Semana del 13 al 19 de junio

Semana para mirar nuestras causas personales, pero sin tomar aún nada como radical. Preguntarte si ya estás de acuerdo con cómo vives y cómo has permitido que los sentimientos que han brotado la semana pasada, se reencontrarán con los sentimientos que el entorno te ofrece. No son similares, y creemos que la realidad nos dirá la verdad, cuando ya sabes que la verdad la llevas dentro de ti, y no en el agrado de los demás.
Y aparecen intenciones de querer consolidar rápidamente nuestros proyectos. Aparece una energía maravillosa que te presenta lo práctico, y a su vez, con una claridad pocas veces sentida, mirando el destino de tus ambiciones. Aparecen las ganas de ser radical con tus causas, particularmente con las que rodean los sentimientos amorosos o relacionados a cómo te deberías sentir amado/a. ¿Por qué?, porque son tiempos de determinaciones. Y es como si lo divino te impulsa a salir de tu confort y de tu pereza, de tus amados tormentos y costumbres sufrientes, para sostenerte definitivamente en eso que ya sabes llamar estable. Pero es una decisión, y a veces la armonía asusta. Lo estable no es lo quieto. Lo estable es lo que te da sentido de vida y coherencia de felicidad. Si lo imaginas, ya podrás construir el mapa para establecerte allí. El resto son articulaciones y pequeñas decisiones para acercarnos y adaptarnos a lo que parece pleno y muy nuestro.
En estos sentimientos aparecen las causas personales. Esta semana miras que tienes actividades, trabajos, responsabilidades y vínculos que comienzan a girar hacia tus reales causas. Me refiero a que los caprichos, intenciones y sueños se sienten más sólidos que las rutinas acomodadas para conveniencias de otros. Y si bien, no son momentos de ser radicales, al menos en tu corazón se siente como si hubieras encontrado el sentido de vida. Vives como si ya hubieras tomado decisiones. Sientes como si hubieras vivido la revelación de ti. Actúas como si lo pendiente se haya resuelto. Concretas como por sorpresa al sentir tal poder de confianza, que al finalizar esta semana, tomarás las buenas noticias como parte de una recompensa que has decidido cobrar.
Pero los caprichos también te recuerdan que estás en movimiento, y que no debes nunca dar todo por logrado. Así que es una semana de esfuerzos que llenan tus encantos. Y te dirán que te estás dejando llevar por tus intenciones. Son las grandes señales de que entras al camino de la bendición. Y como si fueras seducido por las respuestas y verdades que aún no terminas de conocer, te atreves a impulsar tu paz interior. La seducción siempre saca cuentas creando apegos innecesarios. Y esa es la gran lección que aprenderás estas semanas: no necesitamos apegarnos para sentir, sino que celebramos lo posible dentro de lo imposible. Conservamos los sentimientos cuando soñamos con ellos, y no cuando se concretan en forma sólida, porque somos principalmente sentimientos, somos conciencia libre que adora el amor y la alegría, y si bien se manifiesta en forma física y concreta, el entusiasmo de soñarlo aviva el fuego de tu determinación y tu decisión que, como una causa personal, comienza a construirse eso que deberás soñar eternamente.
Cuida tu dinero y cuida tus promesas. Cuida tus vínculos y cuida tus sentimientos. Semana para tener cuidado con el valor de las cosas y el valor de tus actos. Cuidar el valor significa que cuando valoras, das sentido. Dale sentido a tus caprichos, a tu ambición, a tus proyectos, porque el valor es lo que nos da recompensa, y esta semana, viene a manos llenas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s