Semana del 13 al 19 de noviembre

Semana donde nos atrevemos a pronunciar la palabra Respeto. Lo pides para ti a quien te atropella y también para quien lo merece, cuando descubres algo asombroso en alguien que no habías percatado detalles. Semana donde también respetas lo que no sabes y le tienes respeto a los obstáculos y conocimientos que te desafían. Semana para respetar el poder de tus ganancias, al confirmar que mucho de lo que te rodea está lleno de interés y poca honestidad. Tal vez, es el momento de dejar de jugar a los espejos. En tu interior también hay mucho brillo en temas de tu vida donde ya no tienen importancia (pero lo fueron para llegar hasta donde estás). Has ganado mucho y con eso tu debes es disfrutar de tus talentos, lejos de la intención de ser quien brilla por sobre los demás.
Semana de respetos, de esas donde uno calla y se vuelve humilde ante la soberbia que empoderamos cuando creemos ser capaces de vencer promesas al viento. El respetarse es aprender a no sobreprometer nada que no haya sido desafiado primero. Entonces, respetas a tu adversario como respetas tus limitaciones. Cuidado, que el contrario te respeta y se ha preparado igual que tu.
Semana para comprender que vinimos a esta existencia con la inteligencia suficiente para potenciar lo que nos rodea y darle asombroso valor. Y luego de la realización, vinimos a disfrutar de esta creación. Y en esta acción-reacción se basa el principio de abundancia, donde aportas y fortaleces tus intereses como los demás hacen lo mismo por sí y por todos. Y se nos olvida respetar cada valor de cada cual, porque olvidamos respetar el hecho de que todo está para disfrutarse y admirarse. Y olvidamos que la riqueza, el talento, el potencial, la fuerza, la motivación y el emprendimiento son producto del gozo de actuar en el mundo. Uno es suficientemente abundante y no se respeta a si mismo, sino que reemplazamos esos valores por sufrir e insistir en caminar parecido a otros por lugares donde tal vez no queremos, pero creemos que el respeto es la admiración, sin respetarnos ni admirarnos a nosotros mismos.
Semana para comenzar un hobby, un interés, un pequeño camino que se ofrece sin destino y sin finalidad, algo sólo para ti, algo que llevarás en tu interior. Así, puede que sea en el ámbito de tus actividades, como en el de tus diversiones. Crecerá y reirás con él si la emoción, las ganas y el disfrutar están presentes. Si quieres, lo transformarás en abundante para ti o para los demás. Lo que importa es que estos inicios son paso a paso, y ya eres lo suficientemente inteligente para comprender que ahora gozarás cada etapa, sin sufrir la siguiente.
Te respetarás. Semana para entender que los laberintos de la semana pasada te han dejado sensible y que ahora tienes la herramienta de la intuición totalmente abierta. Semana para respetar los tiempos y los procesos para predecir enemigos y enemistades, malos entendidos y pequeños o grandes accidentes. Semana donde te vuelves cauto porque ese radar que ahora mira las consecuencias está en una fase muy activa. De la misma manera, semana para reconocer que eres amado y admirado, tal vez no por quien te interesa realmente. Agradecerás cada gota de sentimiento, como ahora tu serás honesto y respetarás el quehacer y sentir del otro ofreciendo sinceridad. Respetas y te respetan.
Pero sobretodo, es una semana donde aprendes los límites y las intenciones de los demás, donde hicieron, dijeron o actuaron de determinada manera y aún cargas con el resentimiento de no poder soltar aquello que trae consecuencias hasta estos días. Aprenderás a respetar la intención de cada cual y obtener la sabiduría de no dar importancia a eso que cada cual tuvo su motivo. Aprenderás a respetar los motivos de otros, pero entenderás que el sentir significa distancias, y sabrás ponerte al resguardo o a la distancia indicada, donde tu ego aprenderá a vivir fuera del territorio ambicionado, del aplauso esperado, fuera de la admiración exagerada y desproporcionada, y sobretodo, lejos de los falsos brillos, aprendiendo -a veces a golpes- que los brillos más peligrosos son los que uno decora y pule en el interior del corazón, volviéndote devoto a falsas imágenes, falsos talentos, falsos logros que sólo sirven para tu falsa manera de creer que es la felicidad. El respeto comienza por casa, y comienza por la honestidad de tus talentos. Y esta semana, nos respetamos a nosotros mismos, fortaleciendo eso que sabemos y resolvemos. Y desde esa certeza, volveremos a decorar nuestras virtudes para sólo ser admiradas por cada cual. Como el otro está en el mismo proceso, respetarás cada etapa de quien te rodea, sin emitir juicio, sin opinar si no te lo piden, para que en el mañana se vuelvan alianzas honestas de quien vendrá a admirar tu palacio con el corazón abierto, con los brazos llenos de honestidad. Y compartirás verdades para reír por sus diferencias y no por sus poderosas imposiciones de de poder. Porque de diferencias se hace la virtud, tal como la mano izquierda, en silencio y respeto, conoce los triunfos de la mano derecha. Lo más divertido, es que ambas manos lavarán la cara.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s