Semana del 25 al 31 de enero

Semana de cambios sutiles y profundos. Nada que temer, pero algo repentino, que aún no somos capaces de percibir completamente en sus consecuencias, nos ha dejado el final del movimiento de Mercurio retrógrado en Capricornio, y la bienvenida a la energía de la Luna Llena en Leo, que comienza la semana con buenas noticias. Es la energía de un fluir de nuestros pasados planes y que comienzan a tomar fuerza. Aún no comprendemos en totalidad el que, gran parte de nuestros sentimientos y actitudes, tienen mejor suerte si se complementan con un cambio de perspectiva. Y tal vez, no sea necesario el esfuerzo personal, sino que ese acercamiento de una persona que se volverá importante, esa presencia silenciosa de quien opine y resuelva tu dilema, esa persona amada que ha insistido en ofrecerte cariño, sea quien voltea los dilemas personales, laborales y familiares para que todo quede en una posición muy agradable.
A veces no necesitamos que los giros sean amables. A veces son radicales cambios que nos impulsan hacia un lugar que nos pueden hacer llorar de pena o explotar de rabia, pero quedamos en una posición privilegiada. Porque esos estallidos de energía de esta semana, esos chispazos de claridad, hacen que revelemos en nuestro corazón la manera de cómo deberíamos comprender todo lo que nos sucede. Y lo que nos sucede es una cantidad de hechos que intentan fluir, pero no encuentran la puerta para conducirse. Esa claridad, esa revelación, ese sentir que nace del querer y querernos, abre las posibilidades hacia lo que nos espera: nada más y nada menos que la perfecta posición de nuestros perfectos merecimientos.
Sucedieron cosas lamentables, se postergaron o cambiaron las fechas de un evento, se alteraron algunas condiciones, pero nada interfiere con el conducirte hacia el merecimiento. Te mereces tanto, que vas o llegas hacia eso tan único, pero no necesariamente en la forma de como tu elegiste. Lo lamentable sería que te quedes mirando la forma como suceden las cosas, creando el caos de cómo se coordinó todo para llegar al fin, y no mirar el fin que sucede de forma maravillosa. A veces tener temas para conversar con otros no es narrar los sentimientos de laberintos en cómo se movieron los eventos, sino en apreciar y valorar el benéfico resultado de todo. Las cosas, los sucesos y las personas llegan a su paz, pero de una manera levemente distinta. Comprendes que fue muy benéfico el que sucedan así.
Caminar distinto, hablar distinto, mostrar amor de manera distinta, leer cosas nuevas, conversar con nuevas o lejanas amistades, explorar lugares nuevos, viajar por nuevas rutas, comer frutas variadas, en fin, cuando eres tu quien promueve lo novedoso y nuevas formas de mirar todo, te acercas más cariñosamente a lo que el universo tiene para ti. Y tiene nuevos y valiosos propósitos que, el construir desde ya la disposición flexible a lo que te tendrás que adaptar positivamente, que crea en tu interior esa revelación, ese asombro que, sin ponerle valores de positivo o negativo, llegaremos a estar plenos y llenos de algo tan distinto que prefiero decirte que valores las sorpresas y maravillas de cómo se arma todo, para que veas un mapa nuevo, un presente muy dulce y un sentimiento que al mostrarlo al que siente por ti, promueve tu propia abundancia, tu propia plenitud y tu propia valoración.

Un comentario en “Semana del 25 al 31 de enero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s