Semana del 4 al 10 de diciembre

Semana donde la neblina confusa de tus actividades, tus pensamientos y sentimientos desaparece con la Luna Llena y te enfrentas a la nitidez de tu presente, que por lo demás parece abrumante. Es sólo un parecido, porque en la práctica es totalmente vivible y superable cada desafío, porque te reirás de entender que es tu mente la que te propone miedo, desconcierto, cansancio y confusión, cuando en verdad todo es una gran oportunidad en cada aspecto de tu vida. Semana para entender de golpe que no sucederá lo que quieres, sino que ocurrirán sucesos, sentimientos y pensamientos que sólo reflejan que tu vieja y conocida manera de ser y actuar no sirve para los nuevos desafíos y las nuevas comprensiones para entender los diagnósticos y evaluaciones de tu situación. Tu momento no es contrario ni malvado, sino que no conoces lo que se debe hacer, sentir o pensar en estos detalles que nunca has reparado.
El asunto de esta semana son los detalles. Actuarás como siempre, pero las intenciones no resultarán. Inicias un ciclo de 13 meses donde las circunstancias se comportan de forma extraña, obligando a las sociedades, los gobiernos, las costumbres, las familias y las organizaciones a preferir maneras centradas en el sentir más que en el convenir. Y en nombre de la conveniencia, tal vez obliga a preferir lo menos conveniente pero elegir lo más humano. Mejor más despacio pero con conciencia, que rápido y desafortunado para quienes tengan procesos más lentos. Las sociedades en todas sus escalas prefieren profundidad más que expansión. Y es porque toda la intuición y sentimiento del presente está invadido por una combinación astrológica y divina que lleva a las personas a preguntarse más por sí mismos, que por cómo crecer con competitividad. Se inician tiempos donde la competencia la sientes incómoda, inhumana y con valores negativos, dando paso a una era de compartir profundidades de cómo se quiere vivir en armonía, cada uno en su estado de vida. Es un período de reflexión e inicio de tiempo de darse cuenta de toda la transformación que ha ocurrido en uno y el entorno.
Semana para ver con claridad que la sensación de confusión no es más que el desconocimiento de las nuevas condiciones y sensaciones. Y extrañas las viejas formas de ser y sentir, creer y hacer. No volverán. Todo el actuar desde el creer del pasado, se confirma fuera de contexto. Y cuando aprendes que estás en nuevos tiempos, nuevos softwares y aplicaciones, nuevos trabajos, nuevas leyes, nuevas tendencias, nuevas fuentes de información, nuevos alimentos, nuevas enseñanzas, nuevas tecnologías, nuevas maneras y nuevas creencias, el actuar se siente confortable, armónico, actual y sobretodo, que avanzas. Esto tiene grandes implicancias en el sentir y dar amor, donde definitivamente el ayudar ahora es sinónimo de solidaridad, el complementar es parte de las sociedades comerciales y de conveniencia, y el admirar es sinónimo de amar. Se instala una fuerte manera de amar desde lo que gusta del otro, lo que agrada del otro, permitiendo que ese otro/a use la fuerza que tiene para caminar sobre sus gustos y no sobre sus sacrificios, no desde lo que “necesito”, y menos, desde lo que el otro necesita. Son tiempos donde lo masculino se pregunta por el “héroe” que ya no es quien lucha contra la injusticia brindando bienestar en su entorno, sino que este Héroe ahora es una persona en equilibrio personal, con fuerza para reflexionar con claridad el momento, centrado en los detalles que muestra su coherencia interna entre pensar, sentir y actuar. Y lo femenino ya no basado en la vulnerabilidad desvalida, sino en la proeza de ser mujer valerosa y con ganas de ser admirada por su fuerza, su inteligencia y su bondad, donde ahora es la justicia en vida, discriminando entre el bien y el mal. Lo masculino ahora se centra en la coherencia de tener y dar valor (que le ha costado mucho aprenderlo), y lo femenino en lo que crea fuerza, valor y trascendencia con sentimientos.
Es un tiempo muy emocional, que obliga a tomar distancia de los conflictos y las razones que te anulan. El desafío de esta semana es no concluir previamente a lo que sucederá, sino permitir que sucedan los hechos para tomar una actitud con conciencia. La conciencia es ese valor de crear un diagnóstico lleno de sentimientos desde lar responsabilidad personal y no desde la culpa o desgracia del otro. A su vez, recibirás noticias que en el fondo no son verdad. Los proyectos se retrasan no porque hayan obstáculos, sino porque tu ímpetu sin cálculo diseñó tiempos que no son reales, sumado a que Mercurio Retrógrado hace que tengamos la sensación de lentitud en las decisiones y en los procesos. Tendrás miedo porque tus zonas de descanso se invaden de conflictos, tus canciones de paz ya no crean el efecto, y las amistades que parecían eternas ya no hablan tu idioma y ni tus intereses. Y da miedo entender que lo que creíste seguro en el pasado, hoy eres responsable de saber que tu provocaste sus finales y hoy comienzas a entender que vas a aprender que esta realidad es parte de lo mejor que tienes, y al no crear tus sueños en el pasado, nuevas creencias y nuevas maneras, hoy tendrás forzadamente que adaptarte a lo que no hiciste. Tarde o temprano llegó el día en que tu negación a preguntarte por ti mismo/a y tus gustos, tus deseos y tus preferencias, te pone en la aparente confusión de no saber qué hacer. Recurre a tus sueños, a tus añoranzas y a tus caprichos, porque tienen más verdad que las razones razonables.
Prepararse para los cambios de ánimo durante los días al final de la semana. Pueden ser muy confusos. Calma ante todo, y el refugio son tus juegos y tus diversiones. Prepararse para el cambio de algunas condiciones entre el 19 y 22 de diciembre, momento en donde se avecinan energías de transformaciones rápidas que mejor estar disponible para adaptarse y no resistir. Confiar que cada paso lleva a eso que sueñas. Pero también lleva a eso que temes. ¿Quien ganará? La emoción más alimentada, y espero que sean tus buenas añoranzas y no tu tendencia a dudar o a desparramar cataclismos en todas tus áreas, porque de tanto anunciarlas, un día llegarán, y ese día ya casi está aquí.

Un comentario en “Semana del 4 al 10 de diciembre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s