Semana del 11 al 17 de julio

Semana de nuevos puntos de vista, si es que te atreves a mirar el desorden desde esa perspectiva. Sino es así, entonces es una semana donde las circunstancias te obligan a vivir algo el desorden necesario para encontrar objetos perdidos que no sabías que llevabas en tí. No sabrás si celebrar lo que descubrirás, o asombrarte por el pequeño caos que se aproxima. Pero los caos traen siempre buenas noticias, porque te acercan a las decisiones que marcan tu vida. De la misma manera como resolviste los asuntos a final de marzo, decides cosas trascendentes para tu vida.
El caos no significa derrumbe. Significa que el orden que tu habías querido o el sentido de lo que tu estableces como ordenado, sean llevados a un lugar donde no hay control y te obliga a observar con mucha atención en los detalles. Es como si el universo nos colgara de los pies para mirar desde la altura el mapa del territorio que certificas como verdadero. Y lo es, sólo que tiene detalles que no apreciabas y que son los que realmente se transformarán en joyas para tu vida. El juego esta semana está en ver la belleza del caos que se vuelve valor, o instalar la ceguera para nuevamente dejar pasar esas posibilidades que son parte integral de lo que te dará paz, amor y sentimientos. Evitar una conversación puede ser el inicio del evitar recibir buenas noticias. Evitar un asumir laboral puede ser el comienzo de la pérdida de un camino de prosperidad. Todo caos desarma lo ordenado, y muestra lo perdido. Encontrar objetos, posibilidades, caminos y sentimientos son las bellezas que nos ofrece el destino en estos días.
Semana donde comprendes que debes decidir para lo verdadero y no para las posibilidades que podrías evaluar. Las posibilidades se agotan y te pones al borde de un escalón que te ofrece pasar a otro nivel, aunque veas el precipicio, que no es tal. No hay muchas salidas, pero sí muchas cosas que disfrutar. Contradictoriamente, si bien las angustias va por dentro en el mundo emocional, por el externo fluyen las alegrías, celebraciones y pequeños logros que significarán determinantes señales para las preguntas de mañana. Semana de conquistas. Semana de determinaciones. Semana de luces claras y concretas que, con algo de atrevimiento, determinan muchas cosas.
Mientras tanto, en el mundo interno, las emociones crean supuestos profundos. Es momento de poner fin a los celos, a las tragedias, el pasado, las invenciones de derrumbes y a los desastres que, sólo lo desconocido del sentir profundo, te pueden llevar a tanta fantasía. Lo real es lo que has creado, y lo has hecho bien. Lo real es lo que se te confirma que es posible, y está allí para ti. Lo real es lo que se puede contar a otros con orgullo y sonrisa, y ya has contado mucho y con muchas sonrisas más que dudas. Lo real no es lo que te dicen los demás, sino lo que se ha construido y desde ti y el avanzar se va consolidando naturalmente. Cada cual con sus pasos, cada cual con su verdad.
Semana para ahorrar y tener prudencia en los gastos, porque las ganas de celebración nos invitan a los excesos, y son esos caos los que después nos muestran que pudimos obtener recompensas de la misma manera como nuevamente tendremos que hacerlo. El gastar de más es lo que debemos evitar. Y a su vez, prudencia en la alimentación y en el sueño. Descansar lo necesario permite la vitalidad del día. Semana perfecta para observar tu dieta para darle calidad a tu cuerpo.
Semana para comprender que no hay nada más hermoso que la narración del caos vivido y donde pudiste comprender cada detalle del desorden. El desorden se disfruta bailando y cantando. Bailas muy bien y cantas muy hermoso, y tiene más valor en medio de la marea cuando se agiganta. Porque de la tranquilidad no se hicieron los valientes, sino de las adversidades que se atrevieron a cruzar. Y el pequeño caos que se presenta no es más que la obstinación de los caprichos de los demás que enseñarte que estás equivocado. Y tal vez no lo estás. Son sólo tus pasos de valentía los que te sostengan en medio de la tormenta, porque no hay peor acto que el no cruzar lo desconocido. Suele pasar, que al otro lado del horizonte, la belleza sea distinta y deliciosa para lo que tu vida necesita. De valientes se hizo la Tierra, porque el paraíso ya ha sido conquistado y guardado en tu corazón. Ahora nos ofrecen pocos caminos en el jardín de las delicias porque las posibilidades se van acabando, y que lo disponible se nos ofrece en todo su raudal.

Un comentario en “Semana del 11 al 17 de julio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s