Semana del 20 al 26 de noviembre

Semana de disculpas. Y principalmente, disculpas por ser como somos y por pensar como pensamos. Semana donde abrimos nuestras verdaderas intenciones y donde nos decimos desde el corazón lo que pensamos. Semana donde dejamos de lado nuestras oportunidades personales y vemos la conveniencia de todos, aunque eso implique contradecirnos. Semana donde pedimos disculpas por abrir nuestra alma y decir lo que sentimos, hacer lo que somos y ser como hemos querido. Semana donde nos sentimos muy afortunados por tener lo que tenemos y ambicionar lo que deseamos, porque en desear no hay pecado, pues nos acerca al paraíso que cada cual construye de sí mismos. Semana donde, más que agradecer, entendemos nuestra propia verdad y, con la mirada en el horizonte, nos damos cuenta de nuestro camino, de nuestra reflexión y de nuestro sentido, por bárbaro que sea, o por lo sagrado que se sienta.
Semana donde doy las gracias porque se dan momentos donde puedo reflexionar acerca de todo el esfuerzo que hemos realizado en llegar hasta acá. Y, contrariamente a lo que nos dijeron, no fue por nuestro esfuerzo necesariamente, sino que también por nuestra voluntad, nuestra suerte y nuestras ganas de ser quienes somos. Porque si sólo hubiera sido por lo que nos dijeron nuestros profesores en la escuela, o las amenazas en nuestra familia, seríamos testigos de nuestro fracaso y nuestra miseria. Sin embargo, no tenemos miseria y no somos un fracaso. Somos algo íntegro que piensa lo mejor para nosotros, también los que nos interesan, o lo que nos interesa. Semana donde además, somos premiados con un bono de reconocimiento o un abrazo de agradecimiento que no esperábamos. Será la señal de que estamos esperando para impulsarnos hacia la otra mitad de un ciclo de transformaciones donde lo esencial se vuelve prioridad, y lo conveniente deja de serlo. Porque esta semana, esta justo en el centro del tiempo de dos eclipses, y sólo marca este importante trance de transformación silenciosa, que hará que reconozcamos que somos nuevos al otro lado del tiempo.
Semana donde entendemos que las luchas de poderes sólo son la ambición y la búsqueda de la conveniencia. Está perfecto si la conveniencia creará conciencia y paz en nosotros y nuestro grupo familiar (o lo que consideramos familia). Pero entenderemos que la tierra necesita descanso, que la madurez necesita reflexión, y que esta vez, quieres hacer las cosas de otra manera. Semana donde te inclinas por nuevas formas, tal vez más atrevidas o más cautas, harán que, sin el logro que esperabas, mostrar tu verdadera intención. Y eso es lo valioso, porque pedirás disculpas por ser quien eres, por hacer lo que haces, pensar lo que piensas, y sobretodo, por creer lo que crees. Pero, a pesar de haber una inmensa diversidad de pensamientos, hay un sentido común que te permite saber que merecemos algo que precisa ser compartido, alejándote de la competencia que sólo ha traído desmedidas creencias que sólo crean fuerza destructivas al querer tener, poseer y ambicionar lo que en verdad no necesitamos.
Semana donde estamos algo en soledad. Semana donde tenemos tiempo para nosotros. Comprendemos que estar eternamente disponibles nos enferma y que estar en aislamiento nos envejece. Pero encontramos ese espacio ni tan allá ni tan acá, que nos da paz en el ansiado silencio, en ese lugar que nos permite comprender que tenemos todo, que somos afortunados, que deseamos amar con más intensidad y que nos vuelca la mirada hacia eso que amamos, a eso que es pequeño, lejos de las redes sociales, propio de nosotros que nos hace brindar, disfrutar, reír y sentirnos libres de las apariencias.
Semana para pedir disculpas por haber logrado ser quienes somos. Semana donde sólo entendemos que cada transformación fue forzada por una acción misteriosa y a veces causal que nos llevó a sentirnos divinos. Así es. Fuimos permitidos tocar algo que pocos creerían, pero que hace creer que hay un más allá en el más acá. Vamos de a poco. Habrán más revelaciones.
Semana donde también, y sólo para los que logran leer hasta este párrafo, celebramos los cinco años de ininterrumpidos pronósticos de la semana. Y como un buen cumpleaños, a los cinco años ya pensamos, ya decidimos, ya sentimos en plenitud, ya queremos ganar y ser los mejores, ya nos imaginamos campeones de algo que no ambiciona la copa o la medalla, sino la mirada de amor de nuestra madre y de nuestros amigos… esos leales amigos. Y a los cinco años, ya sabemos que somos destinados a la grandeza. Gracias por leer, gracias por seguir estos pronósticos que, con todo el corazón, se escriben con una honestidad tal que solo puedo abrazarlos por más de un minuto. Uno a uno, a cada cual, a quienes aún no conozco, y a los que vendrán. Gracias por permitir esto. Gracias por estar. Gracias por aceptar mis disculpas, pero de disculpas, y no de permisos, se hizo lo que soy. También la ciencia y la manera de entender que nada es tan malo, que nada es tan mentira y que nada es mortal. Gracias por creer que somos eternos en alma, en esencia y en trascendencia. Gracias por recordarme que habemos otros que estamos unidos de otra manera. Gracias.

3 comentarios en “Semana del 20 al 26 de noviembre

  1. GRACIAS INFINITAS
    Por entregarnos la pausa suficiente, la certeza inesperada, la mirada consciente, la magia de pensamientos nuevos, en almas carentes, siempre a la espera o en la búsqueda de una señal…una brisa, visión de pocos, entendimiento de algunos, razón de otros, experiencia de amar…y tanto mas…

  2. Gracias. Gracias. Gracias. Fernando..por muchos años más..es un bálsamo para mi leer tus publicaciones!! Va mi abrazo. Con amor y respeto. Namaste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s