Semana del 8 al 14 de febrero

Semana de sostener las decisiones y hacer pequeños actos que le indiquen a tu alma interna que caminas distinto. Nadie espera que hagas radicales transformaciones pero si pequeños detalles que sólo te signifiquen a ti. Semana de detalles, semana de crear leves sustancias que te hagan sonreír y que sólo tu percibas esa pausa o elemento que se volverá el potencial en el mes de marzo y abril.
Estamos bajo la influencia de la Luna Nueva, la que bendice los actos irreverentes que suman energía para que te animen: cambiar la forma de tu cabello, tomar un curso que desees con capricho, llevar una piedra blanca en el bolsillo, modificar las rutas que a diario realizas. También es una muy buena semana para terminar de insistir en relaciones que nos dañan, y alejarnos de quienes no pertenecen a tu visión o tiempo presente. Esto último es importante, aprende a que estamos en tiempos muy nuevos y tus lecciones del pasado no caben completamente en los momentos presentes. Parecen pasos ya vividos, parecen momentos conocidos, pero vienen los imprevistos que no debemos temer, sino aceptar como parte de la plataforma que te sostendrá en tiempos donde el valor de lo aprendido se vuelve sagrado. Por eso creemos que debemos aferrarnos a los que nos conocen y, sin que nos llenen, preferimos los conocidos a los por conocer. Los nuevos desafíos y tiempos que vienen te necesitan consciente de todo lo aprendido, pero te necesitan pleno y gozador de la vida.
No somos capaces de evaluar con total certeza el momento presente. Cuando narramos nuestra historia del pasado, lo hacemos desde el valor que apreciamos el presente. Si crees que tu vida está amenazada, sólo verás las amenazas del pasado. Si ves con fortuna el estar acá, narrarás todo como aciertos casuales que llevaron a tu dichoso presente. Ese valor de hoy -incalculable cuantitativamente-, nos pide algo a cambio, nos pide al menos que narremos nuestro tránsito hasta hoy con buenos y valiosos pasos. Y que confirmemos que todo ha llegado hasta hoy con la fortuna del pasado, sin creer que el dolor, el sacrificio, el tormento o el sufrir son el capital que te ha traído hasta acá. Tu traes lecciones, pero también decisiones de paz por ti mismo. Nada fue al azar, y nada quiere que sufras. Elige narrar lo bueno y lo hermoso de las lecciones. Elige mirar que has llegado muy bien hasta este momento y que vives grandes posibilidades. Allí está lo importante de esta semana: elige hacer modificaciones, cambiar objetos, limpiar y transformar, hacer nuevos actos personales que sólo tu puedas valorar con pasión y amor. Es la manera de comprender que hoy construyes posibilidades muy distintas al pasado, y que hoy hay una característica que no tenías antes: conciencia de transformación. Tu creas tus posibilidades. Con lástima y victimismo, sólo creas tus siguientes tormentos y sufrimientos. Con sueños, visión y capacidad de disfrutar, sólo creas tu futuro paraíso.
Semana para comprender que se construye tu “yo auténtico”, libre de obligaciones sociales, morales, familiares y de apariencias que al final, comprenderás en abril y mayo que, cuando actúas sólo para la imagen de los demás, los otros dejarán que tu imagen se destruya, siendo sólo tu “yo auténtico” el que tenga que defenderse. Te sentirás derrotado o satisfecho, tu eliges. Habrán cambios en abril y mayo que sólo el autoestima, la valoración personal y la sensación de estar en la construcción de tu gran proyecto interno, permiten que esa estabilidad la disfrutes en lo que te apasiona. Si sólo te preocupa el sostenerte en el mundo, en flotar en las adversidades, en esperar momentos mejores, construyes el error mas grande que hayas visto. Espero que tomes conciencia y dejes de insistir en lo que no sucede, y te dediques a soñar lo que tramas como posible.
Y esta semana termina con la gran celebración del amor propio. Celebrar ese amor propio es la manera de dar bautizo a tu ser auténtico. No necesitamos definir felicidad en función del otro. No necesitamos creer que lo correcto es basarse en la compañía. El estar en par es una forma de regalar amorosamente lo que has ganado de ti, y no dar para que llenen el vacío con sentimientos carentes que arrastras de la niñez. Ya eres grande, ya comprendes tu verdadero presente, ya comprendes que pedir limosna sentimental trae profundos desasosiegos. Celébrate, gózate, anímate a soñar y construir esa perseverancia en tu gran sueño. Allí todos nos encontraremos en algún momento. Mientras, sólo deja que tu ángel tome lo que ves y te atraiga hacia lo que anhelas. Si no lo haces, la divinidad no sabe lo que quieres. Pero ten cuidado de soñar las presencias o actos de los otros, porque el ángel sólo es responsable de ti, y no del devenir de las decisiones ajenas, que por lo demás sueñan su propia felicidad, y posiblemente no sueñen cómo hacerte feliz. No te debes nada, sólo regálate lo que mereces para que goces y goces en medio de tus desafíos y agradables esfuerzos. Es una buena semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s