Semana del 1 al 7 de enero

Semana para celebrar la llegada del nuevo año, tal vez porque dejas atrás todos los conflictos del anterior. ¿Y aún no te das cuenta por qué fue tan laberintos el año anterior? ¿Aún no te das cuenta que estás frente a un 2018 lleno de desafíos, que requerirán de tu astucia, de tu creatividad y tu ánimo? Semana para ordenar cómo enfrentarás algunos temas que no podrán pasar de febrero y que esta semana te obliga a tener opinión o posición de cómo hacerlo. Semana desafiante en cuanto a plazos, donde negociarás todos tus compromisos, incluso considerando la irresponsabilidad como una sabia decisión. Es que es imposible cumplir con todo, principalmente cuando -aún enredado en los dilemas finales de la semana pasada-, no tomabas el peso de lo que sucede en este instante. Ahora es cuándo. Hoy es el momento.
Semana que comienza con una gran Luna Llena que nos pone en medio de los sentimientos que más desconocemos. Sí, aún tienes partes de ti sin conocer, y en especial cuando has cambiado la manera de reaccionar, de vivir y de enfrentar desafíos emocionales. Es un momento en donde todo irá lentamente transformándose, y todo tipo de vínculo depende de tu grado de flexibilidad que hayas entrenado en tiempos anteriores. La incertidumbre comienza a ser tu mapa, y no te queda otra que improvisar. Esto quiere decir, que tendrás que arreglar relaciones rotas, explicar con lindas palabras tus desfachateces, enfrentar amablemente condiciones desventajosas, y principalmente aceptar que no tenías enteramente la razón. Las emociones son así, cambiantes, porque aún crees que los demás sienten, piensan y actúan como tú. Ya es momento de entender que sólo uno es responsable de uno, y que cuando crees o supones en el otro, estás frente a un gran error. Dar por supuesto es un gran veneno que te atrapa en conflictos que pudiste haber evitado. Mejor preguntar. Mejor tener certeza de lo que cree o piensa el otro. Mejor saber las razones y no los supuestos de cada suceso. Hoy es el momento de evitar que sigan agrandándose.
Sin embargo, en cuanto a las emociones sentimentales y de relacionamiento, hay una gran energía presente en reencontrar la pasión. Apasionarse no es tener una noche de fulgor, sino ofrecer el corazón con total entrega. Si temes salir con heridas de algo así, prepara tu ánimo porque este año tendrás que decidir qué hacer con el amor, para no culpar al otro de lo que no hiciste bajo tu total conciencia y responsabilidad. Si niegas la pasión, después no hables de negación del amor. Las relaciones se quiebran porque tu no entregaste la pasión que requería eso que amabas. Y si ya no amas, entonces, deja de mentir y actúa con la verdad en los ojos, que es la salida de la luz del corazón honesto. Siempre puedes volver a componer lo que aún está a tiempo, o dejar de insistir en lo que no encenderá más. Semana para vibrar con pasión y fuego que calentará los témpanos guardados en la caja del miedo, porque si hay algo que te vuelve de piedra es las ganas de seguir temiendo al sentimiento que viene contigo desde la creación: el amor apasionado, ese que creó un universo, ese que permite a la semilla brotar en el borde de la carretera.
Semana para planear las finanzas. Si bien no es una que permite entender que este año será abundante, es un comienzo inesperado con algunos pagos sorpresa que no quedará otra que aceptar. Aceptar es parte de lo que recibes, así que si das con generosidad, recibes con bondad. No existe la riqueza por el ahorro. Sólo la abundancia llega cuando te desprendes de todas las semillas y aprendes a regarlas.
Semana para llenarte de visión por el período que viene. Hoy comienzan tres grandes ciclos que tendrás que estudiar con detención. Esta Luna Llena te devuelve al sentir y crea un ciclo de 28 días para sentir con profundidad. Y no es depresión lo que sientes, sino sensibilidad. No es una enfermedad y no requiere ser solucionado, sino vivido. Vivir sensible es encender los radares de la intuición y permitir pensamientos con preguntas sagradas por uno mismo. No hay nada de malo saber que te sientes insatisfecho, desganado o vacío. Y no es cosa de hacer algo, sino de entender que toda vida tiene un propósito y que has olvidado el tuyo. Tener propósito no se encuentra en una farmacia o en una sesión con tu chamán. Sino volver al gozo de los caprichos pequeños que encenderán nuevas ideas, porque lo nuevo no surge del esfuerzo, sino del ocio.
El segundo ciclo que debes considerar es el de la velocidad y los obstáculos que enfrentas. Son tiempos más lentos: el de Saturno en Capricornio, ese que dura tres años y que la velocidad se reduce por la profundidad de cada acto… requerirás más conciencia de cada detalle que vives… aprenderás con ganas o a golpes. Y mejor ser flexibles a estar amarrados a creencias que ya no responden al presente. Durante este año comprenderás que ha cambiado prácticamente todo y paulatinamente tendrás que acostumbrarte a vivir en nuevas creencias, nuevos valores y nuevos sentimientos.
Y el tercer ciclo que se nos presenta está en los eclipses que se vienen, revelando lo oscuro de tu corazón, sacando esa parte que temes, que odias y que envidias, porque descubres que otros hacen mejor las cosas, otros caminan a otro ritmo, otros tienen un alma más inocente, menos ambiciosa y con la confianza total. Aprenderás a perder lo que se debe perder, pero aprenderás a obtener lo que te mereces de verdad. Y con eso harás riqueza, con eso harás tu nuevo ser, ese que recién se asoma, de eso que hablaremos todo el año.
Te deseo una buena semana, de esas que se abrazan, de esas que uno se entrega.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s