Semana del 1 al 7 de agosto

Semana para encontrarte con el árbol de los frutos. Imagina que has caminado por meses en la búsqueda de tu equilibrio, tu abundancia, tu paz interior y tu armonía con los demás, y de pronto, sucede que llegas a un lugar donde no queda más que cosechar frutos llenos de dulzor. ¿Significa que es tiempo de gozo?, sí, gozos que se comparten y se bailan, gozos que se celebran y se avanza fluidamente hacia territorios de conveniencia. Pero a su vez, tiempos para comprender que las estrategias de defensa, prudencia, silencio, distancia y egoísmo para cuidar y alimentar tu ser, crecer y madurar, ya han logrado bastante en forma individual, y ahora la cosecha es comunitaria, y requiere de tu habilidad para dar y recibir sea abriendo tu corazón con los demás, o comprendiendo que hay un aspecto de ti que necesita aprender del ejercicio de convivir con otros a tu alrededor.
Es una semana para abrir propuestas de trabajo, iniciar nuevos ciclos de actividades, celebrar contratos de beneficios para todos. Semana donde la abundancia se siente a pleno merecer, porque lo puedes percibir en comunidad. La soledad no permite ver la prosperidad, porque ya no son tiempos individuales de abundancia, sino comunitarias. La riqueza se moviliza de mano en mano, y todo va adquiriendo más valor que ya no es tuyo, sino de todos. Y todo en tu casa, en tu lugar de actividades, en tu ciudad o en las comunidades que has creado o participas, comienza a brotar los frutos que el grupo va creando. Por lo tanto, es una gran semana para agradecer el poder pertenecer, agradecer el interactuar y celebrar el acto de colaborar.
Es una semana para valorar la compañía. Juntos comprendemos que el valor individual se fortalece y se luce en todo su esplendor. Lo individual nos ha servido para ofrecerlo como parte del fruto comunitario. No puedes dar lo que no tienes, y ahora tienes mucho más cuando sumamos fuerzas, sentimientos y potencialidades para contribuirnos. Semana para recibir más de lo que esperábamos, sólo si sabemos conducirnos en los límites del respeto y la armonía. Semana para recibir ofertas, propuestas o enseñanzas que nos harán más fuertes y abundantes si sabemos trabajar sumando a todos. Colaborar no es regalar lo que soy, sino saber las reglas del fluir el intercambio de dar y recibir lo que necesitamos con armonía. No regalo todo porque me quedo sin valor, ni recibo en exceso porque no sabría administrar tanta energía.
Semana para valorar al otro a través de ti. Saber que hay niveles de conciencia y aprender que estar en armonía no significa vivencias felices, sino en sano equilibrio. Comprender que los que quedaron atrás, ya no participan de tu presente, y el límite ha quedado establecido en el lugar de los recuerdos. Aprendemos lo mejor de nuestro pasado, pero ya no podría participar de mis contextos actuales. Has cambiado y el pasado no necesariamente lo ha entendido así. Ahora tu presente te obliga a actuar con tu presente, y los sentimientos de hoy sólo van hacia un mañana de valor y no un pasado de culpas. Ya no hay nada que hacer con lo vivido, ahora sólo te toma tiempo soñar, planear y vivir el hoy hacia tus delicias.
Comprender que la buena y gran amistad no es la frontera para cerrar otros vínculos. La amistad se valora en la libertad. En tiempos de comunidad, lo exclusivo no significa cerrarse o negar lo demás. Tienes el permiso para disfrutar con varias comunidades a la vez. Y tienes energía para intercambiar valor que te dan alegría y tranquilidad. Pero comprender también que lo único que nos mantiene en equilibrio es cuando se respetan los límites de tu actuar. La honestidad con uno mismo es el comienzo de entender que cuidas al otro cuando te cuidas a ti mismo. Y no engañas o confundes al otro cuando cruzas a lugares que te confunden. Ser honesto es pensar, sentir y actuar en forma coherente.
Y finalmente, comprender que los que no están de acuerdo contigo, no podrán convivir el fruto de tu presente. La distancia es una manera de amar muy poderosa que cuida todo lo que te rodea. La distancia es una forma de entender que por más esfuerzo de acercarnos, hay aspectos que no llenan tu satisfacción o protegen tu equilibrio, y por esa razón, la distancia es la armonía más profunda de sabernos en paz. Nos miramos con distancia cuando tenemos que vernos, pero no estamos obligados a mirar hacia donde no queremos.
Semana para disfrutar de todo lo que te rodea. Está para ti. Están para ti. En “par” y en forma de equipos o comunidad, todos están para celebrar tiempos de abundancia. Los esfuerzos son con gozo, sino pierden valor. La vida en la Tierra no es un trabajo de sufrimiento, sino de deslumbre que nos debe llevar a la celebración de cada descubrimiento, cada sentimiento, cada enamoramiento y cada apertura que desde uno se ofrece al otro, y el otro te ofrece. Las relaciones son la clave para entender esta semana.

Un comentario en “Semana del 1 al 7 de agosto

  1. Gracias Fernando! Siempre reconfortan tus palabras. Acabo de separarme y me siento un poco triste y sola y te leo y me dan ganas de seguir y me das esperanza. Un abrazo fuerte!!!!

    Obtener Outlook para Android

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s