Semana del 12 al 18 de octubre

Semana con una energía nueva que se acopla a las anteriores. Venimos en una serie de transformaciones que nos es difícil calcular cuándo termina una y comienza otra. Lo bueno es que todas van sacando lo mejor de ti, abandonando tradiciones que pesan o vínculos con los apegos. No es fácil por el amor o sentimientos que nos producen costumbres o emociones, y totalmente comprensible el no acostumbrarse a lo nuevo. Pero es nuevo, y al tiempo, comprenderemos que los tránsitos nos van dejando más maduros y sabios.

De eso se trata, que sea una semana de conciencia de todo lo nuevo que te rodea: la luz, los sabores, las nuevas amistades, y todo lo que se suma a los nuevos devenires… porque, aunque viajes al otro lado del mundo, o vayas a la esquina de tu casa, son viajes que cruzas fronteras. Para viajar, hay que cruzar fronteras, y las más profundas, son las fronteras del apego, la culpa, el miedo o la víctima.

Aplaude lo nuevo, pero esta semana, proponte ser una persona que se transforma en un agente relevante para alguien. Se el que dice una palabra trascendente, que ayude al otro, que impulse, que anine, siempre con sentido de amor y alma, pues más allá de las buenas intenciones, los que te rodean neceditan sentir tu sinceridad y tu fuerza. También sentirás lo mismo de la demás… todos seremos agentes de cambio, importantes. A veces diremos y escucharemos durezas, críticas y objeciones. Serán con buena intención. Miremos la lección que revela esa palabra, pues hasta del más distante enemigo aprendemos de la paz y la tranquilidad. Las palabras y lecciones más profundas a veces viene del más simple, anónimo y extraño. Los ángeles hablan así: en señales misteriosas que no alcanzamos a tomar porque tus ojos sndan detrás del marstro con nombre y apellido, y no descubrimos las profundas lecciones del más anónimo o insignificante.

Se tu también ese que transforma. Pero no impongas tus ideas, pues lo tuyo no es la única verdad y no es necesariamente lo correcto. Más bien, se quien impulsa la posibilidad de transformación en otros. Y tendremos que aprender, porque tal vez será a través de un gran abrazo, o quizá a través de una ofensa que te aleja definitivamente del agresor más escondido que tenías a tu altededor.

Lo sagrado no está en poner la otra mejilla, sino en ser agentes de cambio, medio para que los otros también respiren en paz, aunque nos duela o duela al otro. Porque son días de cambio, sin saber exactamente qué termina y qué comienza. Pero eres nuevo… ya comenzarás a notarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s