Semana del 18 al 24 de enero

Semana dedicada a la creación. Semana para esperar que las ideas lleguen. A veces en forma de sueño, a veces en forma de inventiva. Semana para intuir los buenos planes, quebrando esa tendencia de tu cerebro de crear advertencias. Las lindas ideas nunca ocurren en esfuerzo, siempre las mejores creaciones son en estados de ocio. Por lo tanto, esta semana hay una dedicación a sentir que mereces descanso y libertad de obligaciones para dejar espacio a la creación.
Crear es la consecuencia de sentimientos de armonía, candor, pasión y principalmente cuando podemos concebir todo en paz. A veces creemos que las creaciones suceden en estrés. Esas no son creaciones, esas son invenciones para solucionar lo urgente. Y son buenas. La creación se hace con agrado, con satisfacción, con placer, con sentimientos.
Semana para recibir invitaciones que nos llevan a participar en delicias y placer. Estas invitaciones hay que saber seleccionarlas, pues todo lo que lleve al sentido de libertad, de gozo, nos hará muy creativos y seres dispuestos a explorar posibilidades. Estas invitaciones también son para asociarse y crear energía de talento y desarrollo económico. Es una muy buena semana para los comienzos. Como también, es una gran semana para imaginar transformaciones en el trabajo, o cambios definitivos que te coloquen en lugares de agrado y no de fastidio. Se vislumbran buenas posibilidades de cambio. Más allá de postular, es una semana que te puedes dedicar a explorar o buscar buenas posibilidades de cambio de trabajo, o encontrar buenos trabajos. Pero te repito, con mucho placer, gozo, alegría, paz y tranquilidad, la búsqueda se vuelve más certera.
Semana para ofrecer alivio a los acongojados. Semana para dar consejos. Semana para ofrecer inversión en sentimientos de paz y amor, para recibir a manos llenas el resultado más hermoso que te puedas esperar. De igual forma, semana para recibir desinteresados gestos de cariño y amor, tan necesarios para confirmar y llenar esas reservas de contentamiento que a veces cuesta florecer.
Ahora bien, creamos infinitas cosas para los caminos que se vienen. Creamos cosas, máquinas, soluciones, posibilidades, estrategias, riqueza, pero ¿cuándo creamos tiempo para el ocio y el amor?. Semana para reflexionar que la creación no necesariamente es hacer vertiginosamente, sino que tiene un espacio para la creación de ocio. En el ocio es la única posibilidad de dar soltura a las buenas ideas. En el ocio, es la única posibilidad de decir los verdaderos sentimientos que se transformarán en retorno, y que, en épocas de hacer, serán la energía complementaria para que tu creación, tu plan, tu estrategia, tu vida se llene de consentimiento para que tu sonrisa diga: todo vale la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s