Semana del 22 al 28 de mayo

Semana donde te has preparado lo suficiente para decidir por ti. Semana donde ya eres consciente qué es parte de la duda y qué parte es la certeza. Decidirás cada presencia y cada pensamiento que tienes. Semana donde tendrás que elegir. O caminas por la duda, o lo haces por la certeza. Entenderás que la certeza es ese repaso constante que has tenido estas últimas semanas acerca de eventos que se repiten del pasado, o recuerdos que aparecen espontáneamente, y que, al comprender que la duda siempre es mental, podrás elegir la certeza de entender que vives el camino correcto. Todo está bien, todo marcha en calma, y te permites dejar de adorar la duda, el conflicto o los supuestos que han hecho de ti la manera de caminar tembloroso hasta este presente. Así, decidirás proyectos, sentimientos, vivencias, posibilidades y propuestas como si la seguridad brota de tu abdomen y no nace de tu cabeza. Por ello, comprendes que es una buena semana donde los fantasmas del pasado y las dudas alimentadas por creencias y advertencias de los demás, quedan a un lado para dar paso a esa definición y verdad que sólo tu puedes elaborar.
Por lo anterior, descubres pasos importantes en tus proyectos y en tus cobranzas, haciendo de esta semana una de las buenas para el retorno económico o para saber que estás frente a grandes oportunidades de gran valor. De aquí hasta finales de julio deberás decidir alimentar la seguridad de entender que vas por buen camino. Si dudas, a finales de julio pueden aparecer otra vez los fantasmas que alimentan tus dudas y comprendes que tu problema no está en la mala suerte ni el el perjuicio de los demás, sino en tus creencias poco sólidas de ti mismo, de tus ambiciones, de tus anhelos y de tus pasos que ya vienes dando en la vida.
¿Y cómo fortaleces tus creencias?, tan simple como repasar lo que crees y descubrir (con toda la honestidad posible) dónde está lo que no es cierto y dónde está lo que decides asentar como verdadero. Lo verdadero no es necesariamente lo que creen los demás. Lo verdadero es lo que hace sentido en el corazón y la barriga. Lo verdadero aleja de los maestros que te enseñaron lo que no es, y te acerca a quienes tienen nuevas claves de lo que has decidido. También, comprenderás a la mente que hace sólo sabe hacer preguntas, y descubrirás al corazón que siempre da latidos de verdad. Elige las corazonadas, pues de dudas hemos construido un mundo que aparentemente promete beneficios y bondades, y comprendemos que cada vez nos alejamos más de nuestro propósito y nuestro sentido interior. En cada oferta externa hay una conveniencia ajena. En cada impulso interno, hay una cercanía a tu propia verdad. Y el miedo es a las constantes advertencias de preferir lo distinto por sobre preferir lo del promedio. Unas verdades serán solo tuyas y otras serán compartidas. Nada es absoluto.
Semana para determinar con total entrega los sentimientos hacia los demás. Así, decides amar y poner al frente de tus ojos los ojos de quienes amas y sientes amistad. A su vez, retiras de tu mirada a quienes te provocan dudas, tensión o agresión que reiteradamente se repiten en la realidad o en tus recuerdos. Repites lo que necesitas aprender, y a veces al repetirlas conscientemente, aprendes esas “letras” de verdades que completan tu abecedario de verdades. Y recién en ese momento das por superado el aprendizaje agradeciendo a quienes participan en el papel de los actores que te enseñaron algo profundamente agradable. A los ya identificados enemigos energéticos los dejas atrás y serán las advertencias para futuras semejanzas que tendrás que enfrentar, esta vez con sabiduría. Semana para distanciarse de quienes no suman a tu vida, e incorporar a los que llenan de bondad tu presente y tus añoranzas.
Semana de pasos seguros, de confirmaciones de que avanzas y de que, a pesar del aparente estancamiento, la aparente inmovilidad o el aparente fracaso, es parte de lo que aprendes para entender que nada es al azar, y que las las explicaciones a esto son las piezas desordenadas de este presente que compondrán la respuesta a las preguntas de mañana. Cada duda existencial se puede elaborar luego de vivir la respuesta. Uno, por lo general, desea lo que no vive, y allí comprendes que vives lo que has elegido para aprender a cómo salir de allí, y que muchas veces implica algo de crueldad, algo de deslealtad o algo de traición para ir hacia lo que sí te has propuesto con atrevimiento, pero sólo ahora has confirmado, has decidido o has comprendido tras vivir el caos, la desesperanza o la tristeza. Todos los sabios vivieron el caos antes de comprender las lecciones sagradas. Y en la basura de sus pecados surgió la revelación divina. Ningún marinero se entrenó en aguas calmas. Los grandes maestros espirituales hablan a través de lo que entienden los ojos de tu corazón, y no las evidencias que interpretan tus explicaciones. De las misma manera, el gran mago vive sus creencias con total confianza y certeza, mientras que el que interpreta, habla lo que no vive, impulsa lo que no se atrevería y sólo ayuda desde las advertencias. La magia no fue abierta en este mundo para advertir peligros, sino para colorear creencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s