Semana del 20 al 26 de julio

Esta semana se inclina toda la fuerza y la energía para destacar una gran cualidad de ti: la bella madurez y el enfrentar la responsabilidad de lo que llevas dentro. Ser como el cristal, que permite a la luz el viaje a su interior, para poder reflejar su belleza, su energía y su mensaje. Los cristales atesoraron en su formación y su génesis un presente que han inmortalizado hasta hoy. Es lo mas presente que tenemos del pasado. Esa es su belleza y esa es la energía que sentimos cuando los apreciamos. La belleza la describimos y la suspiramos, pero su enseñanza no alcanzamos a racionalizarla, pues una parte de tu cuerpo (esa que habla con la energía de los objetos), se contacta con ese aspecto del pasado del cristal para poder apreciar su reflejo, su luz, su interior que se proyecta al exterior.
Un cristal ha sido testigo del paso de toda una historia, tal vez de millones de años, a veces en el submundo de la tierra, y otras veces en el lucir de una joya labrada por el orfebre. Un cristal nos recuerda la madurez y la responsabilidad.
Son tiempos donde tomamos conciencia, luego de semanas que todo se ha movido. Para algunos, muy positivamente y otros, el reordenamiento de la realidad que ha permitido dejar todo cómodamente para los nuevos pasos. Todo se está ordenando, y nada será como antes. ¿Por qué permitir quedar mirando lo que ya se perdió, sucedió o se transformó, como si fuera una pérdida o un desastre, si hoy tenemos la oportunidad de aprender que el nuevo orden nos beneficia positivamente?. La respuesta natural se orienta al “porque no nos gustan los cambios”, y a pesar de que tenemos más herramientas, experiencia y posibilidades, preferimos lo conocido y no lo por conocer.
Ser maduros no significa comportarse como el manual indica. Ser maduros significa ser conscientes que has viajado hasta este tiempo y es momento de relucir -como el cristal- toda la enseñanza atesorada. Esto implica que, quien es maduro es el que se revela al lamento y sonríe al nuevo momento.
Esta semana, aparecen energías muy fuertes que te llevan a tomar conciencia de que todo lo que llevas dentro es lo que te sirve realmente. Toda la experiencia acumulada, todos los errores, todos los que te han acompañado, han aportado algo para que seas quien eres y a su vez, para que tomes lo recibido.
Esta semana, con todo este equipaje, adecuamos el sentir de nuestro propósito. ¿Tenemos un sentido?, ¿tenemos un propósito claro?… no importa la respuesta, lo que importa es lo que nos inspira la pregunta.
Esta semana, y durante las próximas seis semanas, estaremos mirando desde nuestro interior hacia lo que nos rodea. Es decir, muy sensibles desde lo aprendido. Muy fuertes desde lo que hemos superado. Muy decisivos desde lo que no permitimos que suceda nuevamente. Muy amorosos desde lo que merecemos recibir y lo que entregamos con calidad. Muy guerreros, sabiendo que hemos sido diseñados para la paz y no para la contienda, pero, luego de todas las batallas, nos recogemos en el refugio de los sentimientos para curar las heridas y sonreír en tiempos de tranquilidad. Nada nos ha sucedido por error, mas bien, cada suceso, cada fracaso, cada logro, son las claves para entender este tan poderoso momento interno. Las respuestas no están en los sabios, las respuestas están en tu experiencia. Deja de contratar profesores, pide ayuda para revelar tu interior.
Esta semana, surge la responsabilidad, esa que nos hace conscientes, esa que nos marca el límite de comprender que tu actuar en el mundo debe detenerse en el actuar de otro. Es una semana para actuar firmemente en la construcción de nuevas abundancias y nuevos proyectos. Es una semana para comprender que los logros tienen una base de tranquilidad y bienestar, por lo que muchos esta semana toman conciencia de que, si no aprenden a sanar la escasez de su mente, la incertidumbre de su corazón y las programaciones de miedos de otras eras, no podremos dar inicio a los nuevos caminos que se nos presentan. No es momento de despedidas aún, es momento de lecciones.
Esta semana, renuncia a ser protagonista de tu historia, vuélvete el guionista de tu presente. Decide por ti, decide para ti y decide desde tu gusto y pasión. Abandona el ser participante de tus clanes, vuélvete el líder que aporta un detalle, o a veces lo contundente. Hazte responsable de ti y toma conciencia de tu parte en cada suceso, pero libre de obligaciones tediosas y comprometido con lo que suma a tu sueño. Luce de tu interior esa actitud responsablemente irresponsable, ó irresponsablemente responsable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s