Semana del 23 al 29 de octubre

Semana para disfrutar de uno y lo que has conseguido paso a paso. Tal vez producto de tu plan o de tu esfuerzo. Lo importante es disfrutarlo y entender que lo inteligente es mirar tu camino y no las sombras que ofrecen las riquezas y logros de los demás, pues estamos en días donde Escorpio nos muestra los dos lados de las cosas. Y a veces nos fascinamos con el lado que retrasa, que posterga y que obstruye. Es el lado de la comparación de verte menospreciado al tener o ser del otro. Ese lado es seguramente lo que no te deja ganar como mereces, conseguir lo que deseas, avanzar como sueñas y vivir como gozas. Pero sobretodo, es una semana donde afloran sentimientos de recelo, porque ves que a tu lado pasan las oportunidades que otros toman y que tu no puedes guardar en tus manos.
¿Será que desde pequeños te enseñaron sólo a ahorrar para ser alguien, y no a ganar para disfrutar de uno mismo?. Y esta pequeña comprensión puede hacer una gran diferencia al momento de entender que te has envuelto en la envidia de desear lo del otro, de querer otra manera que los demás tienen, de compararte con los falsos brillos, ocultándote en las sombras de la frustración y la rabia, cuando no te has hecho cargo del acto de iniciar tu propio camino, y no has decidido hacer para ser lo que sueñas. En parte eres responsable de ello, y esta envidia te muestra lo que no te dieron y lo que no has ido a buscar. Tal vez los demás no son felices en sí mismos, pero gozan cada detalle de su actuar en el mundo. Y eso los hace sentirse satisfechos. Y tal vez tus ojos -cegados de envidia, rabia y frustración-, ven que no has aprendido a valorar tus sueños, y prefieres medirte con las monedas de otros, con las suertes de los demás, con los destinos de quienes han elegido por sí mismos, los que han elegido comenzar con decisión, sin miedos, sin culpas y sin vergüenzas. Porque en los brillos con que mides tu envidia no encuentras el camino a seguir para cercarte a ese destino. Ahora aprenderás que son las decisiones lo que permite iniciar, y no postergar.
Semana para pensar que si buscas trabajo para ganar dinero, sólo llegará lo que te crea frustración y lo que conoces como sobrevivencia. Pero si buscas ese espacio para desarrollar tus talentos, requiere de tu esfuerzo de enumerar las cualidades de tus virtudes, y luego buscar en lugares nuevos donde tus joyas pueden ser apreciadas. Si buscas trabajo, te darán trabajo. Si buscas desafiar tus talentos, te darán esos desconocidos espacios para sentir que brillas ante ti mismo. Y está lleno de cosas nuevas que no has realizado nunca, y gana quien se atreve a realizar lo que no sabe, lo que no conoce y lo que con humildad aprenderá para desafiarse con alegría. Y allí, en ese justo espacio, aprendes a elegir mirar tus sueños y tus caminos, y no la manera de cómo los demás lo lograron, pues es fácil caerse ante la picazón que produce lo aventajado de los demás, los logros de los demás y las dichas de los otros.
En el amor, lo mismo. Semana para buscar la franqueza de los sentimientos únicos y no la experiencia de los demás, que te siguen mostrando que no tienes lo que quieres, y la razón es porque lo que quieres tiene el diseño de lo ajeno y que no es para ti, porque nunca has dibujado lo propio, lo que a ti te gusta, lo que te contenta, sino que has armado con trozos ajenos un muñeco parchado y desfigurado que no es más que la suma de las copias de tus envidias. Si buscas sentimientos, no busques a quien tendrá que agradecerte lo que le has dado o lo que lo has ayudado. Eso no es amor, eso es transacción.
Semana para contentarte contigo mismo. Semana para darte cuenta que antes buscabas algo que en verdad era la intención de parecerte a alguien que no eres tu. Semana para celebrar el que te han liberado de falsas promesas, de falsos amores, de falsas ilusiones que tu mismo alimentaste. Y semana para disculparse con el universo por haber creído en inocencia en esas intenciones que te llenaron de cólera y frustración. Y es el momento de agradecer que con conocimiento y conciencia, iniciarás tu auténtico camino. Sí, otra vez. Y lo harás miles de veces más, porque la tierra prometida no es un lugar en el mapa, sino el lugar que va dentro de ti, el paraíso que habita en el centro de tu corazón. Y si te parecen metáforas poéticas llenas de palabras manoseadas en libros de autoayuda, debo decirte que es cierto, en esos libros encontrarás estas frases, pero en la vida real también. Porque ningún ser feliz vive en casas decoradas por decoradores que conocen las modas. Ningún ser feliz trabaja en rutinas ni sufrimientos permanentes. Ningún ser feliz cree en la culpa, en el dolor y el dar hasta que duela. Si existe un ser feliz (y hay miles), éste vive sólo en lo que le parece auténtico. Y ese lugar puede parecerse a otros lugares, pero no lo construye con esa intención. Decidió vivir en lo propio. Y con el tiempo, intentarán copiar sus colores, sus mismas estaciones y etapas para llegar a donde está, seguirán a sus mismos maestros, escucharán sus mismos aplausos, y comprenderán que están donde mismo, porque el ser feliz no es un modelo con protocolos ni fórmulas probadas, sino que es ser uno consigo mismo, con sus propias decoraciones, con sus propios desafíos, con sus propios brillos que sólo uno sabe sonreír y brindar en silencio. Y ese ser feliz, sentado en ese sofá con los detalles y defectos que sólo él conoce, sentirá que es el momento de respirar profundo la plenitud de saber que todo tiene sabor a un sentimiento de gratitud. Dirá en su murmullo sonriente “gracias por ser quien soy, gracias por tener lo que sólo a mi me gusta, gracias por compartir con otros mi esencia, mi arte y mis visiones, que, erradas o no, son mías”. Y al día siguiente preferirá seguir admirando sus sueños y sus deseos, que quedarse en la gloria del conformismo, las alabanzas y las verdades sabidas. Esta semana, aprenderemos el Gracias por haber aprendido que todo se transforma, y deseo que seas el primero en transformar todo lo que te parece seguro, estable y verdadero, por otras seguridades, otras estabilidades y otras verdades. Porque todo tiene dos lados, y deseo que elijas el que se puede transformar en tu siguiente domingo de gozo, de satisfacción y de compartir el murmullo del gracias de gratitud.
2017-10-23 14.09.01Y me confieso como Fernando Araya: salió profundo este texto, y es en honor a la combinación de tan lindas cartas de Tarot que esta mañana me ha regalado el sol. Intento ser el más humilde de los aprendices de cartas de Tarot que no dejo de maravillarme ante tanta sabiduría que me regala día a día. Gracias por leer, gracias por seguir, gracias por compartir y gracias por atreverte a ser quien eres. Caminamos al destino de nuestras casas Sagadas, a la luz, a la iluminación. Lo agradezco de corazón.

2 comentarios en “Semana del 23 al 29 de octubre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s