Semana del 9 al 15 de octubre

Semana para entender que no estamos solos, y que para cada área de tu vida, hay aliados que saben escuchar y admirar cada paso que das y cada gota de lo que eres. Semana para decidir acerca del curso que toman las relaciones sentimentales y cómo los socios, compañeros o competidores potenciarán en ti esa destreza y talento que ya descubriste hace un tiempo. Porque sabes que lo que hoy vives está incompleto, y sin padecer de escasez, falta para tu satisfacción. Semana para conversar con quien es tu par y volver muy sinceras las manifestaciones y declaraciones, para que se pacten nuevas maneras de entendernos. Por lo mismo, semana de definiciones de tóxicas relaciones, donde decides poner fin a lo que te da náuseas o envenena tu mente con supuestos que te alejan de la realidad.
Semana para compartir ganancias o créditos. No todo es para ti, y trae desavenencias a tus socios o aliados, pasando por tu mente la mentira y la excusa para no dejar de ganar. Has calculado bien, pero no consideraste esos pagos extras que tendrás que hacer. Cada pago extra es el derecho a aprender a considerar detalles, pues de ellos se adorna el éxito. Semana para tener actividades rentables al ritmo colectivo y entender que cada proceso tiene tiempos y cadencias que hay que respetar. Por apurar, destruyes. Por detener, desmotivas. Por cambiar, enemistas, y por mentir, te condenas. Mantén tus creencias y sigue el paso de los asuntos. Tendrás que defender tu posición y tu visión para evaluar con quién cuentas realmente. A su vez, los demás harán lo mismo, y no tendrá que extrañarte quedar fuera o lejano de algunas oportunidades que no supiste llevar al ritmo colectivo. Sabes que tienes otras ideas, y que son meses donde la oportunidad de construir tu camino, o caminar uno distinto, está abierto.
Semana para comprometerte o para sellar los sentimientos con los diferentes vínculos que has establecido últimamente. Llama la atención que las amistades eternas van en retirada y toman más fuerza las nuevas que comprenden desde tu presente la voluntad y el sentido de tu ser. Las más antiguas tienen confusiones y reparos en tu largo proceso. Por eso, no te extrañe que las amistades más nuevas se sienten más leales y con la confianza para entregar el corazón sin miedo. Así, te alejas de quienes pesa el alma, y te acercas a quienes te animan. No necesariamente todas las amistades son para enamorar, pero es temporada de consolidación de lindas amistades que acompañan en la vida. Y si quedas mirando el pasado, perderás la huella del futuro que te invita a renovarte y ser nuevo, porque el que fuiste en el pasado ya no piensa, siente o actúa con toda la coherencia de hace unos años. Hoy estás en un profundo proceso de renovación de tus creencias y las antiguas amistades sólo ven tu pasado. Si se renuevan, participan en este presente que mira nuevos continentes y nuevas maneras.
Semana para estar consciente de que has buscado esa compañía que te aliente y te haga sentir vivo. Y ya has comprendido que la compañía no es para que sea el fuego que te apasiona, porque las compañías no son para ello. Las compañías son para acompañar y no para que hagan lo que esperas, o te den lo que necesites. Que no te engañen, somos naranjas completas. No deambulamos por el mundo buscando la mitad que nos falta. El único fuego que encandila es la compañía contigo mismo. Por lo que conocer la gran amistad que llevas dentro de ti se hace muy útil. Aprender a jugar solo, aprender a caminar solo, aprender a trabajar solo, aprender a estar solo, y aprender a decidir solo, son grandes ejercicios para estos tiempos. El amor no puede depender de otro. El sentir no te lo entrega quien tienes al frente, porque muchas veces no se puede dar lo que no se tiene. Primero alimentar el valor, el contenido, los sentimientos y la conciencia que tienes para poder entregar eso que sólo se da en forma de alegría y admiración. Darás lo que admiras del otro y darás lo que admiras de ti. Y de la misma manera, recibirás con gratitud, de esa con los brazos abiertos para que tu ser se reconozca en alegría. Pero si esperas que te den, si esperas que se haga lo que piensas o crees, si esperas que te den el valor que no tienes, la frustración, el vacío y la confusión se apoderarán de ti. Las personas se pierden porque esperan que les den eso que antes les daba placer en forma muy cómoda, hasta que comprenden que el único placer sagrado es darse a si mismos, a través de actividades, hobbies, aventuras o exploraciones a lo desconocido, o los viajes con sentido. El sentarse a esperar, aumenta el dolor y la desolación.
Semana de una profunda vocación de sensibilidad, de esa que revela el sentido espiritual que hay dentro de ti. Semana para darnos ternura y compasión espiritual al admirar nuestras creencias y celebrarlas en pequeñas cosas como reverencia a tus altares sagrados, o el agradecimiento mientras realizas una actividad que te sorprende estar realizando. La espiritualidad no necesita de templos, sino de asombros. Por lo que, agradecer el poder correr, trabajar, descansar o compartir, tiene un sentimiento de gratitud profundo a ese componente espiritual que permite o está presente en todo. Porque ese espíritu es mágico y ese asombro bate el corazón de conciencia, la misma que agradeces, la misma que honras, la misma que celebras en los altares del corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s