplazarte o dedicarte ahora con mayor distancia a lo que te da sentido lucrativo. Semana donde la abundancia eleva el nivel, porque lo que es extra para hoy será lo común mañana. Al aumentar tu definición de normal, tus finanzas se ponen osadas y vas por más. Ganas lo que gastas e inviertes en gozo, porque el dinero no es peligroso ni sucio, es divino porque representa el valor de tu dedicación. Si tratas al dinero como tu hobby, recibes ganancias de hobby. Pero si tratas al dinero en serio, con respeto pero con sonrisa, con alegría y gozo, recibes en grandeza. Uno gana en función de la ambición y los sueños, en una combinación que da agradable empuje, lejos del temor, cerca de las ganas.
Semana donde lo estable se vuelve prioritario, y naturalmente descartas todo lo que signifique riesgo. Te equivocas. Cuando el riesgo es justamente la manera de ir a lo desconocido que traerá maneras nuevas y ganancias extra que pertenecen al mundo de las novedades. Semana donde te desafías a apostar para perder o ganar, donde la experiencia y el aprendizaje tienen un valor incalculable. Ahora, si hay fortuna, no te arrepentirás de haber escuchado las corazonadas por sobre la razones, que siempre laten en forma de impulso y te regalan sorpresas llenas de buenas noticias.
Semana para cambiar de ritmo. Semana donde el modo de tener actividades se vitaliza de manera voraz, donde el cansancio tiene rostro de logro y donde lo que abruma tiene olor a sueño. Caminas aceleradamente hacia nuevos comienzos donde dejas atrás maneras, personas, creencias y aplausos que ya no sirven para esta etapa. Sin negar lo realizado, ahora corresponde iniciar con mucha motivación -y evitando el rigor de las razones- nuevos pasos, nuevas aventuras, nuevos proyectos y nuevos sentidos para cada detalle de tu vida. Será un período de tres semanas donde el caminar tendrá un profundo impacto en las grandes decisiones del mes de agosto y el mes de noviembre de este año.
Semana para saber comprender que todo lo perverso que hay en ti ha salido por la puerta trasera huyendo de la buena energía de estos días provocados por la Luna Llena, dejando lo que ya no te pertenece. Semana donde la divinidad ha reemplazado en ti las lecciones por anécdotas, permitiéndote reír de lo que antes era prohibido. Ahora, en una fase de alivio interior, te permites alivianar el peso de las responsabilidades y soltar lo que anudabas con tanta rabia. Lo divino no es perdonar, sino es aceptar con sentido anecdótico. Y cuando puedes contarte de otra manera cada suceso, cuando puedes medir el peso de tus actos en la comprensión de que todo ha sido superado, puedes poner las plumas como peso para sentir que lo que te arrastraba por la culpa, hoy te hace volar de lo liviano. Es un gran momento interior donde el vacío de culpabilidad a veces llena de razones para no dejar de creer lo que tanto sentido hizo durante un tiempo. Y allí está la inteligencia de esta semana: saber liberar la angustia, la tristeza, el miedo, la desazón que permitió caminar hasta acá, por una nueva versión de ti mismo, aquella que te da risa mientras caminas a las rutinas de siempre.

2 comentarios en “Semana del 30 de abril al 6 de mayo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s