Semana del 18 al 24 de julio

Semana de luna llena…. una buena luna… Sin que lo propongas, dirás, se manifestará, aparecerá o sucederán las respuestas que estabas esperando. Y son los primeros resultados de un trabajo interno de preguntarse mucho por dónde está el lugar que sentirás la realización. Llegarán las primeras evidencias a finales de agosto, aunque ya se acercan días con brotes de luz luego de la pequeña tormenta de la semana pasada. Llegamos preparados a decidir con frescura lo que nos parece vivir de lo que no. Todo en forma muy espontánea, sonriente. Pero también muy real, pues Leo que entra con gloriosa presencia, en su manifestación terrenal, ordenará las piezas que quedaron revueltas, encontrando joyas extraviadas que brillan en forma de noticias, novedades, sentimientos y revelaciones. También de finales y conclusiones donde sólo queda el análisis de nuestras responsabilidades, porque más que perder, parece un tiempo de comprender. Y algo debemos aprender, porque no son tiempos de estar a medias, sino de elevar compromisos totales con nuestros sentimientos, acciones y propósitos. Y si no podemos estar plenos en el compromiso, mejor la retirada honesta hacia lo que sí podemos sostener. Y es una semana para reincorporarnos al crecer personal pero ahora hacia fuera, de dentro hacia fuera, sabiendo que hay Fe y energía a reconstituirnos más empoderados, más plenos, más sabios.
Semana para la quietud en los aspectos económicos, pues nadie decidirá en forma externa, aunque las preferencias están tomadas. Ya decidiste invertir, postular, cambiar, o tal vez, decidiste la cautela. Puedes intuir sin suponer, y adelantar tus pasos para mejores días. A la vista hay ofertas y alternativas a lo que realizas. Y sin nervios y con soltura, podrás tomar todo lo que se te ofrece, pues hay buenos tiempos para que se concrete todo lo que viene con buenas intenciones. Ya vienen semanas donde se reconoce el valor profundo de tu actuar. Ahora, reconócelo para ti.
Dejamos atrás lo que ya no tiene sentido, ni posibilidades de volver a su estado anterior. Pues nada vuelve como estaba, nunca nada será como el pasado. Pero esas vivencias nos enseñaron a reconocer nuevos momentos, de los buenos, tranquilos y prósperos. Se fortalecen nuevas relaciones y cargadas de nuevas señales, a veces como anunciando la intensidad que buscas, como también algunos ensayos de lo que sueñas. Lo importante es que te animes con lo que se puede sentir, pero el sentir propio, porque no tenemos control sobre el actuar y sentir del otro.
Semana para bendecir nuestra alma, recogiéndonos a la oración espontánea y dialogo con la Divinidad. Inventa tus rezos, hazlos con sentimientos profundos, pero sin súplicas, sino con agradecimientos, porque el universo espiritual no habla tu idioma, pero reconoce tu sentir, y en cada confesión y ritual vibras con una pasión que mueves las estrellas. En la noche de Luna Llena, deja que su luz invada tus objetos sagrados. Al amanecer, la limpieza y la energía de la oscura luz blanca de la luna, renueva el sentimiento más profundo de cualquier elemento sobre la Tierra, y permite volverlo un objeto de poder. Poder para ti, poder para tener Fe.
Es una buena semana, de orden, de tranquilidad, de concretar, de emocionalidad y espiritualidad. De lindos encuentros sin expectativas, porque de expectativas se hizo la frustración. Semana para darnos cuenta que somos fuertes, y lo somos.

Un comentario en “Semana del 18 al 24 de julio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s