Semana del 18 al 24 de diciembre

18 al 24 dicSemana de cansancios, pero que merecen observar el esfuerzo realizado. Tal vez no fue mucho y obtuviste más de lo que esperabas, o tal vez fue demasiado para el carente o escaso resultado. También semana de dualidades especiales, donde lo divino se hace presente en las decisiones de tus asuntos. Interviene algo misterioso que transforma a las personas que están a tu alrededor. Y por ultimo, semana de confusiones donde no se ven salidas cuando te desesperas, pero la calma te muestra la orientación perfecta en el momento preciso. A pesar de que sucederán cosas que nos deslumbrarán por lo trascendente del escenario donde se mueve tu vida, será una semana de inesperados desenlaces, aunque de inicios lentos de concretar los desenlaces. Evita la confrontación, pero si estás en medio de ella prepara tu paciencia y tu artillería para los golpes de más. Caerá quien menos esperas, y se elevará quien provoque más asombro, lo que no significa el más indicado.
Esto de los cansancios agobia el presente. Tienes demasiado sueño o el dolor muscular se hace notar. A pesar de haber realizado esfuerzos en variadas áreas de la vida, comprendes a esta altura de tu vida, que la cantidad de esfuerzo no es sinónimo de logro. Es una semana donde mides la decepción o la suerte de tus asuntos. Y comprendes que si hay algo que evaluar en este tiempo, es que la dedicación sin gozo y sin ganas, no da los frutos que esperabas. Cada vez más comprendes que la pasión con sentimientos gobiernan los pasos que das. No es momento de realizar cambios voluntarios, sino que son tiempos de paciencia y guardar la poca energía a portales de oportunidades que soplarán por febrero y marzo, especialmente a comienzos de Aires.
Una semana donde la justicia divina se hace presente, cortando las amarras a la forzada y larga pausa a tus deseos. Deja caer su decisión dejando todo pendiente para un nuevo ciclo que se inicia el 21 de diciembre, y más concretamente a partir del 11 de enero. En aparente inestabilidad, aparece la pausa y la reflexión que obliga a estancar las decisiones. Curiosamente, en medio del debate o de la pequeña tormenta, personas de nobles actitudes, llenas de intenciones de bien común, se sobreponen a las que persiguen intereses personales de unos sobre otros. Desconocerás al malvado con su luz de justicia que te la ofrece para que tu seas quien corte la amarra de lo detenido, y desconoces al bondadoso de siempre con su voz que trama oscuros secretos. Revelaciones de quién es quien, hará que tengas que cambiar de percepción de determinadas personas y actores de tu presente.
Semana donde se firman acuerdos, o se entrelazan alianzas. También donde se declaran acciones y se define el sentir por el otro. En cada acuerdo, habrán sorpresas que inevitablemente tendrás que enfrentar. Adaptarse a las formas tan nuevas. Adaptarse a las maneras tan novedosas y complejas. Ser proactivo a condiciones que tendrás que respetar y que no necesariamente representa tu tradicional manera de ser. En cada alianza, ya sea sentimental, profesional, vocacional o de algún tipo, la amistad o la confianza será la manera de cómo la alianza funciona. Curiosamente, no interesa lo intachable de la trayectoria de cada cual, sino la vocación para cumplir acuerdos. Es un momento donde la sinceridad y la intención ponen un elemento novedoso para crear alianzas, alejando la historia personal de cada cual, porque si hay algo en los nuevos tiempos que poner sobre la mesa, es la sensación de que hoy sí se puede confiar hasta que te decepcionen, y no negar la alianza por temor. Aprenderás que quien teme, al final pierde. Pero quien confía, gana.
Finalmente, a pesar de ser una semana donde se celebra nochebuena en occidente, es una semana donde la sensibilidad se reemplaza por emocionalidad impulsiva, donde la comprensión se reemplaza por pensamientos, y donde la paz se cree que se hace en el “hacer”. Te recomiendo que tengas cuidado con tu bondad en estos días, porque se confunde el noble sentir de paz y amor con tener que estar, hacer, poder, pagar, impulsar, llevar, traer y todos los verbos que te sacan de tu estado para estar en el estado del otro. Paciencia y buenas palabras para explicar (aunque el otro no entienda o no quiera entender) que paz y amor es un sentir y no un actuar. Que sea una buena semana de sentimientos, donde por poco se olvidan, pero a muchos se les recuerda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s