Semana del 17 al 23 de abril

Lee con atención, porque es una semana para tomar el peso de nuestros actos y vínculos, y entender que cuando las cosas se tornan en serio, la era te recomienda no dejar de creer que es un juego. Creer es una posición en la vida, y no es la vida. Cuando crees algo o asumes creer desde un punto de vista, todo lo que acontece va en referencia a la definición desde dónde has decidido creer. Cuando las cosas -desde tu creencia- las vuelves muy densas, muy reales o muy intensas, es justamente la frescura, la levedad o la imagen de lo liviano lo que nos permite navegar por este río desbocado de energía por donde transitamos. ¿Hay certezas al final del camino?, no, ninguna certeza, pues el resultado de todo está en el origen y la actitud como vives cada tránsito. Si vas con alegría y la diversión es el eje central de tus actividades, encuentros o acuerdos, los resultados serán alegres y divertidos. Si comienzas todo con actitud de seriedad, majestuosidad o imponentemente denso, los resultados serán aplastante para tu ser. La certeza está en saber que vives y disfrutas cada segundo, y que has decidido vivir cada latido del presente, y ordenar cada suceso en función del agrado y la pasión armoniosa, para que cada segundo marque un paso pleno en este acelerado presente.
Todas las situaciones no van descontroladas, sino que van muy atentas dentro de ti y quieres marcar la seriedad de cada asunto. Con eso, pierdes la mirada en lo alegre que te produce cada momento. Esta semana es de las que debes recordar profundamente lo alegre que te hace sentir cada suceso. Es una semana para bendecir todo lo sucedido que, por un lado, aún persisten las repeticiones del pasado para que las mires con nuevos aprendizajes, y esta vez, encuentres creativas salidas a tus pasos que nunca deben abandonar el sentimiento de diversión, para que esa mirada inocente, esa predisposición a lo divino, no pierda la inocencia del asombro que se caracteriza por espantar las oportunidades y las vuelve rocas de las más pesadas en tu vida. Y por otro lado, cada recompensa, cada pequeño logro, cada acuerdo, cada sentimiento, se pueda vivir con el respetuoso asombro que nos da esperanza. ¿De qué?, de que somos capaces de encontrar pequeños espacios donde la alegría va marcando la ruta de tus destinos, pues ya has explorado las rutas de la seriedad, la profundidad y lo dogmático, y sólo te ha llevado al terreno de las preguntas que exigen respuestas de seguridad.
Semana para recibir buenas noticias, recompensas, aprobaciones, oportunidades, comienzos y sentimientos que se ofrecen para ser elegidos o dejarlos pasar. Cada cual con sus conveniencias, y te deseo que tus elecciones siempre vayan en la sensación de construir más y más sentimientos de alegre honestidad. Esto significa que todos tus aprendizajes te deben llevar a los cálculos de que darás pasos con alegría y plenitud de que te acercas a eso que te hará sentir plenitud. La plenitud no es un lugar o un estado, sólo es un momento que prolongas y prolongas porque está lleno de lo que tu quieres en tu esencia, aunque eso tal vez sea lo más desobediente a tus lecciones o incluso a tus valores.
También es una semana para llorar por ti. Y descubrirás que lloras por lo que tus tercas emociones buscaban para sí. Y comprenderás que los demás no harán lo que tu quieres, sino lo que cada corazón determine como alegre. Y eso puede que lleve a alejar a los que “quieres” que permanezcan cerca, hasta que comprendes que nada es más hermoso que seguir los brincos del corazón. Tu querer termina donde comienza el querer del otro. Y tu alegría no está en mantener cerca o en actitud hacia ti a los demás, sino que tu misma estás alegre de ti, tus actividades, tus deseos personales, tus proyectos y tus ideas que comienzan a crear y crear para sí mismos. Y que el resultado de cada proyecto está disponible para compartir o no con los demás. Pero el éxito no está en compartir con quien tu quieres que admire tu obra, sino que está para ti, y a su vez, disponible para ser compartido.
Semana de revelaciones profundas que, te recomiendo, tomes con la máxima liviandad, alegría, inocencia y asombro, de la misma manera como lo hacen los niños que, confiados que nada sucederá, caminarán por entre las piedras del río tormentoso, sintiendo que no desafían nada, sino que están llenos de emociones plenas de saber que en cada paso, pueden marcar ese latir, ese pálpito, ese brinco que el corazón se ha preparado por miles de años, y que hoy, da su sístole y su diástole lleno de sentido de satisfacción. Nada termina, todo comienza, incluso tu proyecto más seguro.

3 comentarios en “Semana del 17 al 23 de abril

  1. Hola Fernando! Que lindo encontrarte! Estaba buscando la noticia de que Galdos se iba y me encontre contigo! Hace tiempo queria saber de ti, como estas ? Que haces ? Yo me voy de viaje el 18 pero vuelvo el 30. Veamonos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s